POR DENTRO DE LOS SELLOS DIY: BYM RECORDS (CHL)

Continuamos explorando y descubriendo el entramado que conforma el tejido la cultura subterránea a través de las voces detrás de cada proyecto. Distintos sellos discográficos de diversas latitudes que funcionan bajo la ética del házlo tú mismx cuentan cuáles son sus métodos y estrategias de producción, distribución, comunicación y financiamiento, entre otras. En esta oportunidad, contactamos a Juan Pablo e Ignacio Rodríguez aka Nes para charlar y compartir las experiencias de BYM Records (Santiago - Chile).


—Me gustaría saber sobre la historia del sello: cómo surgió el nombre, cuál fue la motivación de iniciarlo y cuántos miembros forman parte del proyecto.
—JP: Partió como una idea entre mi hermano Ignacio (Nes) y yo, que es como sigue funcionando hasta el día de hoy básicamente, pero primero fueron las bandas y el tocar en vivo. Así se fue armando una escena con varias cosas en común. Luego también hemos tenido la ayuda de amigos que han colaborado de forma variada, piezas gráficas, producción de shows, material audiovisual e invitaciones a tocar dentro y fuera del país. Todos ellos tienen sus bandas también y ¡a muchos les hemos editado su música! Todo gravita en torno a ellos quizás, porque creen en nosotros y nosotros creemos en ellos. Y más que una cierta estética en común, que la hay, lo importante era tener la música en vinilo, que creemos es el formato por excelencia. No bastaba con publicarlo en digital en My Space. Así nos pusimos a trabajar en mostrar la música de lo que estaba sucediendo en Santiago desde el año 2007-2008. 
—Nes: El logo BYM (Blow Your Mind) hacía referencia a que la música te iba a “volar la cabeza”, así se ve una explosión. Esa imagen cobra más fuerza en este tiempo de revolución, se ve claramente como la punta de la pirámide explota, y sale volando hacia arriba lo que estaba en su interior, se ve un despertar, una liberación.

—¿A qué géneros apuntan? ¿Cuál es el criterio de selección de los artistas?
—JP: Los géneros siempre me parecieron muy estrechos para catalogar una banda o nosotros mismos, porque no representan las ideas que hay detrás y cómo se gestaron. Son como etiquetas de laboratorio. Digamos que el género es como el lenguaje o idioma bajo el que se desarrolla una idea. En ese sentido nuestro idioma está más relacionado a la psicodelia y la experimentación, al rock y el uso de guitarras, pero no exclusivamente. Las ideas detrás de la música que editamos tienen un fin en sí misma, no es un envase atractivo para lograr más ventas, su fuerza radica en que es música genuina, legítima. La única forma que tenemos de saber esto es conociendo a la gente más allá de las etiquetas.
—Nes: Más que el género es de “feeling”, de seguro que tiene que haber una conexión más allá de lo musical con el artista, y cuando hemos editado o trabajado sin su existencia, todo falla, por suerte hemos aprendido de eso.

—¿Cuántas bandas y ediciones componen el catálogo actualmente?
—JP: ¡Bandas hay tantas como discos! Pero bandas activas podríamos decir unas 10, Mr. Ray, The Ganjas, A Full Cosmic Sound, Chicos de Nazca, Flores Silvestres, Jason Simon, Virginia Trance, Tsunamis, Lagunas Mentales, Yajaira, por nombrar algunas. También hay otros proyectos paralelos como Wild Parade, Special Cases.
—Nes: Si, ya vamos como en 75 ediciones sin contar las “colaboraciones” que serán unas 25.

—¿Ustedes forman o formaron parte de algún/os proyecto/s del catálogo?
—JP: Por mi lado soy miembro fundador de Föllakzoid y Special Cases, y participo como bajista en Chicos de Nazca.
—Nes: Actualmente soy baterista de The Ganjas y Wild Parade, he tocado con Nazca y Hell Gang, ahora estoy enfocando mi tiempo en un proyecto personal dúo llamado Crins.

—Más allá de la identidad desde lo musical, ¿hay elementos extramusicales que forman parte del sello, como por ejemplo, mostrar apoyo abiertamente a alguna causa y/o posición política en particular? 
—JP: Creo que la principal causa que perseguimos es la valorización y protección del patrimonio artístico no sólo local sino global, que en nuestro caso se ve reflejado en la reediciones de músicos de otras generaciones, como Héctor Sepúlveda de los Vidrios Quebrados y la colaboración junto a la Fundación Víctor Jara en la edición del catálogo en vinilo de Víctor Jara, que es un poco hacerse cargo de la historia y proyectarla. Es una causa que tiene que ver más con las obras y la música que nos inspira más que con un sector social determinado. La posición política está relacionada a esto, al rescate artístico y el apoyo a quienes lo realizan. Ya lo dije más arriba, las etiquetas no son muy útiles en este caso.

—En cuanto al proceso de producción, por un lado, en qué formato físico editan (CD, CD-R, K7, vinilo, etc) y por qué. Por otro, si mandan a fabricar o lo hacen de manera artesanal y qué cantidad de copias promedio realizan.
—JP: Desde el comienzo los esfuerzos se han enfocado a editar vinilos, acompañados con otros formatos como CD, cassette y digital. Mandamos a fabricar y también hay una matriz artesanal en BYM de la cual Nes se encarga.
—Nes: Una de las razones porque nos hemos mantenido vigentes de manera independiente, es que contamos con estudio de grabación y corte de vinilos, eso nos ha posibilitado manejar la cadena de producción de manera natural, no depender de otra entidades y manejar tu stock, tener lo justo y necesario. Además estamos próximos a echar a andar la última máquina fabricadora de cassettes que era propiedad de EMI Chile, el resto la destruyeron, así pensamos potenciar ese formato que junto con el digital y vinilo son los más usados en la actualidad.

—¿Qué importancia tiene la estética del sello, en cuanto a las portadas de los álbumes, flyers, etc? ¿Qué artistas/diseñadorxs se encargan de eso?
—JP: Las bandas traen sus portadas y labels, yo no me detengo especialmente en los artes de los discos, siempre que estos anden bien en la música, pero cuando algo resalta mucho a la vista, no de buena manera, es mejor comunicar esa impresión, ¡que por suerte no ha ocurrido! Por lo general trabajamos con gente con la que compartimos ideas y gustos, amigos, entonces no hemos llegado a ese punto.
—Nes: La mayoría de los trabajos tanto en flyers como en portadas de discos son trabajos hechos a mano por artistas independientes (más que diseñadores propiamente como tal), algunas son de cuadros incluso y cuando se puede tratamos de imprimir en físico, es importante.


—¿Qué tareas diarias y actividades específicas conlleva BYM? ¿Cuánto tiempo demanda involucrarse en el proyecto?
—JP: Por mi lado siempre estoy pendiente de lo que está pasando a nivel de las cuentas de Instagram, Facebook, etc., atento a alguna publicación en la que se nos mencione, tanto a nosotros como a la bandas, algún programa de radio que nos anuncie, pedidos de discos, antes de la pandemia organizar tocatas, planificar los lanzamientos. Yo diría que cuando ya estás inmerso en el trabajo del sello pasa a ser parte de tu vida diaria.
—Nes: Es día a día, puede ser alguna mezcla o grabación en el estudio, cortar un disco, terminar el arte de un disco, envíos, etc 

—¿Hay algún circuito en tu ciudad que encaje con la propuesta del sello? ¿Hay bares, centro culturales, casas donde poder hacer recitales (cuando se podía)?
—JP: En Santiago lamentablemente hay cada vez menos lugares tipo bares que son los que nos sentimos más cómodos para tocar. Los que se mantienen y frecuentamos son el Bar Loreto y Bar de René. Otros desaparecidos que esperamos que vuelven son el Club Mist y el Cine Arte Alameda, recientemente incendiado en las protestas de Octubre. Los centros culturales tampoco han levantado mucho, son quizás lugares poco específicos y muy rígidos para presentar lo que hacemos. Las galerías de arte han sido más apropiadas a veces. Pero por lo general cuando hemos querido tocar, nos las hemos ingeniado siempre encontrando casas que van a ser demolidas, otras abandonadas y arriendos de lugares o galpones que no son específicamente para shows, lo que significa que tenemos que producirlo entero. En regiones también hay bares que nos gustan como Casa de Salud en Concepción, la Vieja Escuela en Pucón, Casa Plan en Valpo. 
—Nes: La mayoría de teatros antiguos son usados por los Evangélicos, lo mismo las radios, hay 3 diales administrados por ellos. Falta un rescate patrimonial al respecto, sino los lugares son ocupados por inmobiliarias, por otro lado muchos locales/bares tienen un pésimo trato con las bandas, eso nos llevó a comenzar a hacer fiestas y shows en el patio del sello, y resultó maravilloso.

—¿Cómo manejan el tema burocrático y legal de la música? ¿Cuál es el arreglo que hacen con las bandas en cuanto a derechos de autor, registro de obra, etc.?
—JP: Los derechos de autor son siempre de los músicos, al igual que su registro de obra, ahí no nos metemos. Es decir, cada banda con la que trabajamos puede ir a inscribir sus obras en la sociedad de derechos de autor que desee, y ellos administran sus obras. Lo mismo con los derehos conexos derivados de sus obras.
—Nes: Y a pesar de que acá tenemos monopolio en sociedad de derechos de autor (SCD) siempre alentamos a los músicos que se inscriban para poder cobrar en caso de que algo salga, sino se pierde y queda para SCD.

—¿Cuáles son las estrategias de distribución de su música, tanto en formato digital como física? En caso de trabajar con distribuidores, ¿qué modalidad utilizan?
—JP: ¡Hemos hecho de todo creo! Intercambio nos ha funcionado harto con bandas que sabemos que van a vender, consignación lo hicimos pero a momento de ir a cobrar puede ser complicado. En formato físico apuntamos más que nada a que tiendas o distribuidores puedan comprar en lotes grandes, va a depender del disco que tengamos porque hay algunos que necesitan más presentación que otros.
—Nes: Lo importante es estar ordenado, y no confundir la amistad con las cuentas. Puede ser un problema y al final lo más cercano y confiable puede ser todo lo contrario.

—De todas las plataformas musicales digitales existentes (Spotify, Bandcamp, Soundcloud, etc) ¿cuál o cuáles consideran que se adaptan mejor al sello y por qué?
—JP: A mi me gusta mucho Bandcamp, que es como el My Space de los 2000. Pese a que no lo tenemos como sello, para las bandas es una muy buena forma de conectar con otras bandas, mostrar su música y ofrecer merchandising. Tanto para los sellos como para cualquier persona que esté de paso por la plataforma, es un lugar donde se pueden encontrar increíbles hallazgos.
—Nes: Me gusta Youtube, siempre y cuando no sean audios de baja calidad, se escucha horrible.

"Las ideas detrás de la música que editamos tienen un fin en sí misma, no es un envase atractivo para lograr más ventas, su fuerza radica en que es música genuina, legítima". —JP Rodríguez.


—Además de las ventas del material que editan, ¿tienen otras estrategias de financiamiento?
—JP: Hemos funcionando manteniendo los costos a raya y haciendo otras cosas para vivir. En mi caso trabajo en una productora de espectáculos, y siempre que tengo algún ahorro adicional lo pongo en el sello o en algún proyecto relacionado. Los últimos años tuvimos la oportunidad de hacer Psychic Ills, Moon Duo, CAVE y recientemente Sonic Boom, Bitchin Bajas, Mueran Humanos y Las Kellies para el aniversario 10 de BYM a fines del 2019. Si bien estos shows no representan un negocio en si, ya que la mayoría de las veces se pierde, nos ayuda a nosotros y a las bandas a tener más visibilidad. 
—Nes: El estudio de grabación, el corte de vinilos y hasta la paga de los shows en vivo (cuando se podía).

—¿Ha surgido algo positivo, alguna idea o estrategia distinta durante la pandemia mundial por el COVID-19 que puedan compartir? ¿Cómo reconfiguran la actividad del sello en estos tiempos?
—JP: Teníamos varias cosas pendientes de editar, así que de alguna forma estamos aprovechando que el tiempo va más lento para hacer esos lanzamientos de la mejor forma posible. El problema principal son los envíos dentro y fuera del país, que dependen de las oficinas de correos locales, han tenido demoras, al igual que los tiempos de fabricación, con esto no tenemos más que armarnos de paciencia.
—Nes: Por ahora nada tan radical, no me gusta mucho el streaming en vivo para música. Lo bueno es que nos ha dado tiempo para rescatar material inédito, y surgen ideas de abrir una veta literaria, sería increíble.

—¿Qué herramientas o métodos digitales y analógicos utilizan para difundir las novedades?
—JP: Estamos trabajando con medios digitales que apoyan nuestro trabajo, en Chile podemos mencionar a Sonidos Ocultos, Rockaxis, Super 45, Culto de La Tercera, Zona Girante de Colombia, Radios digitales como Súbela, La Central o las FM Valentín Letelier en Valparaíso, Sonar en Santiago y Radios universitarias U de Chile y USACH. También hay una radio en Sydney que nos programa harto, Mark Ward con su programa Sideways Through Sound. A esto sumamos un newsletter que enviamos de vez en cuando, cuando lo amerite, y nuestras redes sociales.

—¿Qué otros sellos nacionales o internacionales tienen de referencia? 
—JP: De acá de Chile están Yellow Moon Records y ETCS Records de Iván y Alvaro Daguer respectivamente, quienes también tienen la banda A Full Cosmic Sound. Algo Records también es un sello pionero, y Discos Pegaos en la parte electrónica. De Argentina, nuestros amigos de Crang Records, Estamos Felices y Volante Discos en Córdoba. En Perú, nuestro amigo Luis Alvarado de Buh Records quien ha hecho también un gran trabajo de rescate musical. En Portugal, otro amigo, Joaquim Duraes con Lovers and Lollypops. En Australia, el naciente sello Weisskalt Records que editó en vinilo a Special Cases. En Estados Unidos, Sacred Bones Records con quienes hemos trabajado ya por un largo tiempo y Hueso Records del artista chileno radicado en Nueva York, Iván Navarro. En Inglaterra, ATP Recordings y Cardinal Fuzz. En Italia, Bronson Recordings, y en Suecia, Mälmo Inre de nuestro amigo Magnus. 
—Nes: Y Lance de Permanent Records (Chicago).


—¿Cómo se llevan con las etiquetas autogestión, independencia, DIY? ¿Cuán lejos (en términos de distancias, oyentes, convocatoria) creen se puede llegar con esta forma de trabajo?
—JP: Me gustan todas esas etiquetas que mencionas porque son un valor y una ética que dan sentido a todo lo que hacemos. Es la fuerza inicial de querer grabar música, tocarla en vivo y hacerla disco. A veces se puede confundir con ser amateur o desprolijo, porque uno supuestamente está solo contra el mundo y al tener que preocuparse de tantas cosas, los resultados pueden estar lejos de la perfección. Pero paradójicamente en un mundo cada vez más dependiente, con las fronteras borradas por la digitalización y más globalmente vigilado e interconectado, con transmisiones inmediatas de virus e información, ha habido una multiplicación de sellos independientes que hacen posible su trabajo con las mismas tecnologías de transmisión y visibilidad digital, y que cumplen la función de ser una ventana a un punto de vista musical específico. Hoy más que nunca hay posibilidad de hacerlo y llegar lejos. 
—Nes: Más que preocuparse de las etiquetas y hablar de independencia y autogestión hay que materializarlo y experimentarlo. Todo es posible, hemos conectado con músicos que amábamos hace 10-15 años.

—¿Cuáles son las últimas novedades y los próximos planes?
—JP: Este año tuvimos lanzamientos muy importantes, Virginia Trance de Scott Ryan Davis, quien hizo un disco de rock proto punk teniendo como referente principal a Lou Reed; también lanzamos el segundo disco solista de Jason Simon, vocalista de la banda norteamericana Dead Meadow; el debut de la banda chilena Flores Silvestres y el primer LP de A Full Cosmic Sound.
—Nes: Siempre está el plan de editar libros, fabricar cassettes y sacar un compilado con los shows en el sello. Hay shows notables de Sun Arraw, Dead Meadow, Nazca, Camera, Festival Soundtiago, Psychic Ills, Knock Knocks, Mr Ray, etc.

—¿Cuáles son las cosas positivas y cuáles las no tanto de tener un sello?
—JP: En mi opinión, lo mejor es generar amistad en torno a la música y practicar con frecuencia las juntas con amigos, con un vaso de vino o lo que gustes, escuchar sus trabajos, luego entrar en la sala de ensayo, hacer nueva música, grabarla… y cuando todo eso se ve en un escenario, ¡la felicidad es mayor aún! Veo el vaso medio lleno, aún no puedo ver las cosas negativas. 
—Nes: Hacer lo que se te da la gana sin preguntarle a nadie; por el otro lado, lidiar con distintos músicos al mismo tiempo es un poco desgastante.

—¿Qué consejos le darías a alguien que quiera fundar un sello? 
—JP: Que le empiece a gustar la rutina y el orden porque se necesitan, y que entre en la misión sin expectativas, con una visión muy a largo plazo. 
—Nes: Que si lo va a hacer sea en serio y sin ansiedad.  

—Muchas gracias por tu tiempo y buena predisposición, ¿algún mensaje final o algo que quieras decir que no pregunté? 
 —JP: ¡Nada! Que nos gustaría ir pronto a Argentina con mucha música para compartir. Un abrazo a la distancia. 
—Nes: Gracias a ustedes.
_______________________________________

CONTACTO & PLATAFORMAS 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUBCULTURA FANZINE #8 
Conseguilo con envío incluido (ARG) en https://bit.ly/3hRD8zX 

APOYO & APORTE VOLUNTARIO 
Si te gusta lo que hacemos, podés sumar con un aporte de $50 ARS en https://bit.ly/2C1uJtO ¡Gracias por el apoyo!