ENTREVISTA | LA REINA DE LOS CONDENADOS: OSCURA REBELIÓN ANCESTRAL


Foto: Archivo de la banda. 

Volvamos en el tiempo un minuto para recordar dos épocas de la historia: en 1564 se gestaba el Taki Unquy, movimiento indígena de los Andes que luchaba contra la invasión española; y en la década de 1970 se desarrolló el movimiento punk provocado por el descontento contra las condiciones de vida de Reino Unido, lo que derivaría en el post-punk. Desde de Lima, Perú, La Reina de los Condenados en una banda formada por Qoriwayra (voz), Luna (guitarra), Claudeath (bajo), Dahlia Odd (batería) y Alexandra (teclados, zampoña, acordeón) y se presenta como una condensación de las dos momentos mencionados. De sonido post-punk con claras influencias del folclore andino y estética pagana, lanzan un mensaje de resistencia y reivindicación proveniente de su conexión con la cultura prehispánica. | Por Leo Díaz.



—¿Cómo comenzaron este proyecto?
Qoriwayra: El Proyecto se inició en el 2014, estaba con nuestro ayllu Taki Onkoy (N. de R. Un ayllu es el nombre que se le da a cada grupo familiar en una comunidad indígena en la región andina; Taki Onkoy es una posible pronunciación del movimiento originario antes mencionado) en una ceremonia en la Huaca ancestral Pachacamac. Surgió como parte de una visión que nuestras abuelas y abuelos nos regalaron, un encargo para compartir a nivel urbano ese sentimiento ancestral y de resistencia con sonidos actuales que, al margen de la formas, coincide en esencia con el dark y el gótico, y con ese espíritu de compartir el mensaje de nuestras abuelas y abuelos ancestrales en una banda que sea conformada por féminas, aunque al inicio tuvimos la compañía de hermanos en el escenario.

—La Reina de los Condenados es también el título de un libro de la autora Anne Rice, ¿qué conexión sienten que hay con esa obra literaria?
Qoriwayra: La conexión es la contextualidad del nombre mismo. La Reina de los Condenados como la esencia de la energía femenina en dualidad de la energía masculina, la madre de los seres que se alejaron de la luz y viven condenados a la oscuridad, oscuridad donde ejercemos nuestras prácticas rituales muchos años después de las invasiones a las nacionalidades originarias. Éstas fueron satanizadas y perseguidas a sangre y fuego, nuestras abuelas y abuelos tuvieron que continuar con la tradición en espacios ocultos; es en honor a esa energía que llevamos el nombre de la banda, La Reina de los Condenados que en versión Runa, idioma Runasimi (quechua) es “Ukupacha warmi” que significa mujer del inframundo.

—Hace un par de años, en otra entrevista comentabas que la filosofía de la banda es de tipo ancestral, ¿nos podrías contar un poco sobre eso?
Qoriwayra: Observar y tener conciencia de nuestra realidad y de los seres con quienes convivimos. Es importante saber que nosotros somos hijos e hijas de Pachamama. Desde que empezamos a salir en los escenarios, tanto en nuestros conciertos como en los videos integramos los saberes de nuestra cosmovisión ancestral: sonidos de harawis, ayarachis, plantas maestras como la hoja de coca, cantos en runasimi (quechua). Todo como parte de nuestro tejer natural, aunque también tenemos temas que hablan de otras situaciones variantes del caos de la invasión sembrado, pues a nuestro entender todo está relacionado.

—¿Alguna de las integrantes es descendiente de pueblos originarios?
—Qoriwayra: No pueblos, sino naciones originarias, parte de la confederación Tawantinsuyu actualmente en ocupación por un “orden” distinto al nuestro. Mis bisabuelos son queros de la comunidad de Queros en Cusco y gracias a mis padres y familia he podido continuar con la tradición amando y compartiendo nuestros saberes.
Dhalia: Mi mamá nació en Ancash y mi papá creció en Cusco.

—Al igual que algunas bandas, han decidido usar alias y no sus nombres “de documento”, ¿qué significado tiene para ustedes esos nombres?
Qoriwayra: Qoriwayra no es un alias, es mi nombre, es mi elemento, significa viento de oro. Me lo pusieron mis abuelos en una Huaca en ceremonia de Equinoccio. Consideramos alias a los nombres con el cual no tenemos ningún puente, nombres que nos alejan de nuestro origen como seres ancestrales.
—Dhalia: Mi nombre real es Dahlia, y he usado el nombre de Dahlia Odd por muchos años. Odd por lo raro, no común y único en su especie, qué muy raras veces lo encuentras; tiene un significado especial para mí.

A fines de 2018 sacaron su primer material de estudio “Ukupacha”. El disco lleva una influencia palpable del post-punk por su rapidez, contundencia y melodía casi bailable. Sin embargo, también han incorporado elementos del folklore andino como la zampoña y el pututo, e incluso cantan fragmentos en lengua Quechua, ¿qué las llevó a combinar estos elementos?
Qoriwayra: La sangre es la responsable, ese elemento tan preciado que aparte de mantenernos con vida nos hace rememorar de una manera natural y hacedora para combinar estos elementos por lado del post punk, el dark y el gothic. Estos estilos tienen una carga fuerte de sonidos melancólicos y lo “necro”. Nosotros dialogamos con las momias, les pedimos consejos y también les agradecemos como así también festejamos con ellos nuestros logros. En la cosmovisión originaria no existe la muerte, pero la melancolía está presente porque nuestra concepción del mundo está basada en 528 años de ocupación (N. de R. Se refiere al desembarco de europeo en América). Al elaborar los temas no es que uno decide “este tema tiene que hablar de esto”, si no que uno en el momento de componer una melodía siente recuerdos y son esos recuerdos o esa memoria genética que está hablando y direcciona la canción. Hay temas que eran importantes que sean en quechua y hay partes en las que no había problema si lo cantaba en español, y quizás en algún momento cantemos en inglés. Ambos idiomas tienen el mismo objetivo de comunicar, ya que no son nuestros idiomas de origen y lo usamos para hacer llegar el mensaje. Me gusta mucho hablar y componer en Runasimi (quechua) y a la banda también; por ser nuestra lengua de origen creada por las abuelas y abuelos que están en nuestro ADN. 


"En la cosmovisión originaria no existe la muerte, pero la melancolía está presente porque nuestra concepción del mundo está basada en 528 años de ocupación". Qoriwayra. 


—Han lanzando 4 videoclips hasta la fecha. El último de ellos (para la canción “En el cementerio”) muestra una temática más pagana o tribal en comparación a los anteriores, ¿qué pueden contarnos de la producción musical? ¿Se encargan ustedes mismas del aspecto visual en éstos?
—Dhalia: Si, así es. Nosotras mismas realizamos nuestros videos de la mano de un gran equipo y un amigo que nos apoya en audiovisuales y edición del video.
—Qoriwayra: Tenemos un grupo de apoyo que “dualisa” con nosotras de acuerdo a nuestra concepción originaria. En este equipo estamos nosotras y S. de Vampyroz en la conceptualización y dirección, y Julián Phoenix en la realización audiovisual.

Las han comparado con la banda de culto Rockbitch, ¿qué opinan de esto?
Qoriwayra: Creo que lo han hecho porque somos mujeres y hay algunas semejanzas en cuanto a lo visual, pero creo que manejamos diferentes conceptos.

En Latinoamérica, la escena de la música oscura está lejos de ser mainstream, pero existe, en menor o mayor medida, ¿cómo es la escena oscura de Lima y Perú en general?
—Dhalia: Acá en lima, la escena oscura no es tan divulgada a comparación de las demás y nos hace sentir muy bien cuando vemos a gente que se siente cómoda con nuestro mensaje y música. Sentimos el apoyo y eso es muy satisfactorio.
—Alexandra: En Lima se siente como una escena concreta y particular. Pareciera que no es objetivo de muchos renovarse como “escena”, a pesar de que hay muchos interesados en las generaciones más jóvenes y que existen propuestas inter artísticas o incluso “inter escénicas”. Por lo contrario, siempre está presente en los espacios auto designados por la escena y en la intimidad social amical. Habiendo vivido en Cusco 15 años, no he tenido la experiencia de toparme con una escena oscura, sospecho que no existía una como tal, a menos que haya sido muy “under”. Sin embargo, sí he conocido contadas personas identificadas como góticas, y melómanos que sentían interés por géneros oscuros, pero no había puntos de encuentro como para una escena gótica.
—Qoriwayra: La escena en Perú es variada, no te podría hablar sobre ella pero sí como la concebimos para nosotras. La escena oscura no sólo es música, sino un sentimiento también relacionado con el activismo espiritual y político libertario. Yo formo parte de Taki Onkoy, de Vampyroz, hermandad de la Luna; son movimientos de esencia Ancestral y libertaria. Respecto a la música netamente, hay bandas que impresionan porque son muy completas y cuidadosas con todo lo que hacen pero son pocas, sin embargo hay muchas bandas que hacen música como pueden y siento que lo hacen porque no hay forma de vivir sin ella, y todas, me gusten o no, son valederas por que es parte del proceso de cada músico, de cada banda y eso lo respetamos.

Y a propósito del ambiente, ustedes son la primera banda de rock oscuro totalmente femenina en Lima. El rock casi desde sus inicios ha estado conformado por principalmente bandas masculinas. Si bien esto ha estado cambiando con los años, ¿sienten que esto cambia algo a la hora de presentarse o compartir su música?
—Dhalia: Realmente no hemos tenido inconvenientes con eso, al contrario, siempre hemos tenido el apoyo de todos los que siguen nuestra música, eso nos motiva aún más de seguir adelante y seguir creando.
—Qoriwayra: Hemos tenido buena recepción, tenemos hermanos músicos que nos apoyan y siguen apoyando a la banda desde un inicio, mientras haya respeto mutuo sea del género que sea, todo va bien. Tenemos un productor que es el fundador y organizador de Vampyroz, el principal local de eventos y conciertos gótico de Lima, así que cuando él realiza las coordinaciones todo es con bastante respeto.



Actualmente estamos en una emergencia sanitaria que se extiende por gran parte del mundo. En medio de cuarentenas y pánico, ¿cuál sienten es que el rol de un músico en este tipo de situaciones? ¿Cómo les afecta personalmente?
—Alexandra: El rol del músico está infravalorado en la actual situación, a pesar de que cumple muchas funciones tanto sociales como emocionales. Es vital para generar un concepto de “unión” o convertirse en un espacio “catártico”. Como músico, nos vemos limitados de ejercer esta profesión y sus prácticas debido a las medidas del gobierno. El trabajo de todo el año ha sido cancelado, lo que nos desestabiliza económicamente, pero también nos obliga a buscar nuevas opciones con la tecnología.
—Claudeath: El rol del músico en mi opinión es difundir el concepto de identidad humana, el rescatar principios y valores ancestrales que hablen del respeto hacia nuestra naturaleza humana y valores intrínsecos a ella. También es importante el cuestionamiento de este sistema y de cómo influye en nuestra psique generando dolor y confusión sobre quiénes somos realmente, buscar una propia verdad, rechazando el pensamiento colectivo adoctrinador.
—Dhalia: Obviamente como a todos, nos ha afectado mucho en las actividades diarias. Personalmente extraño mucho tocar en vivo, los conciertos, los ensayos; para todo músico es parte vital de nuestro día a día. También teníamos muchos planes para este año, con los cuáles tenemos que ser pacientes y esperar. Los viajes, tours, etc., es muy duro haber postergado todo. Pero a pesar de estar en esta situación siempre estamos pendientes de la banda, haciendo lo más que podamos desde nuestras casas ¡La música no se detiene por nada!
—Luna: Como artistas, no podemos parar; el compromiso con uno mismo es de seguir pese a las adversidades y así alcanzar los objetivo de la banda. Amoldarnos a la situación y hacer lo mejor con lo que tenemos.

En Subcultura siempre estamos a favor de los proyectos independientes y DIY ¿Qué opinión tiene de este tipo de movimiento? ¿Se consideran como parte del mismo?
—Dhalia: Mayormente si, hacemos todos nuestros proyectos por nosotras mismas.
—Qoriwayra: Si, siempre independientes al “establishment”.

¿Qué artistas o proyectos recomendarían, que les gusten o que las hayan influenciado?
—Dhalia: Blutengel, Sex Pistols, The Clash, Clan of Xymox, Sister of Mercy, entre muchos más.
—Qoriwayra: De su país, Los Violadores; La Polla Records, Eskorbuto, The Sisters of Mercy, Bahuhaus, Cristian death, Los carniceros del Norte, Inkubus Sukkubus.

¿Qué novedades tienen (o tenían) a corto o largo plazo?
—Qoriwayra: Estaremos compartiendo nuestro tema “Taki Onkoy”, inspirada en el movimiento surgido en el año 1560, la resistencia de nuestra espiritualidad originaria frente a la imposición del judeocristianismo. Queríamos compartirlo con videoclip filmado por Julián Phoenix, depende de lo que nos depare la cuarentena.
—Dhalia: Estamos en el proceso de sacar temas nuevos y un disco completo. También planeamos hacer un tour muy pronto. Muchas gracias por este espacio. Salud y sangre.-
________________________________________

CONTACTO & PLATAFORMAS
Instagram | Facebook
YouTube | Spotify

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Entrevista a Diavol Strâin (CHI)
Entrevista a Dynammo (ARG)

SUBCULTURA FANZINE #8
Conseguilo con envío incluido (ARG) en https://bit.ly/3hRD8zX

APOYO & APORTE VOLUNTARIO
Podés sumar con un aporte de $50 ARS en https://bit.ly/2C1uJtO ¡Gracias por el apoyo!