ÁLBUM PREMIERE | PÁLIDA PRESENTA "DOMINGO"


Portada por Christian Hanglin.

Contactamos a Felipe Flores a.k.a Pálida (CHL) para charlar sobre "Domingo", su nuevo EP, editado por el sello Samsara Records. El concepto detrás del álbum, su arte e invitadxs; influencias, discografía, proyecto paralelos y recomendaciones de otrxs artistas, en esta premiere. | Por Leandro N.



—Me gustaría comenzar hablando sobre los inicios de Pálida. ¿Cuando surge la idea de armar este proyecto y cómo se da la elección del nombre? ¿Hubo algún/os artista/s en particular que te motivaron a tomar el camino de hacer música en solitario?
—El nombre se originó por la paleta de colores de una foto que conseguí para el primer material que subí y que proyectaba colores pastel. Calzaba además con la vertiginosa sensación de aquel trabajo, cargado de loops y capas de efectos, que se asemejaba a la popular pálida, como se le conoce al efecto que se puede sentir bajo algunas sustancias, provocando ansiedad, taquicardia y paranoia. Surgió en el 2018, durante un período en el que comencé a explorar sonidos electrónicos, secuencias rítmicas y ruidos; y si bien he estado permanentemente componiendo desde que puedo tocar un instrumento, el llevar un proyecto solista al escenario y a las redes sociales se vio fuertemente influenciado tras ver que artistas como La raza de los Cabizbajos (CHL) o Principiante (ARG) podían proponer algo muy diferente y sincero.

—En Pálida podemos encontrar elementos del post rock, emo, ambient, loops, todo en clave de paisajes instrumentales, ¿qué influencias musicales y extramusicales se reúnen en tu música?
—Las mayores influencias para mi música han venido del sonido de bandas como Sunny Day Real Estate, American Football, Duster, Temporada de Tormentas, Blien Vesne, Codeine, La Ciencia Simple, Shogún, Austin TV, entre otros. Desde la perspectiva extra musical me gusta creer que el cine de Bergman me ha influenciado para dotar de cierta oscuridad algunos pasajes, junto al cine de Woody Allen, de nihilismo en algunos títulos así como de romance y nostalgia en otros.

—Quisiera que nos puedas comentar brevemente y en orden cronológico, sentimientos en retrospectiva, recuerdos, conceptos, lo que te surja sobre cada álbum previo a “Domingo”.
"BAILEMOSNOMEIMPORTA" fue el primer material que lancé en invierno del 2018, y si bien no se asemeja mucho a lo que es el proyecto el día de hoy, la idea que proponía al hacer algo desprolijo, sin pretensiones y sincero sigue siendo la piedra angular de este proyecto. Durante el mismo año comencé a trabajar en "Visceral", un segundo EP en el que se logra percibir mejor la influencia del sonido emo y post-rock y que puso los cimientos para la sonoridad de Pálida, más cálida y melódica. Fue grabado en mi pueblo natal, Peumo, y en mi casa, por lo que sentí más libertad para componer y mezclar. Ese álbum funcionó más como una terapia de dejar salir todo. Prácticamente las canciones brotaron solas y cada una con un carácter diferente siendo completamente instrumental. "Imagen Latente" fue el tercer trabajo y recopiló los temas que toqué en vivo en formato live looping desde enero de 2019. En los cuatro temas que lo componen se habla sobre el amor y el desamor desde diferentes perspectivas y en un lenguaje que mezcla la instrumentación con poesía, literatura y cine.

—En abril publicaste "Playa Negra", un split junto a Beatrice Beatrice. En los créditos del álbum no distinguen a quién pertenece cada tema, por lo cual da la sensación que trabajaron de modo colaborativo. ¿Esto es así? ¿Cómo surgió la idea de trabajar juntos y cómo fueron dándole forma a los 4 tracks que lo componen?
—Efectivamente, en "Playa Negra" hay una colaboración homogénea entre ambos proyectos solistas, y esto fue posible gracias a que hemos tocado juntos en un día desde el 2016 y tenemos una buena afinidad a la hora de crear. El proceso creativo fue en Concón, en la V Región, donde nos dedicamos por tres días a tocar, grabar y también a disfrutar de lo que ofrece un lugar tan tranquilo como lo es la zona costera. La producción de estas canciones fue algo que se dio con bastante naturalidad y creo que eso es algo que se logra percibir al momento de oírlo como una sola pieza.

Pálida en vivo. Foto: Daniel Puelma. 

—Hablemos sobre tu nuevo EP "Domingo", ¿a qué se debe ese título? ¿Hay alguna idea conceptual que lo atraviese?
—El título del álbum tiene dos significados: por un lado es un pequeño homenaje a un pariente cercano que me brindó ayuda en noviembre pasado, y también hace alusión a la sensación de cuarentena en que “todos los días parecen domingo”, como la canción de Morrisey. El arte de la portada estuvo a cargo de Christian Hanglin, diseñador gráfico de Valparaíso que entendió la idea de inmediato cuando se la comenté. Hace un guiño al baile en la colina de El Séptimo Sello, película de la que se extrae el único diálogo presente en el álbum.

—En el tema "Un ave en mi ventana" participa la banda argentina Las Mañanas, ¿cómo se dió esta colaboración?
—Esta colaboración se dio gracias a la gira que tuvimos con un día en Argentina, en la que conocimos a Luciano Lamtzev, actual baterista de Las Mañanas que nos alojó en Bahía Blanca durante algunos días. También visitó Chile el año pasado y participó en actividades organizadas por el sello con su proyecto solista Principiante, por lo que se crearon lazos de amistad y manteniendo el contacto desde entonces.

—El disco además cuenta con otros invitadxs, ¿qué nos podés contar sobre esto? ¿Las grabaciones fueron durante el período de expansión del virus?
—Claro, al igual que con Luciano, todas las colaboraciones se dieron desde la distancia, Las Mañanas desde Bariloche, Argentina; Diego Núñez (Yueh) desde Inglaterra; y Daniel Puelma, Javier Bravo (un día y Canto del Cisne) y Diego Tapia (Matar a un hombre) desde Santiago durante el período de cuarentena, por lo que todos pudimos volcarnos sobre estas canciones y dotarlas de características propias en este proceso creativo que comenzó en marzo del presente año, finalizando con el trabajo de masterización realizado por Enzo Nitor, vocalista de la banda amiga Malditos Vecinos.

—Tu música es instrumental, pero incluís voces en forma de samples con extractos de poesías, películas o en algunos casos spoken word. ¿Qué significado estético-sonoro le das a estos recursos? Por otro lado, ¿te gustaría en algún momento incluir voces, tuyas o de invitadxs, que se acerquen más al formato canción?
—Me gusta pensar que unir la música con diálogos o con guiños a películas pueda crear en quien escucha una realidad que dure lo que dura una canción y que sea tan frágil como construirla al apretar play y destruirla poniendo stop. Me gustaría incluir voces eventualmente, pero estas creo tendrían que ser cuidadosamente elegidas para mantener esta especie de libre interpretación.

—Da la sensación que tu música se nutre de la belleza de la naturaleza. ¿Esto es así? Qué particularidades tiene el paisaje del lugar donde vives y si esto es influyente para las canciones.
—Planteándolo así, creo que es muy cierto. Me resulta mucho más fácil componer en mi pueblo natal, con más fluidez que estando en la ciudad. Percibo el resultado final como más cálido y cercano.

—A principios de este año, se publicaron las sesiones Bushidō #14, realizadas por Estudio Budō, un registro audiovisual muy interesante, cuidado estéticamente y grabado en directo. ¿Qué detalles nos puedes contar de aquella filmación?
—Fue una experiencia muy bonita. Grabar en cinta le da un color particular a la música y a la interpretación, pues no hay chance para editar ni corregir errores, lo que la hace más sincera. Es la primera sesión en que se dio un carácter más cinemático, intercalando tomas de la grabación en vivo con otras de Peumo y entregando una narrativa que apela directamente a la nostalgia. Fue grabada en junio del año pasado y por el calendario del sello se fue aplazando hasta lanzarla a comienzos de este año.

—Sos colaborador activo del sello Samsara Records, estudio Budō y hay una comunidad de artistas de diferentes disciplinas alrededor que se nuclean bajo el nombre Ruido Colectivo, ¿qué nos podés contar sobre esto? 
—Claro, en Estudio Budō he participado mezclando y masterizando algunos trabajos, siendo el último el álbum de Migliz Mena, cantautora venezolana con una voz e interpretación preciosa. El sello funciona con todos apañándonos en distintas actividades, como las Sesiones Bushidō, y las grabaciones del material de los artistas pertenecientes a él y llevadas a cabo a través del estudio. Todos quienes pertenecemos a esta familia sabemos que el mundo DIY funciona si avanzamos en una misma dirección, por lo que la difusión de lanzamientos y fechas es compartida por cada miembro.

"Me gusta pensar que unir la música con diálogos 
o con guiños a películas pueda crear en quien escucha una realidad que dure lo que dura una canción".

Foto: Felipe Flores.

—Además de Pálida, formas parte de las bandas Matar a un hombre y Un día, ¿cuáles son las últimas novedades de ambos grupos? ¿Qué recuerdas de tu paso por Argentina con ésta última?
—Con MUH estamos ad portas (muy pronto) de lanzar un primer EP a finales de julio, que teníamos planeado lanzar en octubre del año pasado pero que debido a la revuelta popular tuvimos que aplazar. Fue grabado con el baterista anterior y pretende cerrar ese ciclo, para así continuar con lo nuevo que hemos estado haciendo desde septiembre, un shoegaze más oscuro y pesado del que hay unos rough demos dando vueltas por ahí solamente. Con un día estamos en una pausa ya que nuestro guitarrista Diego Núñez se fue a vivir a Inglaterra, sin embargo tenemos un disco pendiente por terminar. Nuestro paso por Argentina fue una experiencia que mientras vivíamos sabíamos que sería única. Conocimos gente hermosa, bandas de alto nivel, como PEUR, El Hombre Anormal, y vimos de cerca cómo se bancaban todos entre todos y eso nos motivó a dar más movimiento a nuestras actividades como colectivo.

—Existen otros proyectos unipersonales en Chile cercanos a la impronta de Pálida, como Beatrice Beatrice y Aspasia, ¿conoces otros en esta línea que nos puedas recomendar, no solo de Chile sino también de otras latitudes?
—Por supuesto, Canto del Cisne y Yueh, ambos se desglosan de un día. También están Francisco Juacida, un genio de la música electrónica y ambiental, similar a lo que hace Nicolás Aimo en Argentina; Eduardo Fernández, un amigo cercano a MUH con líricas que van al hueso; Years Passing, del guitarra de Suis La Lune con un ambient bastante profundo; y La Raza de los Cabizbajos que ya mencioné antes, proyecto solista de Enrique Sáenz, guitarrista de la banda de math rock Hélices.

—Antes de la cuarentena y demás restricciones por el COVID-19, hubo una revuelta social en Chile que duró varios meses. Siempre pienso en el pueblo Chileno de dónde se nutre y saca fuerzas para resistir y superar las situaciones adversas. ¿Cómo viviste aquel estallido y cómo estás afrontando el contexto actual? ¿Qué mensaje puedes llevar a quienes no están pasándola bien en estos momentos?
—La revuelta la viví en Santiago y participé activamente en la medida de lo posible. Fue hermoso y a la vez chocante ver la rabia contenida durante tanto tiempo estallar de esa forma. Sacó lo mejor y lo peor de la sociedad chilena, donde el gobierno no tuvo reparo en reprimir duramente a los manifestantes y dar total impunidad a toda la fuerza policial y militar durante varios meses. Hoy debido al COVID-19 todo se tuvo que pausar pero ha acrecentado aún más la brecha social haciendo de toda la situación una bomba de tiempo. Personalmente tuve que dejar la ciudad de Santiago, mi trabajo y mis actividades para volver a mi pueblo natal, donde puedo estar con mi familia en caso de cualquier emergencia. Creo que lo único que puedo decir a quienes están enfrentando esto de la forma más cruda, es que hay que aguantar, tener esperanzas, mantener los pies en la tierra y cuidarnos los unos a los otros, pues sabemos que a los de más arriba no les importamos en lo más mínimo. Somos todo lo que tenemos.

—Felipe, muchas gracias por tu tiempo y buena predisposición ¿algún mensaje final o algo que quieras decir que no pregunté?
—Gracias a ustedes por este espacio y por el interés en este humilde proyecto. No me queda más que agradecer a todos quienes han aportado para que siga en pie. Un abrazo desde el otro lado de la cordillera.-
________________________________________

CONTACTO & PLATAFORMAS
Instagram | Bandcamp

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Entrevista a Tenemos Explosivos (CHL)

SUBCULTURA FANZINE #8
Conseguilo con envío incluido (ARG) en https://bit.ly/3hRD8zX

APOYO & APORTE VOLUNTARIO
Podés sumar con un aporte de $50 ARS en https://bit.ly/2C1uJtO ¡Gracias por el apoyo!