ENTREVISTA | YON: (DES) AMOR EN LA ERA DIGITAL


Portada del single. Fuente: facebook de Yon.

Por Sebastián Pratesi | Hay un momento muy simpático en el video de “Animalista”, que da título al EP de 2019 de YON. Durante la grabación en vivo de la pieza, se esboza una sonrisa en la cara de Anabel Gorbatt (guitarra y voz) mientras ella y Alejandro Coll (también guitarra) miran atentamente a Martín Vijnovich (batería y coros). Quizás es por la sección que están por comenzar. Quizás es por la que acaban de terminar, y que incluyó un compás irregular sorpresa (que no aparece en el demo). En cualquier caso, es difícil no experimentar la reacción de la guitarrista cuando se oye la música de este trío porteño de math-rock, fundado en 2009. El arte de YON es como la comedia Arrested Development: por supuesto, hay un hilo, y cierta satisfacción instantánea (como en “Polvo”), pero una recompensa mayor viene con cada nueva escucha. Pasa en “Beatboy”, “Toro”, “Un Brazo” y la otra docena de composiciones en que consiste el repertorio de la banda, que se inspira en temáticas tan variadas como el cosmos y la liberación animal.

A pesar de la cuarentena, el grupo continúa en actividad. A fines de marzo, publicaron demos originales de Animalista (2019, anomalía). Ahora, durante el invierno, tenemos el placer de encontrarnos con una nueva composición de Coll/Gorbatt/Vijnovich titulada “404 (LOVE NOT FOUND)”, la cual muestra a YON explorando nuevos territorios. Sin desmerecer a “Solo das Montanhas”, se trata de la primera grabación con voces de la banda. Anabel canta sobre una relación gastada en tiempos de historias de Instagram. De hecho, el concepto de una civilización constantemente en línea permea al EP del cual la canción es el primer adelanto. Conversamos con YON sobre “404”, el D.I.Y, el sonido y actualidad de la banda.



—¡Felicitaciones por la publicación de “404”! ¿Cómo fue recibida la canción? ¿Y qué les sugirió ponerle esa letra?
—¡Muchas gracias! La canción fue muy bien recibida, creemos que particularmente por el hecho de tener voces. Eso es lo que más comentarios ha generado, luego de componer tanta música instrumental. La letra, además de obviamente una ruptura amorosa, tiene que ver con las maneras en que quedamos enganchadxs a través de las redes. Con esos vínculos que están, pero, al mismo tiempo, no están. La virtualidad, digamos.

—En “404” y otras composiciones anteriores como “unm” hay algo de distorsión, pero, en general, las guitarras tienen un estilo más limpio, cálido. ¿Qué es lo que prefieren de ese sonido?
—Nos gusta el sonido limpio de las guitarras y el dinamismo que se puede generar entre las dos, muchas veces confundiéndose una con la otra. No nos cerramos a la distorsión y otros efectos, pero solemos componer a partir de zapadas, y éstas generalmente están despojadas de esos elementos. Salvo por algún que otro loop.

—Otro carácter muy atractivo de su arte es el aspecto rítmico. A veces, varían ligera y brevemente el tempo mientras tocan. O, interpretan distintas métricas simultáneamente. Al componer, ¿cómo abordan esa dimensión? ¿Tienen momentos favoritos cuando tocan en vivo?
—Diríamos que es la búsqueda intuitiva de algo que nos mueva, incluso quizás de algo bailable. Las matemáticas se aplican después para analizar y ordenar las flasheadas.

—Hablando de matemáticas, según ustedes, "Ciudad de Brujas" (2017, anomalía) se inspira en parte en ellas. ¿En qué sentido? ¿Hay algún ejemplo particular en la música del álbum?
—Es una referencia al rock matemático más que nada, como género donde se busca crear y componer con alguna base de repetición y alteración numérica. Un tema bastante cargado de esta intención es “Polvo”.

—En “404”, la banda es mezclada por Juan Godfrid, con quien ya habían trabajado en Ciudad de Brujas. ¿Qué le aporta Juan al sonido de los discos de YON?
—Juan aporta un toque muy particular que tiene que ver con el género en sí, en todo lo que es la cualidad sonora y la mezcla. Además, capta perfectamente el sonido que nos interesa darle a nuestra música, siempre respetando esa crudeza que para nosotres es fundamental.

—El grupo se formó y tocó por primera vez hace 11 años. ¿Han hecho algún balance de todo este tiempo? ¿Hay algo que les gustaría haber realizado distinto?
—A decir verdad, no pensamos mucho en eso. Hacemos música porque nos apasiona hacerlo. Y, aunque transitamos por distintas etapas y formaciones, siempre intentamos disfrutar del proceso, esté más centrado en componer, en grabar o en hacer fechas en vivo.

"La letra, además de obviamente una ruptura amorosa, tiene que ver con las maneras en que quedamos enganchadxs a través de las redes. Con esos vínculos que están, pero, al mismo tiempo, no están".

Fuente: Facebook de la banda. 

—¿Qué artistas que les gusta o que ejercen algún tipo de influencia en YON recomiendan investigar? Ya sea de la música o de otra área.
—Steve Reich, Don Caballero, Palm y el hip hop, principalmente.

—¿Hay algún elemento particular del hip hop que les atrae?
—El hip hop es una inspiración de una manera bastante abstracta en nuestra música. Más que nada, nos atrae la parte rítmica del estilo, el ritmo, groove, cadencias, etc.

—¿Qué relación tienen con el D.I.Y.? ¿Cuál creen que es el alcance o límites de la autogestión?
—Desde que comenzamos con el sello Mainumby Ediciones, siempre autogestionamos todos los lanzamientos y fechas, tanto nuestras como de otras bandas. Creemos que, sobre todo en este país, y por la música que hacemos, la autogestión es fundamental. Y, si bien generar el alcance puede que a veces sea un poco más cuesta arriba, creemos que no tiene límites. (N. de R.: Mainumby Ediciones fue fundado en 2006 por los integrantes de Azur, un grupo experimental en el que tocaba Alejandro. Durante años, el sello albergó propuestas de diversos géneros musicales y provincias, como Formosa, Corrientes y Buenos Aires).

—En su opinión, en estos tiempos, ¿cuáles son las mejores maneras que tenemos quienes consumimos música de apoyar y colaborar con las bandas y sellos?
—Hoy en día, ayuda mucho compartir música en las redes sociales, fundamentalmente. Si te gustó el material de una banda, compartiendo ya hacés un montón. Y, si podés aportar comprando un disco, aún mejor.

—En abril habría ocurrido su primera presentación en Chile pero lamentablemente el LeRock Fest 2020 fue pospuesto. ¿Hay algún otro plan o proyecto de la banda que se ha visto modificado por la cuarentena? ¿Cómo viven la situación actual?
—Sí, también teníamos la idea de hacer una gira por el país, pasando por Rosario, Córdoba, Formosa... ¡pero ya se retomará! La cuarentena, al comienzo, nos puso en pausa la producción del EP. Todavía faltaba grabar las voces de “404” y terminar de mezclarlo, así como el resto del material que grabamos en febrero. Pero, por suerte, luego de ver que iba a ser difícil retomar pronto, pudimos continuar de forma online. Y, en este momento, estamos ansiosxs por retomar los ensayos.-
________________________________________

CONTACTO & PLATAFORMAS 
Facebook | Instagram
Bandcamp | Spotify

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Review | Kyori "Toda esa distancia"(ARG)
Entrevista | Dimartis: el delicado sonido de la Patagonia (ARG)

SUBCULTURA FANZINE #8
Conseguilo con envío incluido (ARG) en https://bit.ly/3hRD8zX

APOYO & APORTE VOLUNTARIO
Podés sumar con un aporte de $50 ARS en https://bit.ly/2C1uJtO ¡Gracias por el apoyo!