ENTREVISTA | LIMA DOOM: PERÚ DENSO, LENTO Y PESADO COMO LA BREA



La masividad digital provocó dos cosas en el ambiente musical: 1) que el material discográfico de las bandas esté al alcance de mucha más gente y con una facilidad casi ridícula, y 2) con la salida de las redes sociales, también se potenció el alcance que tienen los proyectos musicales a la hora de salir a la calle a tocar. Lo que antes costaba una fortuna en flyers y afiches, ahora se puede conseguir de manera más accesible y a unos cuantos clics de distancia, si se sabe usar bien las herramientas informáticas hoy disponibles. En este lado de la escena es donde se encuentra Lima Doom: originalmente un festival dedicado a la música pesada que, con tiempo y esfuerzo, se expandió para incluir una plataforma especializada en la promoción y difusión de proyectos de doom metal y derivados, sumando además la organización de otros festivales. Nos pusimos en contacto con Marcos Marín y Juio “Ñaka” Almeida, responsables del Lima Doom, para que nos contaran sus ideas sobre la parte “en vivo” de la escena pesada en Perú.

¿Cómo se inició Lima Doom?
Ñaka: El Lima Doom fue una iniciativa que tuvimos Marco Marín y yo a principios del 2013. No contábamos con un festival de Doom, Stoner y Rock Pesado nacional, ya que antiguos festivales como el “In Nomine Doom” o el “Oscura Ofrenda” habían desaparecido, y viendo que el creciente número de bandas de Doom y Stoner necesitaban una tribuna dónde presentarse, realizamos la primera entrega del festival el 23 de marzo de dicho año, con las bandas Reino Ermitaño, Caballo de Plomo, Psicorragia, Birro (ahora Conan), Nocturno y como banda sorpresa Paquidermo. Así iniciaron una serie de ediciones del festival donde presentamos grupos del interior del país así como bandas ya consagradas en el medio y agrupaciones extranjeras.

En su página de facebook nombran a dos productoras asociadas, Ogro Records y Toxiko Records ¿Cómo es tener un sello independiente en Perú? ¿Cuántas ediciones tienen?
Ñaka: Marco Marín pertenece al sello Tóxiko y yo a Ogro Récords. En mi caso, como representante de Ogro, puedo decir que es un colectivo de bandas como Reino Ermitaño, Mazo, El Cuy y La Ira de Dios las que crearon el sello con la intención de lanzar de manera nacional los discos de nuestras bandas que estaban siendo editados por sellos europeos. Con el tiempo, algunos de los nosotros hemos formado otras bandas a las que también les han editado discos en Europa y en el Perú a través de Ogro Records.
Marco: Llevar la dirección de un sello independiente requiere de paciencia, pasión y perseverancia. Uno mismo autofinancia las ediciones de cada disco, ya sea con plata de su propio peculio o generando pre ventas. Cuando las bandas son conocidas es fácil mover los discos, pero cuando se apuesta por bandas que a uno le gustan, hay que esperar el retorno de lo invertido a mediano e incluso a largo plazo, ya que se mueve muy lenta la venta de discos y merchandise en general. Otro medio de difusión del material es a través de ferias y conciertos. Ya contamos con 12 producciones de bandas como Reino Ermitaño, Kranium, Tortuga, Cholo Viseral, El jefazo, Conan, La Bruja, Biolazio, entre otros.

El año pasado llegaron a la undécima edición del festival musical Lima Doom, además de gestionar otros mini festivales como “Planeta Pesado” ¿Cómo describirían la escena metalera en Perú?
Ñaka: Bueno, el 30 de noviembre pasado presentamos la décimo segunda edición del Lima Doom con Reino Ermitaño, Inmemorial, Rito Verdugo, Druida, y de Chile estamos trayendo a Marchafunebre. La escena metalera en el Perú ha crecido mucho pero lo que nos da mucha satisfacción es que no sólo ha crecido, sino que la que más bandas tiene editadas o son reconocidas en Europa, Sudamérica y Norteamérica, es la escena del Rock Pesado, Doom Metal y Stoner peruano.


Reino Ermitaño.

¿Se suelen centrar sólo en el doom o suelen presentarse bandas de otros estilos en el Lima Doom?
Ñaka: El porcentaje mayor de bandas que presentamos son de Doom y Stoner pero también hay bandas de hard rock, rock progresivo y estilos pesados afines. Ademas hemos invitado bandas de otros estilos como el Blues, Hardcore y Heavy Metal.

Para Ñaka: Eres el baterista de Paquidermo, Reino Ermitaño y Mazo. Con Reino Ermitaño relanzaron su álbum homónimo este año, y con Mazo subieron su álbum “Mentenegra” el año pasado (lanzado originalmente en 1987) a su bandcamp, aunque Mazo está actualmente en un descanso ¿Qué novedades podemos esperar de Paquidermo y Reino Ermitaño?
Ñaka: En efecto, con Reino Ermitaño ya tenemos cinco discos y estamos preparando el sexto álbum. Este año el sello nacional Necio Records editó nuestro primer disco en formato vinilo y ya hay planes para sacar el segundo disco, Brujas del Mar, en vinilo doble para el 2020, también por Necio Records. Con Mazo ya tenemos tres discos, dos en estudio y uno en vivo del ´95. Todos los discos son de temas antiguos de Mazo, de fines de los 80’s y principios de los 90’s, y la idea es seguir grabando para poder publicar todo nuestro material que ya a mediados de los 90´s contaba con mas de 50 temas y ahora seguimos componiendo. En estos momentos estamos trabajando dos discos más: Peregrinaje y Roca Densa que esperamos puedan salir para inicios del próximo año. Paquidermo es un proyecto personal que tengo donde tocamos temas que compuse en el verano de 1982 y siempre me había quedado con la estaca de grabarlos. Para ello recluté a Juan Jiménez, guitarrista de Conan, (banda de doom metal) y a Frank Pachas, guitarrista de Caballo de Plomo, quien en Paquidermo se encarga del bajo. Los planes son grabar dos discos; el primero se llamará “Mea Culpa”, donde irán los temas antiguos que ahora tienen más de 30 años de compuestos. El segundo disco se llamará “Doom Bruto”, y constará de temas que he estado componiendo últimamente.

Para Marco Marín: ¿Tú tocas actualmente en alguna banda?
Marco: Lamentablemente no toco ningún instrumento; mi chamba está detrás del escenario. La música se la dejo a los entendidos.

Con el uso masivo del streaming, algunas personas prefieren quedarse en su casa y escuchar todo en youtube, spotify, etc ¿Cómo se refleja esto en los conciertos? ¿El público es menor al de antes?
Ñaka: El público del underground siempre busca escuchar nuevas bandas o ver en vivo a las que ya conocen y son de su agrado. En realidad hay un grupo de seguidores que siempre asiste a los conciertos y varía dependiendo de qué bandas se presenten o cuántos eventos coincidan en la misma fecha. El under no es, ni nunca ha sido masivo, pero este aspecto no es necesariamente negativo, están los que deben de estar y el público irá creciendo entre quienes se encuentren en la misma frecuencia musical e ideológica.

Paquidermo.

Dominio de Muerte.

Si bien el metal nunca fue algo masivo en Latinoamérica, siempre hubo una escena undeground latente ¿A qué piensan que se debe esto?

Marco: Básicamente creo se debe a que hay gente que cree y que persevera en su visión de la vida y no necesariamente tiene que ver con un éxito monetario.
Ñaka: Tiene que ver con un estilo de vida, una manera de expresar lo que se siente, ser parte de esa minoría que felizmente sigue creciendo, en donde cada cual se centra, en el caso de los músicos, en el tipo de música que componen y el mensaje que quieren proyectar, ya sea contestatario, espiritual o relacionado con sus principios o creencias religiosas contrarias a lo que la religión y el estado "laico" imponen. En el caso del público, es gente que se identifica con la música y e ideas y posiciones vertidas en cada composición.

¿Cómo afronta una productora independiente los gastos de realizar un concierto en estos tiempos de poca estabilidad política y económica?
Ñaka: El popular DIY. Nosotros trabajamos con muy poco presupuesto y confiamos en que la taquilla pueda cubrir los costos totales de los conciertos, pero es muy difícil y ya en varios eventos hemos tenido que pagar lo que no se pudo recaudar con dinero de nuestros bolsillos.

Además de las bandas oriundas de Perú, también han organizado conciertos de bandas extranjeras ¿Sienten alguna diferencia entre trabajar con banda locales y bandas extranjeras?
Ñaka: Sí, ya hemos traído bandas de Holanda, Venezuela, Brasil, Ecuador y Chile. Y no, a parte de los compromisos de movilidad, hospedaje y alimentación que tenemos con las bandas de afuera, no hay mucha diferencia en trabajar con ellos o con bandas nacionales ya que al ser rock subterráneo todos estamos en la misma sintonía.

¿Hay alguna/s banda/s que recomienden en particular que hayan pasado por Lima Doom?
Marco: Sí claro, muchas. Por ejemplo Indoraza de Huancayo, Difunto desde Chiclayo, Despondent Chants de Cusco, Inmemorial de Lima, Aneurisma, Psicorragia, Reino Ermitaño, Paquidermo, y en general podríamos recomendar a todas las bandas limeñas o de provincias que hemos presentado, ya que ahora han logrado un gran nivel en ejecución y calidad musical. De Chile hemos presentado a Ocultum y Bitterdusk que son bandas ya consagradas en su país, pero en un antiguo festival llamado Oscura Ofrenda, presentamos a Sangria y Electrozombies también chilenas y de gran nivel.

¿Cómo se llevan con la etiqueta DIY y la autogestión?
Ñaka: Esa es nuestra insignia.
Marco: Definitivamente es algo que aplico tanto en el sello como en la productora. Tanto así que ahora cuento con equipos de backline y salida propios.

Para terminar, ¿hay algún mensaje que quieran transmitir a quienes, como ustedes, hacen a la escena del metal y el underground en otras partes de América Latina?
Marco: Persistencia y pasión es lo que los guiará firmes.
Ñaka: ¡¡Y sigan manteniendo la pesadez!!

Como tan elocuentemente afirmarón Ñaka y Marco, el metal y el DIY dicen presente en Lima (y gran parte de Perú) y esto es sólo un pedazo de la subcultura pesada de esa tierra andina. Para conocer una pieza más de esa maquinaria subterránea e incansable que es el underground, recomendamos leer también la nota a Necio Records.-

▶️ Contacto:
Facebook

▶️ Entrevista: Leo Díaz.
▶️ Fotos: Facebook de Lima Doom.