ENTREVISTA • SUR.I.NAME: NUEVOS AIRES DE ESTACIÓN ESTIVAL

Sur.i.name: Jose Novoa, Sophie Twardowski y Ricardo Julio. Foto: Gonzalo Morales.


“La Patagonia es la esencia de nuestro arte. No porque nos interese estéticamente o porque amemos el lugar sino porque es lo que somos”. Sentido de pertenencia. 

Por German Ponce | Eso es lo primero que transmite esta genuina declaración de principios Sophie Twardowski, voz y guitarra de Sur.i.name. Formadxs en el verano del 2019, este proyecto que completan Ricardo Julio (The Grete) en bajo y José Novoa (Knife) en batería, nace desde la espontaneidad y particular vibra de esa zona durante la temporada de vacaciones, en principio más como una necesidad efímera de vivir el momento, disfrutar de la amistad en arte y dejar volar las ideas que, claramente, el sur impregna en la memoria emotiva de sus composiciones. 

Sophie agrega que “hay una idea muy formada paisajísticamente acerca de la Patagonia andina pero no tanto sobre la meseta patagónica; y sucede que la morriña del sur de este lado proyecta en la memoria de la gente el viento frío del mar, los amaneceres en la playa con amigos, la inmensa estepa con escasos árboles inclinados por el viento… es un clima muy hostil, árido y ventoso que siembra en sus habitantes una nostalgia muy fuerte y es distinta a como generalmente se la piensa al decir “sur” o “Patagonia”. Eso es lo que buscamos representar y lo que representan las canciones en la historia que cuentan. Sur.i.name es un juego de palabras que tomamos del nombre Surinam (el país, que en inglés se escribe “Suriname”) y que podría ser algo como “yo nombro al sur”. Habíamos llamado así, con los puntos y todo, al grupo desde que comenzamos a charlar por internet sobre el proyecto, así que nos pareció bien dejarlo. También le decimos Yo nombro al sur”, cuando responde a la inspiración que la naturaleza de estos paisajes y vientos que surcan en las costas de Caleta Olivia (Santa Cruz) ciudad e identidad de este trío de post hardcore/rock alternativo (como ellxs se definen).

”Nos juntamos a ensayar los últimos días de diciembre, teníamos 3 o 5 días hasta nuestra fecha debut, que en realidad era una presentación de Adiós (n. de. r.: proyecto solista de Sophie). Desde ahí y hasta el último día que tocamos fue todo un flujo constante que capturó 5 presentaciones, casi todos los días del mes de ensayos, 2 semanas de grabación y, sin que nos diéramos cuenta (por haber estado tan al palo) grabamos un EP”, refiriéndose la cantante al trabajo que fue estrenado el pasado 5 de octubre en sus redes y plataformas digitales. 

Arte de tapa: Nahir Romero.

Hablamos de “Estival”, conjunto de cuatro canciones que desde el minuto cero con el bombo al pecho que patea Novoa, nos marca el pulso de “No sabes lo que es (estar lejos)”, canción elegida como corte de difusión y lanzado en julio de este año. Automáticamente de ese pulso, se desprende el rasguido de la guitarra, urgente, directa y que corta el aire en progresiones bien marcadas de sonidos cercanos a esa vieja escuela del emo marcada por bandas como The Promise Ring u Owls, donde las intensidades parecieran ser parte de una coda más que de un comienzo, y, de repente, como bajando en ala delta, todo va a un tono canción para reposarse en la tan particular voz de Twardowski en un tenue “y entre verdes amarronados, te mostraré / lo disperso que es el cielo al amanecer”. Y cuando hablo de particular, es porque ese fraseo se desliza cual pluma inmaculada por nuestros sentidos. Si bien ella referencia a cantantes como Brian Carley (voz de Penfold, otro bastión del emo), ofrece matices que nos rememoran a artistas como Ximena Sariñana o la mismísima y siempre recordada Rosario Bléfari. Podríamos decir que en esta primera canción ya conocemos en gran parte de que va la búsqueda de la banda en cuanto a influencias, composiciones y también intenciones, como Sophie comenta:

”Elegimos este tema porque es el primer capítulo de la pequeña historia que narramos, además de comenzar con ese machaque que es un golpe en la cara para el que viene de escuchar Adiós, plantea ahí una impronta distinta a los temas suaves y etéreos de Entre siempre y nunca” – y continúa – “en la línea general de la historia este primer capítulo tiene dos partes: la búsqueda y la llegada. La primera, en este caso, sonando de una forma bien enérgica mientras que después viene un “ven a encontrar lo que vimos. Una vez acá, volverás a sentir alivio”; esa invitación sugestiva se convierte acá en una bienvenida, un recibimiento dentro de un clima musical que es distinto al primero, mucho más desapegado de la realidad, casi como en un sueño. Todos los temas del EP presentan esa dualidad sonora y lírica en la narración. Mientras que la estructura de las canciones siempre son en dos partes y se separan por los paréntesis; “no sabes lo que es” y “(estar lejos)”. Como en un libro, cuando tenés el capítulo X con las partes I, II, III..., solo que utilizamos los paréntesis para marcar esa división”.

En el Alef Libros (Caleta Olivia). Foto: Nahir Romero.

Colgadxs de ese “sueño”, nos colamos en “Carta de exilio (sobre virgulilla)”, respetando en distinto sentido el caos y las intensidades propias de la banda. Algo para destacar es la oportuna intervención de Julio en las cuatro cuerdas, tanto como sostén de las armonías como en el aporte de interesantes líneas para ocupar esos espacios que los silencios de la voz o la guitarra deben también respetar, o mismo, es aprender a conocerse desde la propia experiencia de los ensayos. “La mezcla entre los tres va por bastantes lados. José es un baterista de música pesada, hardcore y punk específicamente; también entra en las ramas del post-rock. Richi siempre fue violero y quería ejercer el bajo acá, conoce el jazz del estilo de Chet Baker y el rock alternativo de la índole de Interpol”, comparte la cantante en suma a las referencias sonoras. Es en éste donde encontramos otro interesante recurso vocal, como es el spoken word, algo que ya conocíamos de Sophie y su veta poética en Adiós. La tercer pieza de este trabajo es “Visité tus heridas (aire azul)", la cual comienza con punteo lírico bastante “spinetteano”, donde se combinan al unísono los tonos de la guitarra junto a la voz, armando desde ahí la melodía más apacible de "Estival", aunque su final si nos lleva a paisajes intensos y a su vez ambientales. Sobre los últimos poco más de cuatro minutos, nos hallamos en “Panapio (expediciones)”, canción que nos vuelve a presentar todos los recursos e influencias de la banda: armonías, intensidades, variaciones vocales, compases disonantes, velocidad, hardcore, emo, y un gran condimento como lo es el aporte de los coros de Gonzalo Morales, voz y guitarra de WRRN, aportando su garganta en desahogo y aumentar aún más la carga emotiva del desenlace de esta primer historia que desde Caleta comparte Sur.i.name. Sinceramente, cuesta creer que esta grabación fue dada en tan solo un mes. Esto habla de que existió un compromiso colectivo de aunar fuerzas entre los propios integrantes del grupo, amigxs y, por supuesto, la producción y posterior mezcla del disco. Grabado en MRP Studio (Caleta Olivia), "Estival" se posiciona como la banda sonora de un género que no ha estado muy activo durante este periodo que ya todxs conocemos. Eso le aporta un valor agregado, ya que no solo hablamos de un excelente trabajo, sino que aporta frescura a la propia escena.

Como siempre, hay situaciones o experiencias que rompen con ciertas estructuras en cuanto a los periodos o procesos que una banda y su posteriores producciones engranan en línea histórica. Sin embargo esta regla no aplicó en Sur.i.name, ya que durante la presentación en Alef Libros (biblioteca y espacio cultural caletense), ocurrió algo inesperado, pero gratificante: “Lo que pasó es que una fotógrafa del sur, llamada Nahir Romero y que está incursionando en la producción audiovisual, se le ocurrió cubrir el evento en el que tocamos. Cuando nos contó y lo vimos nos pareció excelente porque es un material que evidencia fielmente lo que vivimos. Un show en una librería local, en donde nos encontramos tocando junto a muchos de los amigos que tenemos en Caleta y algunas personas más que habían estado durante todo ese mes de verano y que salen en el video. Fue el punto culmine de esos planes efímeros que teníamos, el punto más energético de ese verano. Estos videos están disponibles en YouTube”, revela Sophie T., siendo estos registros la primer “presentación” de material de la banda.


Hay claras marcas de que la autogestión es el camino elegido por ellxs para continuar y organizarse como proyecto. Intercambiamos ideas con lxs protagonistas sobre la autogestión, cómo se organiza la escena en su ciudad y sus contrastes con respecto a la vorágine de Buenos Aires. Twardowski toma la palabra y declara: “en cuanto a la gestión, fue en nuestro pueblo donde tuvimos todas las oportunidades que nos permitieron armar la banda, tocar en 6 lugares y grabar en solo un mes. Jamás hubiera sucedido eso en Buenos Aires, o quizás hubiera sido un proceso mucho más largo. Por otro lado, sucede que la escena en el sur está casi siempre reducida a las localidades; no pasa como acá que tenes la posibilidad de tocar en Capital y al otro finde en Morón y después en Ramos; en el sur las localidades y las bandas están todas muy alejadas las unas de las otras, de hecho casi no hay contacto entre bandas de la meseta patagónica y la Patagonia andina, mucho menos con las zonas de más movimiento como Buenos Aires o Córdoba. Es muy positivo que haya sellos del lado andino que se estén volviendo más conocidos o que hayan empezado a establecer vínculos con el centro del país, como Hikikomori, aunque todavía estemos distanciados por el tema de la lejanía. También con la bienvenida que tuvo la banda nos comunicamos con el dueño de Mapache Records en Bariloche y charlamos de esto justamente, que las bandas de un lado y del otro estamos incomunicadas, desconocidas las unas con las otras. La autogestión es un valor imprescindible para nosotros y para las personas que trabajan a nuestro lado con sus conocimientos, su arte y su tiempo. Impulsamos esto desde nuestras economías personales pero no somos los únicos tres que trabajan sobre ello, detrás nuestro están quienes nos ayudaron con la producción, los instrumentos, los flyers, videos y cualquier actividad en la que fueron incorporadxs. Por otra parte recientemente formamos un colectivo llamado Cumbre Collective junto a Gonza de WRRN, Seba de Cursi No Muere y otro amigo llamado Migue San Martín, con el fin de ofrecerles a artistas la posibilidad de publicar sus trabajos. El EP de Sur.I.Name será el primer material editado en cassette, el cual estará acompañado de un fanzine que narra la historia de un personaje e imágenes de Nahir Romero, quien también se ocupo de realizar el arte de tapa de Estival”.

Sin ánimos de caer nuevamente en un lugar que solemos habitar, celebramos el valor que se le da a los proyectos de manera colectiva. Es este intercambio de experiencias y el fortalecimiento de lazos entre lxs distintos actores de la cultura, el que nos va a seguir permitiendo afrontar un mundo colapsado de sobreinformación, referentes sin nada que ofrecer más que individualidad y de paradigmas por destruir para volver a construir desde la puesta en común. “Estival” es el resultado de esa primer instancia de construcción colectiva y aunque sus letras no traten directamente cuestiones ligadas a lo social, el último aporte de Sophie es clave: “Gracias a todo el colectivo de Subcultura por este espacio que nos dan para presentarnos. Desde este lugar en donde podemos invitar a lxs lectorxs a conocernos y saber nuestras opiniones, nos gustaría incentivarles a cuestionar siempre lo que uno escucha. ¿Cuántas bandas que escucho poseen integrantes mujeres? ¿Cuántas bandas cantan en otro idioma que no sea inglés o español? ¿Cómo suena el género musical que me gusta en otro país? Estas preguntas nos impulsan a buscar más allá de nuestro algoritmo. •
______________________________________

CONTACTO & PLATAFORMAS

ARTÍCULOS RELACIONADOS 

SUBCULTURA FANZINE #8 
Últimas copias con envío incluido (AR) en https://bit.ly/3hRD8zX 

APOYO & APORTE VOLUNTARIO 
Si te gusta lo que hacemos, nos podés invitar un cafecito ($50 ARS) en https://cafecito.app/subcultura. ¡Gracias por el apoyo! •