Autogestión en tiempos de miseria: festival solidario con Cursi No Muere, WRRN y Portland



«Sostengo, como eslogan, que mientras haya miseria no hay democracia” 
Osvaldo Bayer.

Si lo personal es político, no hay dudas que lo colectivo y lo autogestivo tiene sus raíces en la expresión de los marginados por este sistema de productos e individualidad. Acéfalas las instituciones, somos quienes desde nuestro lugar o rol en la sociedad debemos activar alternativas para mantener lazos y no perder la empatía hacia quienes son excluidxs de toda “propuesta” marketinera como spot reflejada en los limpios y falaces rostros, impresos en las boletas cada cuatro años. Giramos en torno a ciclos que comandan las corbatas, los bancos y lxs patrones. Sufrimos lxs estudiantes, lxs docentes, la clase trabajadora y lxs jubilados. Miramos el hoy como un cigarrillo a consumir sin sentir que estamos olvidando a quienes nos vieron crecer y cavando las tumbas para quienes son ese “divino tesoro”, abrigados de egoísmo y alimentados por la esquiva mirada del odio.

Mañana jueves 15 de agosto a las 21 hs, hay una cita importante en el CC Matienzo, en la que Cursi No Muere, WRRN y Portland llevarán a cabo un festival solidario. El valor de la entrada anticipada y en puerta será $100, donde lo recaudado será en beneficio del hogar de niñxs “Betel” en Castelar y de “El Transformador” de Haedo. También se estarán recibiendo ropa y juguetes en buen estado para lxs niñxs que asisten a dichos espacios. Nos contactamos con los organizadores del evento para hablar sobre el compromiso asumido por este grupo de amigos unidos por el arte, la autogestión, solidaridad y la militancia política desde la acción directa.


WRRN. Foto: Gody Mex

“Desde mi perspectiva, hablar del hardcore punk y todo lo que el movimiento abarca, es hablar también de cuestiones solidarias. Desde que estoy involucrado en él, las movidas solidarias siempre ha sido una parte inherente al movimiento. Un poco por eso y también por la necesidad de combatir el sentimiento de vacío cuando sabiendo que podes hacer algo para ayudar te quedas de brazos cruzados”, nos comenta Gonzalo Morales, voz y guitarra de WRRN.

“Crecimos en espacios autogestionados que siempre fueron nicho de acciones solidarias donde muchas de las personas que organizaban tampoco tenían nada asegurado. Creo que esa herencia, y la responsabilidad de ser conscientes que tenemos un medio como la música y la consciencia de la realidad es la que nos hace sentir la necesidad de movernos así. Estamos haciendo un poco lo que nuestro sentido común nos dicta en vista del contexto y nuestra posición. Cada uno desde el lugar que tiene visibilidad y va transitando.”, expresa Sebastian Vazquez Quijano, guitarrista de Cursi No Muere, consecuente a la unión de la amistad que coexiste entre las bandas y agrega: “somos amigos hace tiempo y hablamos de lo que pasa cada vez que nos cruzamos. No es muy difícil en este contexto que las charlas viren en algún momento sobre este tópico. Es obvio. Nos quieren ver abajo. Anoche les robaron la pelota y ahora pusieron el dólar a 55”, haciendo referencia a la recientes PASO y la especulación de los mercaderes de turno.


Cursi No Muere. Foto: Luciano de Gori

Más allá de colaborar directamente con comedores y espacios que asisten a familias en situación de marginalidad y teniendo en cuenta que su trabajo nace desde la autogestión, ¿de que manera ocupa la militancia en sus ideales individuales y colectivos? ¿que debate nos debemos como sociedad para romper este paradigma de terror que nos imponen?

“La militancia que nosotros ejercemos se vive en el cotidiano, no hay día que no militemos. Cada acto está atravesado directamente por nuestra conciencia de clase. La parte individual de esto es deconstruirnos, alejarnos de la idea autómata con la cual nos hicieron crecer y esto nos abre la puerta a muchas otras cuestiones que sería una hipocresía no hacernos cargo. En consecuencia, a nivel colectivo nos lleva a buscar eso en otrxs , y vernos reflejados en ideas, en reflexiones, en nuestras múltiples realidades también nos nutre e incentiva a militar el día a día. Creemos que la sociedad merece un cambio estructural. El cambio de paradigma de hambre se arraiga directamente a qué vivir en sociedad se transformó en "vivir la vida en una única dirección", hacia delante. Lo único perpetuo son los conceptos que nos imponen y condicionan, lo demás como el deseo de un plato de comida o las vidas mismas de las personas, son efímeras, descartables. Frente a este atropello de un estado ausente, la sociedad se refleja con frialdad y parece ser más cómodo ignorar las necesidades del conjunto. Creemos necesaria esta comprensión para que cada unx , desde su lugar se organice y asuma un rol paliativo para que, desde el arte, cada trazo o cada canción sea un acto político de lucha” , declara Lautaro Gomes Rubio, baterista de WRRN, sin esquivar ese falso tabú conservador de intentar cooptar el arte de la política por parte de los medios e instituciones hegemónicas.


Portland. Foto: Eric Cabrera.

“Creo que militamos lo que vemos que pasa en la calle. Estamos afiliados al dolor por el hambre y el frío tan intenso que azotó a la gente que ahora vive en las calles. Hacemos lo que cada uno siente que puede dar desde su lugar con humildad”, suma Vazquez Quijano. Está más que claro que cuando de desigualdades se habla, no hay espacio sin necesidades.

"Cabe destacar, que además de venir agitando este tipo de eventos desde el año pasados, tenemos en mente más movidas solidarias en el transcurso de los siguientes meses. Para quienes deseen colaborar con los espacios, les dejamos los contactos”, cierra Gonzalo e invita a lxs lectorxs a sumarse con la causa en el caso de no poder asistir al evento.-

▶️ Contactos:
Hogar de Niñxs Betel
Mayra (Encargada) – 4489 3454
Aristobulo del Valle 455, Castelar.

El Transformador
Casa y Organización Comunitaria que aborda de manera cooperativa, autogestiva, asamblearia y horizontal, la niñez con experiencia de vida en calle, la cultura y el arte, la educación popular, los feminismos, los derechos humanos, la agroecología y la comunicación comunitaria.
2199-5490
Caseros 200, Haedo.

▶️ Texto: Germán Ponce.