ENTREVISTA | TODOS LOS FISCALES MUERTOS: LA MANERA CORRECTA DE GRITAR



“Ya más de 30 años fumándonos lo mismo, ésta prensa burguesa, justicia de asesinos, farmacias millonarias, talleres clandestinos, provincias desnutridas, las pibas en los baldíos”. Así escupe la carta musical de esta banda en “Conurbano Distorsión”, su primera producción editada en 2019. Cuatro canciones que expulsan bronca y emoción desatada desde Remedios De Escalada, Lomas de Zamora y Gerli. En esa mezcla de crossover punk, hardcore y crust, una voz rasgada advierte en “De Fierro”, segundo single lanzado en marzo de este año, que no todo está bien porque “deprimido te quieren mantener” pero alega “ponerle el pecho”. Darío Ibañez (Daro) es esa pieza vocal que también arroja historias cotidianas y que funciona en Todos Los Fiscales Muertos como una navaja cortando el aire de una manera simple, directa y tajante. Del otro lado del teléfono su voz suena tranquila, amable, como subordinada a los actos en el marco de la pandemia. Es esa misma persona que ahora se da cuenta “lo que cotiza tener un patio” hoy transformado en su escapatoria. “Un pedacito de cielo” que mira en cuarentena anhelando cumplir con los planes relegados y siendo conciente que teniendo la mente fuerte, el grupo volverá del receso con más ganas porque hechos de fierro van.



¿Por qué Todos Los Fiscales Muertos?
Nos sentamos a ver qué onda el nombre de la banda, empezamos a tirar y bueno, estaban los más zarpados, los nombres más boludos, siempre tratando que tenga esa estética del punk contestatario pero no fue muy serio el momento, surgió en un momento gracioso. “Los fiscales muertos…no! Todos Los Fiscales Muertos”, faltaba algo que tuviera sangre y que esté conectado con todo, esa estética anti policía, anti justicia, anti estado.

¿Cómo es el armado de las canciones?
Se ve que todos teníamos mucho para dar en la banda porque salieron las canciones una detrás de la otra. No somos muy obsesivos pero se está dando esto. Por el tema de las letras, yo siempre escribí, tenía un fanzine hace unos quince años, cuando me inicié en esto del punk, que se llamaba Gema y tenía un tinte anti sistema, anti policial y ahí ya escribía con ironía, me gustaba contar historias. Sale de ahí, del contexto que tenemos, nos toca laburar en barrios muy bajos y veo y trato de analizar todo eso. La canción es un lugar donde podés bajar esa imagen que te queda en el bocho. Me pasa generalmente la melodía Poli, que es el violero, y las armamos aprovechando la tecnología. Me pasa las bases de viola entonces yo llego al ensayo con un mínimo de melodía y sobre eso voy armando la letra. La verdad nos fluyen las cosas, estoy un poco sorprendido con eso; y si algo no nos gusta pasamos a otra cosa y listo. Es algo que el estilo te permite, al ser canciones cortas.

¿Qué otros proyectos frenó la pandemia?
Íbamos a grabar otro EP, teníamos una fecha con Las Manos de Filippi, Kumbia Queers y con Anarquía Tropical en Temperley. También teníamos planeado viajar a Mendoza y a San Luis. Estábamos a full y bueno…cuando se levante vamos a estar más a full, vamos a tener más ganas. La idea es grabar cuatro temas que nos quedan que tienen actualidad y un poco como nos habíamos propuesto, este estilo que tocamos y el mensaje necesitan que salgan. Hoy también tenés que sacar y mostrar aprovechando las plataformas libres que hay, que son una de las mejores cosas que le pasaron a la música.

Al escuchar sus canciones tuve la sensación de urgencia ¿es un poco así?
A nosotros nos gusta como se está dando todo, con una naturalidad. Nos planteamos lo que queremos, creemos en lo que estamos haciendo, nos gusta y se ve reflejado en eso que decís, en el vivo también. Sale así, en mi caso de cantar es como un recurso que tengo, es el de cantar bien al frente, y con los pibes que son grandes músicos siento que tengo una base atrás que me permite hacer cualquier cosa. El punk te da libertad para hacer eso. Con respecto a las letras yo escucho mucho punk de España, lo clásico de los 90s de acá, sigo escuchando ese estilo de música, busco encontrarle el modo simpático también a la canción, que no se vaya todo a lo oscuro, al grito. Le estamos buscando la vuelta para que no sea todo heavy y que dentro de todo sea simpático para que sea canción.

¿Esa síntesis en las letras también fue buscada?
Trato de escribir de una forma o de simplificar algo que me resulta complejo. Me gustan mucho las canciones que cuentan una historia de forma simple y encima son punks. Es algo que tienen bandas como Fun People, Eterna Inocencia o 2 Minutos. Y es la forma que a mí me gusta escuchar, las hago para que me guste a mí en realidad.

Además de la protesta hay espacio para el amor como en “Caminando”...
Si, justo el otro día estábamos hablando de eso. Vimos la película de Cadena Perpetua y decían eso. La idea de tocar y no siempre hacerlo con el diario al lado porque pierde eso de la energía. Me imagino que hay gente que quiere escuchar cosas que no le pinten con objetividad lo que tienen alrededor. También está bueno contar esas historias más comunes, de barrio. En un momento como que se perdió eso o se hablaba de la birra en la esquina y en el otro extremo era mucho grito y abstracción en las letras. Siento que se perdió un poco el mensaje que tiraba 2 Minutos, canciones más comunes, a mí me gusta mucho eso.

"Me imagino que hay gente que quiere escuchar cosas que no le pinten con objetividad lo que tienen alrededor. También está bueno contar esas historias más comunes, de barrio".


En las sierras cordobesas o en el asfalto bonaerense, Todos Los Fiscales Muertos revelan su desprecio hacia la policía, una institución de confrontación histórica en la provincia. “Es que no hay forma de coincidir, no existe forma de coexistir, yo siempre de tu lado opuesto” repiten en “Policía no!”, y llevan el reclamo de aquellos que son víctimas del abuso de autoridad. Pero también hay espacio para el sarcasmo citado al pedirle a los uniformados que se busquen un trabajo honesto.

¿Cómo fue la experiencia de viajar a Córdoba?
Estoy flasheando un tocazo con eso porque no tocaba hace mucho, para mí todo es súper novedoso entonces que te llamen para tocar en Córdoba, es una locura. Fuimos porque Poli es cordobés, del pueblo Ballesteros y queda muy cerca de Villa María donde hay mucha juventud, mucha movida universitaria y de música desde los 90s. Pegamos onda con la banda los Chalecos que tocaron acá en la presentación de nuestro material, entonces fuimos para allá donde también pegamos una fecha en Río Cuarto. Estuvo buenísimo, la gente la flashea, valoran que una banda de Buenos Aires viaje y pegamos mucha onda con la gente. Viajar es llevar tu música a otro lugar y que te reciban piola no lo podés creer. Se genera unión entre la gente que te recibe y uno que viaja.

Conurbano Distorsión

Daro manifiesta no comerse la de “soy de mi barrio” pero sostiene que al patear las calles del conurbano, cada esquina tiene su identidad. Tampoco olvida que “tenemos pobreza y es una mierda”, esa que describe en “9 de abril” donde “los pies de un chico descalzo dejan huellas en el barro” y se pregunta "¿a dónde irán aquellos niños cuando el barro sea sangre?" En ese marco aún le queda aire por respirar, el que percibe alejándose del centro, caminando o andando en bicicleta sobre los adoquines de Remedios de Escalada donde todavía “escuchás algún que otro pájaro”.

Vi la difusión de los videos y hay una estética marcada en todos. ¿Qué buscan en las redes?
Claramente le damos importancia y sale todo del seno de la banda y de la gente que tenemos alrededor. Cada uno se especializa en algo, como yo con lo visual, gente que nos saca fotos nos ayuda con lo audiovisual y Poli que maneja las redes. Nos vamos manejando como un equipo y cada uno tiene como su sector además de estar rodeado de gente talentosa. Hacemos lo que nos gustaría ver de una banda, nos vamos dividiendo los roles siempre de manera autogestiva y sacando plata de nuestros bolsillos tratando de potenciar cada moneda que entra a la banda. Volcamos esa guita en la gente que nos da una mano o viene a las fechas para que se sientan parte, no solo por eso sino por el tiempo que le dedican a la banda, se les retribuye.

¿Cómo organizan las fechas?
Poli es el que más se encarga de eso. Es el que generalmente consigue fechas además de las que generamos nosotros. También venimos de otras bandas entonces por ahí contamos con espacios de gente conocida. Los viajes fueron gracias a la difusión, en San Luis y Mendoza nos invitaron porque nos escucharon. Ahí cierra un poco también para qué sirve lo visual, sirve para difundir y que te conozca gente, después la posta es en el cara a cara pero para empezar está bien. Antes se mandaban cartas a una revista, ahora es distinto.

¿Cómo resumís lo hecho en menos de dos años?
Fue todo muy rápido, sigo pensando que es poco material pero también veo que gusta al igual que a nosotros y es buenísimo. Sinceramente es todo una sorpresa y es una de las cosas que más satisfacción me está dando la vida. Es como el sueño del pibe. Estás con amigos, compartís, a veces viajás y lo hermoso de esto es que todo lo que nos propusimos se fue cumpliendo, me parece que poder hacer eso hoy es un lujo. Poder hacer por fuera de nuestros laburos, de nuestras vidas. Proponer objetivos en común por fuera de un interés material hoy no es habitual y le doy mucho valor a eso en lo personal al darme cuenta que se puede generar entre distintas personas.

En menos de un año y medio, Todos Los Fiscales Muertos lanzaron dos Eps, produjeron videos, tocaron en distintos lugares de Buenos Aires, además de la provincia de Córdoba y dejaron en el tintero por desgracia del Covid-19, una nueva grabación, un nuevo viaje a Villa María y otro a Mendoza y San Luis. Los primeros pasos marcan la seguridad de una banda que sabe lo que quiere y que sólo una pandemia pudo pararlos. Este presente de casas adentro anhela un futuro que los vea nuevamente en el asfalto gastando las zapas, poniendo el pecho. En las calles, donde no caben dudas, volverán a reírse otra vez en la avenida principal.-

Todos los fiscles muertos son:
Daro: Voz.
Poli: Guitarra y coro.
Fede: Bajo y coro.
Sebas: Batería.


▶️Contacto
Instagram
Facebook
YouTube
Spotify

▶️Entrevista: Norberto Alfaro.
▶️Fotos: Daniela Po.