PSICODELIA, COSMOS Y RESILIENCIA: ENTREVISTA A RUNA GAMAN


El cuarteto instrumental de Buenos Aires formado por Gaspar Suarez Lissi (guitarra), Juan Cruz Bello Vargas (bajo), Guido Estrada (teclados y santoor) y Francisco Pellerano Cardús (batería y tabla) nos acerca a su orígenes, referencias e hitos discográficos; hablan sobre la inclusión de instrumentos de la India en su música, su visión sobre la independencia y la autogestión y sus próximos planes.



¿Cómo surge el nombre, hace cuanto que vienen tocando, y cuál fue la idea/concepto musical cuando se juntaron a tocar?
La búsqueda del nombre de banda empezó recién al terminar de grabar el EP. Luego de pasar por varias ideas, llegamos a la unión de dos conceptos, “Runa” que significa humano, persona o gente en Quechua, y “Gaman” que significa resiliencia, paciencia, resistencia estoica en Japonés. Nos conocimos en 2016 por un amigo en común que Juan conoció en un viaje a Córdoba. Él nos presentó a Fran con el que empezaríamos a tocar como trío en nuestra primer sala en Villa Urquiza. Inicialmente, la única motivación al juntarnos fue la idea de la improvisación libre y la de conocernos entre nosotros, en general influenciados por la psicodelia, la experimentación y el groove. Fran venía de algunos proyectos en formato trío, que iban del math pasando por el jazz hasta el ambient, algunos conformados con Guido, tecladista actual. El resto, Juan y Gaspar, nos conocimos en el secundario y venimos tocando juntos desde entonces.

¿Qué influencias/referencias musicales y extramusicales conviven en la música de Runa Gaman?
Cada uno trae un bagaje musical propio e influencias muy diversas, pero que confluyen en el ámbito del rock psicodélico y espacial. Nos identificamos con bandas como Los Natas, Persona, Colour Haze, Causa Sui, Papir, entre otras actuales que están influenciadas por los sonidos de la psicodelia de los 60s/70s. Desde el imaginario de la banda tomamos muchas ideas de la naturaleza y de su relación con lo fractálico, la literatura de Borges, elementos de ciencia ficción, la obra de Carl Sagan, y en general la exploración del cosmos, hacia adentro y hacia afuera.

Dentro del estilo que se mueven (space rock, stoner, rock psicodélico) y habiendo muchas bandas que van por un camino similar, ustedes se diferencian con una música que al escucharla se nota muy libre, al no caer en clichés ni cosas forzadas, de algún modo parecen despegarse de lo ya conocido ¿es algo que piensan antes o durante el proceso creativo? ¿Las composiciones nacen de juntarse y zapar o tienen alguna idea que va creciendo con el aporte de los demás?
A pesar de tener esas influencias nunca nos interesó ser una banda atada a un género específico. Como el proyecto nació de la improvisación, nuestro proceso creativo quedó marcado con esta forma de hacer música. Nos parece la manera más sincera de que no haya imposiciones entre nosotros y la música pueda fluir con naturalidad. En general nadie viene con una idea ya formada sobre los temas, es más bien algo que va creciendo ensayo a ensayo, muchas veces empezando con un disparador que alguno trae y al que cada uno le aporta su toque. También hay partes que salen enteramente de la improvisación y de revisar grabaciones de ensayos.

En los videos del ciclo Saturno 5, se pueden apreciar, en lo particular, una atmósfera, un clima especial que genera la banda; y en aspectos generales, que la música instrumental tiene ese plus por sobre la que tiene voces ¿Están de acuerdo con esto? ¿Cuáles son las características que pueden destacar, por decirlo de algún modo, de ser una banda instrumental?
Sí totalmente. El ser una banda instrumental nos permite explorar más texturas y darle relevancia al sonido y la expresión de cada instrumento en sí, por sobre una narrativa concreta que podría generar agregar una voz. Nos interesa más que el que escuche tenga una mayor libertad de interpretación de lo que siente al encontrarse con los distintos ambientes que proponemos.



"Luego de pasar por varias ideas, llegamos a la unión de dos conceptos, 'Runa' que significa humano, persona o gente en Quechua, y 'Gaman' que significa resiliencia, paciencia, resistencia estoica en Japonés".



¿Cómo ven Cepa, su primer EP en retrospectiva? ¿Ven en su primer LP la continuación natural de aquel trabajo o consideran que es distinto ya sea desde lo musical, conceptual o estético?
"Cepa" fue nuestra primera experiencia de grabación y de composición, son los primeros tres temas que hicimos cuando todavía éramos un trío. Quizás como fue pensado como un demo y por falta de experiencia, no le dimos tanta dedicación a la producción del material. A pesar de esto nos gusta mucho y sentimos que representa ese momento inicial de la banda y sentó bases para lo que hicimos después. A partir de esto, y de la incorporación de Guido en las teclas, decidimos encarar el LP ¨Runa Gaman¨ con una visión más detallada en todo el proceso de composición y grabación. Empezamos a jugar con más texturas, colores y dinámicas que creemos que le dan más profundidad y madurez al sonido, así que sí, creemos que representa una evolución natural del sonido con la que estamos contentos.

Para el primer disco, incorporan instrumentos orientales como el santoor y el tabla. ¿Cómo se dio esto y cuál fue la búsqueda sonora que llevó a tomar esta decisión?
Más allá de lo que ensayamos como banda, solíamos juntarnos a zapar en formato acústico. Fran y Guido escuchan mucha música clásica de la India y tocan el tabla y santoor hace un tiempo, así que la idea de meter algo acústico en el disco se dio naturalmente. Nos pareció que era una buena forma de agregar un descanso entre el resto de los temas eléctricos.

¿En algún momento les gustaría incorporar/experimentar con otros instrumentos y/o voces en la música de Runa Gaman?
En este momento estamos explorando nuevas texturas y ritmos. Si bien no descartamos incorporar nuevos instrumentos, no es algo que estemos buscando activamente. Si se da la oportunidad de cruzarnos con alguien que sume a la propuesta, siempre será bienvenido.

Según informan en su bandcamp, a este trabajo lo grabaron en solo dos días. ¿Cómo fue esa experiencia? ¿Salió tal cual lo tenían ensayado o terminaron de definirlo en el estudio?
Fue una experiencia hermosa y muy intensa también (risas). Lo grabamos en Estudio El Pie con el maestro Nono Di Peco y nuestro amigo Pepo Baumann con el que también hicimos toda la pre-producción del disco, por lo que los temas estaban bastante ensayados y con todas las ideas bien asentadas. Para mantener las dinámicas y la energía de temas tan largos, decidimos grabar en vivo, los cuatro en el mismo room. Hicimos varias tomas de cada tema hasta lograr la que nos dejara conformes a todos, por lo que fueron dos días de muchísimo laburo y de a ratos luchando contra el cansancio y el tiempo, pero el resultado final nos encantó a los cuatro. De hecho grabamos un quinto tema largo que finalmente no quedó en el disco. La segunda jornada fue el 9 de diciembre de 2018. Tres de los cuatro somos hinchas de River así que vivimos la final de la libertadores mientras hacíamos las últimas tomas del disco. Definitivamente fue un día de muchas emociones.

¿Qué importancia le dan al arte de portada de los discos? ¿Tienen algún significado en especial?
En general el tema de la estética y cosas como los nombres de los temas, y en su momento de la banda, son asuntos en los que no solemos meternos hasta haber terminado toda la música. Con eso terminado, tanto en "Cepa" como en nuestro último LP buscamos definir un concepto que se vea reflejado en los nombres de los temas y la tapa del disco lo mejor posible. Para "Cepa" estábamos en una época de conocernos, improvisación y exploración total, así que de ahí y de ciertos conocimientos sobre esporas y generar sus sellos es que salió la tapa del EP. Para el LP veníamos movilizados por algunos viajes que habíamos tenido este último verano así que decidimos encarar la estética por el lado de la naturaleza, sus paisajes y su mitología. Finalmente el arte de tapa fue hecha por nuestro amigo Santi Navone, basada en una fotografía analógica de Flo Catalano, que capturó en la Patagonia en un viaje compartido con Juan y Gaspar.

"Fran y Guido escuchan mucha música clásica de la india y tocan el tabla y santoor hace un tiempo, así que la idea de meter algo acústico en el disco se dio naturalmente".



Ambos trabajos están disponibles con libre descarga en su bandcamp. ¿Piensan editarlos en algún momento en formato físico? ¿Qué importancia le dan a eso?
Estamos trabajando en esto actualmente, definiendo qué tipo de edición queremos hacer. Con Bandcamp pasa una cosa muy linda que es que a pesar de que el disco está disponible para descarga libre sin ningún tipo de costo, muchas personas de distintos lugares del mundo decidieron dejar una colaboración que a nosotros nos sirve mucho para una futura edición. No consideramos al formato físico necesariamente una herramienta de difusión, sino más bien una manera de darle una entidad física al arte de tapa del disco.

¿Cómo se llevan con las etiquetas autogestión, independencia, DIY? ¿Cuán lejos (en términos de distancias, oyentes, convocatoria) creen se puede llegar con esta forma de trabajo?
La historia de la música en Argentina tiene muchos ejemplos conocidos de bandas que se manejaron siempre en la independencia y el DIY y supieron llegar a públicos masivos. Nosotros no reprochamos de ellas para nada, pero también creemos que este tipo de etiquetas, de la misma forma que las etiquetas de género musical por ejemplo, tienen sentido en la medida que impulsen la escena a la que se refieren. Si etiquetas como “independiente” o “autogestivo” hacen que bandas, espacios, productores se unan para crecer juntos y generar alternativas a las escenas más hegemónicas de las que nos quejamos todo el tiempo, entonces suman. De otra forma pueden terminar siendo un tipo de pose más.

¿Cuáles son las últimas novedades y los próximos planes?
Estamos trabajando en nuevos temas, queremos abrir un poco más la paleta de texturas así que estamos muy metidos en el laboratorio. También estamos diagramando la presentación del disco que proyectamos poder hacer antes de fin de año.

Muchas gracias por tu tiempo y buena predisposición, ¿algún mensaje final o algo que quieras decir que no pregunté?
Ante todo queremos agradecerles la oportunidad de charlar y darnos este lugar que para nosotros es muy valioso. Todo el tiempo vemos espacios cerrando, menos gente en las fechas porque hay que cortar los gastos, y bandas que ante la presión se separan y dejan de producir ese alimento espiritual que encontramos en la música. En este contexto, proyectos como Subcultura y Saturno 5 son banderas claves para resistir este momento.-

▶️ Contacto:
Bandcamp
Facebook
Instagram
Spotify
▶️ Fotos: Santi Navone.
▶️ Entrevista: Leandro N. y Fernando Diéguez.