ENTREVISTA • BOSQUES: INVOCACIONES, LIBERTAD Y MISTICISMO

Bosques. Foto: María Felina.

Contactamos a Juan Cruz del Cerro y Marcos Díaz para conversar sobre “Invocación” nuevo álbum de Bosques, lanzado por Fuego Amigo Discos. A diez años de su debut discográfico con “Pleroma Sum”, nos contaron sobre sus inicios, su propio sello, el misticismo que rodea su música, proyectos paralelos y próximos planes. | Por Leandro N.

 

—Antes que nada, me gustaría saber cómo se encuentran: en qué puntos geográficos están viviendo y cómo están atravesando todo este momento tan particular a nivel global.
—Juan Cruz: Me encuentro en la sierra de Ancasti, Catamarca. En un claro, al lado de un río. Tiempos de nomadismo en un contexto de cuarentena planetaria.
—Marcos: Yo estoy en Capital Federal, personalmente bien. Me encontré con más tiempo para pensar y reflexionar sobre mí y el mundo en general. He cambiado algunos hábitos y estoy tratando de llevar un estilo de vida más saludable.

—¿Cómo se conocieron y en qué momento personal de sus vidas se comienza a gestar Bosques?
—M: Yo venía de algunos proyectos musicales adolescentes. En esa época estaba descubriendo muchísima música nueva que me cambió la forma de escuchar música para siempre. Tenía muchas ganas de hacer algo nuevo, original, experimental, mi propia cosa; en ese contexto conozco a Juan Cruz de casualidad en Plaza Irlanda y pegamos buena onda, nos empezamos a juntar a improvisar música y así el proyecto se empezó a gestar de manera muy natural, sin planificación. A veces con Juan Cruz nos gusta pensar que Bosques es algo que ya existía de antes, solo que necesitaba que nos encontremos. 
—JC: Creo que cada uno venía por caminos musicales bastante diferentes. Pero desde el primer momento que nos juntamos a tocar y grabar, sin ninguna idea preconcebida, en la habitación/terraza en la que yo vivía, ya estaba sucediendo Bosques.

—Me gustaría que podamos hacer un breve recorrido por la discografía de Bosques, previo a la salida de “Invocación”. Sensaciones, ideas, formas de grabar, instrumentos utilizados, etc. 
—JC: Todos los discos de Bosques son obras conceptuales, y la discografía constituye asimismo una obra integral. Una obra viva, además, que se nos fue descubriendo a sí misma a medida que la íbamos (y vamos) creando, desde nuestro encuentro y en relación a todo lo demás.
—M: En todos los discos hay instrumentos, métodos de grabación y músicos invitados distintos y nuevos, dependiendo de los recursos que tengamos a mano, y eso no hace que sea un factor limitante, por el contrario, cada disco tiene su propio sonido y esencia. Es algo que enriquece la obra total.

—Se cumplieron 10 años de la salida de su primer álbum “Pleroma Sum”. ¿Cómo le ven en retrospectiva? ¿Qué sensaciones les produce hoy?
—JC: Pleroma Sum es como una semilla de Bosques. Una voluntad de ser, mutar y trascender que expresa y explora mundos, vidas, músicas.
—M: Durante el proceso de mezcla de "Invocación", volví a escuchar nuestros discos anteriores. Algunos hacía años que no los escuchaba, como es el caso de "Pleroma Sum". Desde el lado emocional me encanta, me trae muchos recuerdos. Fue gestado y pre-producido en los bosques del sur y posteriormente grabado en Capital en el estudio de Fran Marafioti, un viejo amigo de barrio. Mantiene la energía fresca, nueva, arriesgada. Musicalmente hay cosas que creo que envejecieron muy bien.

Foto: Rafael del Cerro.

—Desde los comienzos de Bosques formaron su propio sello Pleroma Discos. ¿Cuál fue la necesidad de crearlo y quienes los inspiraron? ¿Qué particularidades tienen las ediciones físicas?
—M: Pleroma Discos es una emanación de Bosques. Somos bastante celosos de nuestra obra, es algo sagrado y puro para nosotros. Viéndolo de esa forma, Pleroma Discos surgió como una necesidad de acompañar, representar y proteger a Bosques en el terreno extra-musical, bajo la misma óptica. Tener nuestro propio sello hizo que nos sintiéramos con la libertad de hacer lo que quisiéramos sin depender de nadie. Por ejemplo, con nuestro primer disco hicimos una tirada de 350 CD-R y cada uno tenía un arte de tapa único e irrepetible, resultado de experimentos y manipulación con una máquina fotocopiadora de un negocio donde yo trabajaba en esa época. A mi particularmente me inspiraron sellos como FAN Discos y K Records.

—También desde ese momento se vincularon con el sello inglés Reverb Worship. ¿Cómo llegan a ese encuentro? ¿Cómo ven la proyección de Bosques a nivel internacional?
—M: Efectivamente, una noche de la nada recibimos un e-mail con su propuesta de edición y luego de una breve negociación, aceptamos y al tiempo nos llegaron algunas copias de muestra. Quedó la buena onda y luego editamos dos discos más con ellos. En simultáneo empezaron a aparecer varias notas en medios extranjeros y gente hablando o recomendando nuestros discos en foros de música. En el 2015 otro sello inglés llamado Deep Distance nos editó un vinilo 10”, hizo 300 copias y se agotaron. Es algo loco y gratificante.
—JC: Que Bosques llegue a oídos que resuenen con su búsqueda, donde sea y cuando sea. Esta es, a fin de cuentas, la proyección que nos interesa. Agradecemos todas las posibilidades que se nos brindan para poder compartir y expandir esta obra, que tanto nos da.

—En sus redes sociales hacen referencia a Bosques como “música mutante” y/o “música libre”. En la era de las etiquetas, ¿cómo definen y resignifican, profundizando en estas concepciones, lo que producen y transmiten?
—JC: Bosques es música mutante porque atraviesa las formas con el propósito de la libertad. No busca pertenecer solo a un mundo único y determinado, sino existir de acuerdo a un entendimiento y voluntad de trascendencia que habita y hace a los mundos armónicos posibles.

—Se puede presentir una atmósfera cercana a Spacemen 3, Spectrum y Spiritualized. ¿Qué referencias musicales y extramusicales creen que atraviesan a Bosques?
—JC: Compartimos el gusto por esas bandas, pero nuestras referencias no se limitan a ninguna otra idea más que a la intención de encontrar un camino de música viva, el buen viaje, entre la espesura inconmensurable del sonido. Y en este mismo sentido, en el pensamiento/poesía podríamos mencionar muchas referencias posibles (taoísmo, gnosticismos de todas las eras, ciertas tradiciones chamánicas), pero lo más importante de todas ellas tiene siempre que ver con la búsqueda irrefrenable de la libertad intelectual, artística, espiritual.
—M: En 2013 editamos con Pléroma Discos un homenaje latinoamericano a esas bandas que quedó muy bueno.

«Bosques es música mutante porque atraviesa las formas con el propósito de la libertad. No busca pertenecer solo a un mundo único y determinado, sino existir de acuerdo a un entendimiento y voluntad de trascendencia que habita y hace a los mundos armónicos posibles». —Juan Cruz del Cerro.

Artwork: Marcos Díaz.

—“Invocación” es su más reciente álbum. Me gustaría que nos cuenten cómo trabajaron durante el proceso creativo y de grabación. ¿Lo hicieron a la distancia?
—M: En realidad sólo la mezcla del disco fue a distancia; es algo clave en nuestros discos y siempre la trabajamos juntos, así que hacerla de esa manera no fue poca cosa. En diciembre del año pasado Juan Cruz vino a Buenos Aires con algunas ideas, letras y melodías para un disco nuevo. Estuvimos aproximadamente 40 días bajando esas ideas a canciones, consiguiendo instrumentos y recursos, grabando y probando cosas en 3 locaciones distintas. Luego Juan Cruz se volvió. Estuve 6 meses grabando el resto de mis partes y mezclando en mi hogar. Donde vive Juan Cruz no hay señal ni conexión a internet, así que cada algunos días se iba al pueblo a descargar las bajadas que yo le iba mandando. Así se terminó la mezcla del disco. Luego le mandé los audios a Peta D’Agostino y en su estudio Moloko hizo suma analógica y master del disco.

—¿Cuál es el concepto de “Invocación” y qué búsqueda que idearon desde lo estético, la portada, pasando por las líricas y la música? ¿Creen que existe alguna relación con lo que está sucediendo a nivel global (virus, incendios, explotación de recursos naturales, etc)?
—JC: "Invocación" es precisamente la expresión de todas estas intenciones que encarnan en Bosques. Quizás la más importante sea la del entendimiento de la trascendencia; espacial, temporal, abstracta y literal. Siempre nos hemos dedicado a mutar, a dejar/hacer que la música sea; de eso hablan en gran parte nuestras canciones. Y mutar con memoria ante el veneno del mundo es trascender la muerte. La libertad del futuro, y el futuro de la libertad, tanto en este mundo que atraviesa un trance de muerte colectivo como en cualquier otro, pertenece a los mutantes que sean capaces de seguir haciendo música, más allá de la forma y el instrumento, con entendimiento y voluntad. Este disco/invocación tiene múltiples lecturas sincrónicas posibles. Establece un puente entre la literalidad más pura y la abstracción más total. Continúa y se adentra aún más en lo expresado por "El Centro del Vacío", por "Yuco", por "El Fantasma Sagrado", por "Eomaia", por "Libro para salir al Día", por todas nuestras canciones en realidad (incluidos nuestros más recientes lanzamientos). Y al hacerlo nos ha llevado a través de un viaje que, como quizás no podía ser de otro modo en Bosques, resulta ser tan ancestral como futuro. Ancestral y futuro como la conexión entre el magma y las estrellas. Transtemporal y transterrestre. Electromagnético. Para aprovechar el espacio que nos brinda esta entrevista, voy a ensayar muy brevemente una de las lecturas que yo considero posibles de esta invocación. En una experiencia cercana a la muerte, la psiquis de una persona puede "astralizarse", adquirir un cierto conocimiento de sus potencialidades más allá de una vida presente. Es posible decir que en la inmensa mayoría de las prácticas llamadas chamánicas de todos los tiempos, siempre y cuando hayan sido honestas y serias, esta visión es la que se busca, junto con la apreciación ecosistémica, a través de la confrontación con la muerte, el contacto con fuerzas elementales, y la superación de todo miedo. Y esta es, precisamente, la visión gnóstica (a esto hacen referencia las palabras Pleroma Sum). En el fin de un mundo, en un terremoto revelador, es toda una psiquis colectiva la que adquiere esa posibilidad (la de astralizarse, es decir, la de comprender y recordar mejor el lazo que la une a las estrellas). Es en esta comprensión y memoria estelar donde el futuro y la trascendencia se hacen posibles. 

—¿Sobre qué instrumentos trabajaron/experimentaron para “Invocación”? ¿Realizaron algo diferente con respecto a otros álbumes?
—M: Para este disco trabajamos con un montón de instrumentos autóctonos y de diversas partes de Latino América, sonoramente nuevos en nuestra obra. Hay quenas y quenachos, teponaztli, shekere, djembe, güiro, charango, maraca chamánica, etc. que cerraron y potenciaron el concepto del disco. También estuvimos experimentando con cinta magnética, deformando partes, añadiendo textura y haciendo loops a mano. En “Invocación” no hay cello, que siempre fue un instrumento muy presente en Bosques, así que desde el comienzo sabíamos que en ese sentido este disco iba a ser distinto al resto.

«(En "Invocación") Hay quenas y quenachos, teponaztli, shekere, djembe, güiro, charango, maraca chamánica, etc. que cerraron y potenciaron el concepto del disco. También estuvimos experimentando con cinta magnética, deformando partes, añadiendo textura y haciendo loops a mano». —Marcos Díaz.
Foto: Bosques.

—Hay un proyecto derivado/paralelo a Bosques, que es Entidad Animada. Este año editó “Aplanando la curva” y “Cámara de bruma continua”, ambos por Fuego Amigo Discos. ¿Qué nos podés contar sobre esto? ¿Qué similitudes y diferencias existen desde lo sonoro, conceptual u otras, con Bosques?
—M: Entidad Animada es mi espacio personal de experimentación sonora donde abordo la música de manera lúdica y casi ociosa. La cuarentena me dió un extra de tiempo libre, y esas publicaciones son el reflejo de eso. Las similitudes que encuentro con Bosques es que ambos proyectos buscan producir música libre y viajera, sin atarse o condicionarse por géneros, impulsada por el amor a la música y al arte. Diferencias muchísimas, principalmente que en Entidad Animada no hay demasiada premeditación y no existe el concepto, generalmente los discos son un rejunte de piezas musicales creadas en un tiempo determinado y que su conjunción me hace algún sentido; y Bosques es una obra conceptual en sí misma.

—Otro proyecto vinculado es Namirí (Esteban Guiragossian) quien fue parte de la formación de Bosques y de la grabación de “Invocación”. Qué pueden contarnos de su vínculo con él y su música.
—M: Esteban es nuestro amigo. Gran persona y músico, con una sensibilidad notable. Compartimos muchas aventuras y momentos muy lindos. Se sumó al final del proceso de “Invocación” e introdujo algunas texturas e instrumentos claves en el disco. Estamos muy contentos de haber contado con su participación y además saldamos una deuda pendiente, dado que nunca habíamos tenido la posibilidad de trabajar en un disco de "estudio" juntos.

—¿Qué importancia tiene dentro de Bosques y sus proyectos vinculados como Pleroma Discos y Entidad Animada, la ética del hazlo tú mismo?
—M: La mayor importancia, es la única manera que conocemos de hacer las cosas: hacerlo uno mismo y con ayuda de amigues.

—¿Qué planes hay en el corto y mediano plazo para Bosques y los proyectos alrededor?
—M: Bosques está vivo y su futuro son muchas posibilidades; por ejemplo, tenemos un vasto material de archivo, producto de haber estado en constante producción musical de manera ininterrumpida por 6 años, así que seguro el año que viene habrá música nueva editada. Con Entidad Animada tengo 2 trabajos nuevos pendientes para terminar de pulir y editar. Por otro lado, Juan Cruz tiene un proyecto musical con una amiga en Ancasti llamado Vira Vira que es hermoso, la idea es ir allí a grabar y producirles un disco, apenas esta situación me lo permita.

—Muchas gracias por su tiempo y predisposición, ¿algún mensaje final o algo que quieran decir que no pregunté? 
 —JC y M: Muchas gracias a vos y a quienes hayan leído esta entrevista. 
_______________________________________

CONTACTO & PLATAFORMAS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUBCULTURA FANZINE #8
Conseguilo con envío incluido (ARG) en https://bit.ly/3hRD8zX 

APOYO & APORTE VOLUNTARIO
Si te gusta lo que hacemos, nos podés invitar un cafecito ($50 ARS) en https://cafecito.app/subcultura. ¡Gracias por el apoyo! •