Festival de sellos independientes: Pistilo Records

El 16 y 17 de marzo se realizará un nuevo festival de sellos discográficos independientes en la Ciudad de Buenos Aires. Una serie de preguntas con ejes en la producción, distribución, financiamiento, experiencias y expectativas fueron enviadas a diferentes sellos participantes. En esta oportunidad, responde Pistilo Records (Mar del Plata). 


Me gustaría saber sobre la historia del sello: cómo surgió el nombre, cuál fue la motivación de iniciar un sello y cuántos miembros forman parte del proyecto. 
Pistilo Records nace a fines del siglo XX en Mar del Plata, cuando algunas bandas florecientes de entonces idearon un camino conjunto, cooperando en la producción de conciertos, ediciones discográficas y compartiendo experiencias multidiplinarias. El nombre se lo dio el título de una canción de Piel de Polen que alude al órgano femenino de las flores. Los miembros del sello han ido variando con los años pero se mantiene una columna vertebral compuesta por integrantes de mayor antiguedad y dedicación al sello. El equipo es fluctuante y flexible. Los roles se dan de modo natural entre quienes más afecto, interés o capacidad tiene para cada actividad, y con los tiempos que disponemos cada integrante trata de sumar a los proyectos que encara el sello.

¿A qué géneros apuntan? ¿Hay algún concepto en particular que funcione como eje? 
Compartimos la cultura del rock alternativo, un género amplio que engloba a toda la parte del rock que no se volvió un producto comercial. Existe un concepto y una identidad que tiene que ver con la fidelidad hacia la propia convicción, y una forma de hacer las cosas que a veces es difícil autodeterminar y por ello cito al Guillermo Ricci cuando en su publicación “el gramófono” refiere que “Hay otro factor que hace pensar en la búsqueda altruista y estética de Pistilo como un caso atípico dentro del nutrido panorama actual del Rock Nacional. Su estructura de trabajo, espaciada pero sólida, con convicciones artísticas e ideológicas, los hace renunciar a la exposición mediática o sobre-exposición. Lo justo en su justa medida. En vez de una continuidad regular, esquemática, hasta predecible, prefieren aventurarse en diferentes espacios y ciclos que se repiten en condiciones extraordinarias (¿¡cada 10 años!?). Es esa actitud la que corrobora que no hay estructura fija que haga pensar en un sello convencional sujeto o atendiendo a parámetros del mercado o caprichos de fans. Cada nuevo anuncio contiene lo novedoso y la marca de la casa, un estilo Pistilo, un brote que parecido a los anteriores jamás será idéntico: búsqueda y cerebración”.

¿Cuál es el criterio de selección de los artistas? ¿Se podría decir que hacen una “curaduría”? 
Tenemos un criterio restrictivo: sólo nos vinculamos con quienes surge y se mantiene una identificación conceptual, y ello tiene que ver con la búsqueda de la autenticidad. No tiene lugar en Pistilo el proyecto que busque popularidad o cualquier tipo de poder que no tenga que ver con el arte. Es necesario que compartamos el criterio de belleza, siempre tan subjetivo, pero también necesito conocer a las personas detrás de los proyectos, y confiar en que sean buena gente, idealistas y honestos.

En cuanto al proceso de producción, por un lado, me gustaría saber en qué formato editan. Por otro, si mandan a fabricar o lo hacen de manera artesanal, casera; si hacen tiradas grandes o muy pequeñas.
Los formatos son vehículos y como tales pueden conllevar su belleza a la obra y a veces completarla. En nuestra iconografía sentimental, el cassette es nuestro formato emblema, ya que nuestra formación iniciática fue en los ochentas, cuando el k7 llegó a los hogares con la posibilidad de capturar sonidos con tan solo apretar dos teclas. Pero nuestro nacimiento como sello coincide con un hecho de singular importancia, que fue la aparición del cd/r, que permitía replicar discos compactos, en el albor de la era digital, sin pérdida de sonido. Ese entusiasmo por el formato es el que nos lleva a seguir editando hasta el día de hoy en cd/r. La generosidad de poder hacerlo en nuestro taller, de acuerdo a la demanda, o a nuestro tiempo y presupuesto, sigue siendo un punto a favor dentro de los formatos posibles. Aun cuando cuando la música se pueda pueda expandir mas por vía digital, queremos seguir teniendo la opción del formato físico y tridimensional de casi todo el catálogo.

¿Cómo manejan el tema burocrático y “legal” de la música? ¿Cuál es el arreglo que hacen con las bandas en cuanto a derechos de autor, SADAIC, etc?
No tenemos una ambición comercial con la música e intentamos esquivar a todo lo que es burocracia. Nos interesa más la concreción de obra que su explotación y por ello no nos preocupamos demasiado por los derechos de autor. Creemos que instituciones como Sadaic están vetustas y poseen estructuras de distribución injustas, que a nosotros nos han quitado más de lo que nos han brindado.

¿Cómo manejan su material con los distribuidores? ¿En qué lugares se puede conseguir su material?
Antes, cuando los discos compactos se vendían en las disquerías, solíamos dejar algunas piezas del catálogo a consignación y pasar cada tanto a ver que se había salido y reponer faltantes, pero eso ya no tiene mucho sentido. Ahora no tenemos distribuidores, asumimos ese rol directamente nosotros, enviando material por correo a quienes lo solicitan, o alcanzándolos personalmente o a través de amigos que van y vienen porque la demanda de álbumes en formato físico es mucho menor. Si bien tenemos amor por los formatos analógicos con los que crecimos, el cassette y el compact-disc principalmente, la edición de nuestra música se efectiviza a través de las plataformas digitales actuales. Preferimos el formato de Bandcamp para la distribución de los álbumes por su sistema de streaming y descarga, pero nuestros lanzamientos se dan paralelamente en todas las plataformas disponibles hoy a nivel global, como Spotify, Itunes, Youtube, etc.

Además de las ventas del material que editan, ¿tienen otras estrategias de financiamiento?
El proyecto siempre se construyó desde el concepto “Indie” del “hazlo tú mismo”, financiándose con los medios básicos que ya teníamos a nuestro alcance y con nuestras energías encaminadas a ponerlos a funcionar con intenciones de expresión cultural. Con ello pudimos empezar a editar nuestros discos, armar nuestros conciertos, y pronto se generaron intercambios de generosa acogida. Nuestra instalación en la escena musical ha sido siempre periférica pero constante a lo largo de estos veinte años, hemos concretado la edición de más de cincuenta álbumes, y mas de cien conciertos en la ciudad, que ya constituyen un pequeño legado para la historia del rock alternativo local.

¿Qué herramientas o métodos utilizan para difundir su material y/o actividades?
Todo lo que hacemos lo publicamos en nuestra web, que se actualiza permanentemente de modo que quien quiera saber en qué andamos o qué hicimos en nuestra historia tiene todo allí disponible. Nuestras actividades se difunden también por nuestras redes sociales, facebook e instagram, principalmente. No solemos hacer campañas publicitarias ni pagar por prensa. Tendemos más a la acción destinada en poner a disposición nuestra obra, pero no aplicamos tantos recursos en la difusión porque creemos que no somos quienes debemos encargarnos de eso, puesto a que la popularidad no es un objetivo primario para nosotros.

¿Qué piensan sobre el uso de las plataformas digitales como Spotify, Deezer, etc? 
No importa mucho la plataforma que se use, todas son vehículos para disfrutar la música, así que tratamos de que la mayor parte de nuestra obra esté en casi todos los medios digitales actuales, como Spotify, Deezer, Itunes, Youtube, Bandcamp etc.

¿Cuáles son las cosas positivas y cuáles las no tanto de tener un sello?
Lo más positivo es la independencia, como forma de evitar intermediarios y poder tomar todas las decisiones artísticas, y asimismo tener una contención de aliados en el camino musical. La desventaja es que el esfuerzo colectivo a veces no suele ser del todo solidario entre todos los componentes, y es un gran esfuerzo tratar de mantener ese equilibrio.

¿Qué consejos le darías a alguien que quiera fundar un sello en estos tiempos? 
Que exponga su convicción y lo lleve a cabo.

Muchas gracias por tu tiempo y buena predisposición, vamos con la última: ¿qué expectativas tenés para el Festival de Sellos?
Experiencias como éstas renuevan las expectativas de consolidar un verdadero espacio federal más amplio para los sellos indies que son los que verdaderamente filtran las perlas de entre el lodo, y no se encuentran contaminados por el aparato comercial de la industria musical, que llena de basura los parlantes desprevenidos.

¿Algún mensaje final o algo que quieras decir que no pregunté? 
Que presten atención a Los Negros, la banda que tocará en el festival y sintetiza en gran parte el espíritu de Pistilo Records.-

Links / contacto 
www.pistilorecords.com 
http://pistilorecords.bandcamp.com/ 
https://www.instagram.com/pistilorecords/ 
https://www.facebook.com/pistilorec/
http://www.youtube.com/user/pistilorec