Festival de sellos independientes: Anomalía Ediciones

El 16 y 17 de marzo se realizará un nuevo festival de sellos discográficos independientes en la Ciudad de Buenos Aires. Una serie de preguntas con ejes en la producción, distribución, financiamiento, experiencias y expectativas fueron enviadas a diferentes sellos participantes. En esta oportunidad, responde Anomalía Ediciones (BsAs).

  
Me gustaría saber sobre la historia del sello: cómo surgió el nombre, cuál fue la motivación de iniciar un sello y cuántos miembros forman parte del proyecto. 
Originalmente, el sello surgió en 2015 como un colectivo en base a la unión de las bandas Archipiélagos, Hungría y Dislexia Free. Luego de organizar algunos eventos juntos, se creó un ciclo de recitales llamado Anomalía, nombre que fue seleccionado entre varias propuestas. Al poco tiempo se incorporaron Malviaje, Kjjjjjjjjj y Diente de Oro, y se creó Anomalía Ediciones, a modo de distro o sello virtual, con el objetivo recopilar material de las bandas del colectivo. Rápidamente, el sello comenzó a expandirse y empezamos a sumar material de bandas amigas y/o relevantes respecto al criterio artístico que define el sello, y finalmente comenzamos a hacer ediciones físicas de éstos lanzamientos. Actualmente, el núcleo laboral es de 4 personas, pero tenemos colaboradores para diferentes áreas como producción, audiovisuales, diseño gráfico, fotografía, etc. Todos los miembros y colaboradores de Anomalía somos integrantes o ex integrantes de bandas del sello. Lo que nos llevó a crear el sello fue, por un lado, la afinidad musical y humana que encontramos entre nuestras bandas, que en su momento se atrevieron a explorar un género poco común en Argentina, que es el math rock.

¿A qué géneros apuntan? ¿Hay algún concepto en particular que funcione como eje? 
En un principio, el común denominador de las bandas era el math rock, un género en el que todas las bandas del sello incursionaron en mayor o menor medida, y es el concepto alrededor del cual giraba tanto el ciclo como el sello. Eventualmente, fuimos ampliando el margen e incorporamos bandas que hacían foco en otros sonidos más cercano al post rock, el emo y el rock progresivo. Actualmente estamos buscando expandir aún más la paleta musical de nuestro catálogo, pero sin perder el eje anómalo que nos reunió en un principio: la experimentación.

¿Cuál es el criterio de selección de los artistas? ¿Se podría decir que hacen una “curaduría”? 
Por supuesto que la hay y, en Anomalía, la curaduría tiene carácter prioritario, ya que nuestro criterio artístico es muy específico. El proceso de selección es en principio estilístico / estético, basado en la búsqueda que tiene cada banda, aunque es innegable que el factor humano también juega una buena parte, ya que al ser un sello independiente tenemos una relación directa con cada uno de los artistas que forman parte del mismo. De modo que resulta tan importante la afinidad del sello con el contenido artístico de la banda/artista, como el modo de desenvolverse y manejarse de la misma.

En cuanto al proceso de producción, por un lado, me gustaría saber en qué formato editan. Por otro, si mandan a fabricar o lo hacen de manera artesanal, casera; si hacen tiradas grandes o muy pequeñas.
Los formatos en los que editamos son principalmente CD-R, pero también hacemos ediciones en cassette y hasta en vinilo. No tenemos un solo modo de editar, lo hemos hecho de modo artesanal y también “industrial”, dependiendo el caso y la elaboración del arte. Siempre es en cantidades pequeñas y basándonos en la demanda que notamos que hay por cada lanzamiento.

¿Cómo manejan el tema burocrático y “legal” de la música? ¿Cuál es el arreglo que hacen con las bandas en cuanto a derechos de autor, SADAIC, etc?  
El 100% de las ganancias relacionadas a regalías son para las bandas. Nosotros sólo brindamos asesoramiento en el caso de que las bandas quieran registrar sus canciones u obras.

¿Cómo manejan su material con los distribuidores? ¿En qué lugares se puede conseguir su material? 
Depende el distribuidor. En el caso de las disquerías clásicas del under porteño, dejamos el material en consignación. Pero hay casos de distribuidores que eligen comprarlos al costo y venderlos por su cuenta. Los lugares en los que se puede conseguir el material actualmente son Tienda Inerme y Disquería Mercurio (CABA), y en Salas Tifón (Ramos Mejía), también se pueden conseguir online coordinando con nosotros la entrega y el pago.

Además de las ventas del material que editan, ¿tienen otras estrategias de financiamiento? 
La venta de material es el principal ingreso del sello y, quizás, el único ingreso “fijo”, pero siempre estamos buscando el modo de llevar a cabo cada acción sin tener que acudir a las economías personales de cada integrante. Para lograr eso, trabajamos con artistas y/o productores que entienden la dinámica y el alcance del sello. Hemos traído bandas de afuera en repetidas ocasiones, organizado muchísimas fechas, editamos cantidades de discos, y todo sin ir a pérdida. A veces, las alianzas son un muy buen recurso: generan un feedback increíble, te alivian la carga y todo se potencia.

"A veces, las alianzas son un muy buen recurso: generan un feedback increíble, te alivian la carga y todo se potencia".


¿Qué herramientas o métodos utilizan para difundir su material y/o actividades? 
Las redes sociales, instagram y facebook, principalmente, cumplen un rol fundamental para nosotros. La comunicación del sello va en paralelo con la de las bandas y generalmente se potencian unas con otras. También contamos con un canal de YouTube donde subimos videos de calidad, de autoría propia, donde mostramos a las bandas que son parte del catálogo. Por otro lado, Anomalía es parte de una especie de alianza latinoamericana, con otros sellos afines de Chile, México, Perú y Brasil, donde no sólo hay intercambio de material y de recursos, sino que también gestionamos giras entre bandas y compilados con repercusión internacional.

¿Qué piensan sobre el uso de las plataformas digitales como Spotify, Deezer, etc? ¿Su material se puede escuchar por alguna de ellas? 
Nos parecen plataformas súper importantes a la hora de difundir música y, dado a su uso masivo y su alcance global, resulta una herramienta imprescindible para darse a conocer de manera universal. Todo el catálogo se puede encontrar en dichas plataformas. Hemos subido algunos de los lanzamientos del catálogo como iniciativa nuestra y otras veces a pedido de los mismos artistas.

¿Cuáles son las cosas positivas y cuáles las no tanto de tener un sello? 
Creemos en que las cosas buenas son mejores cuando las compartís con gente afín, y creemos que un sello tiene esa búsqueda, la de compartir el arte que nos resulta trascendente o relevante con la mayor cantidad de gente posible. Esto además genera un intercambio humano muy grande y te relacionás con muchas personas que tiran para el mismo lado que vos, lo cual es buenísimo y te dan más ganas de hacer cosas. No le vemos puntos en contra a tener un sello. Quizás sí puede ser bastante caótico por momentos ponerse de acuerdo para llevar a cabo ciertas gestiones, pero como somos ante todo un grupo de amigos que venimos trabajando juntos hace tiempo, se termina resolviendo todo de manera bastante fluida.

¿Qué consejos le darías a alguien que quiera fundar un sello en estos tiempos? 
Que crean en lo que hacen y que no tengan miedo a probar cosas nuevas.

Muchas gracias por tu tiempo y buena predisposición, vamos con la última: ¿qué expectativas tenés para el Festival de Sellos? 
Darnos a conocer aún más dentro de una escena musical superpoblada, y que la gente descubra nuestra propuesta, que consideramos diferente, anómala.

¿Algún mensaje final o algo que quieras decir que no pregunté?
Queremos agradecer por el espacio brindado en esta entrevista y el interés puesto sobre nuestra propuesta. Nos gustaría hacer hincapié en la proyección internacional de Anomalía y la alianza latinoamericana previamente mencionada: durante 2019 gestionamos la gira de Archipiélagos por México, la presencia de TOTS en un festival de Chile, y por último, Puerto Austral va a estar tocando en el ArcTanGent, el festival de math rock más grande del mundo, que se hace en Bristol, Inglaterra, todos los años y resulta la primer banda argentina y latinoamericana en llegar a dicho escenario. Previamente, ya habíamos gestionado la presencia de Malviaje en Chile y en México por duplicado.-

Links / contacto 

https://anomaliaediciones.bandcamp.com 
https://instagram.com/anomalia.ediciones 
https://facebook.com/anomalia.ediciones 
https://www.youtube.com/c/anomaliaediciones