FESTIVAL DE SELLOS INDEPENDIENTES: FUEGO AMIGO DISCOS

El 16 y 17 de marzo se realizará un nuevo festival de sellos discográficos independientes en la Ciudad de Buenos Aires, que tuvo una previa el pasado sábado. Una serie de preguntas con ejes en la producción, distribución, experiencias y expectativas fueron enviadas a diferentes sellos participantes. En esta oportunidad, responde Fuego Amigo Discos (BsAs).


¿Cómo estuvo el encuentro de sellos?
La previa del festival de sellos surgió como un evento para entrar en clima en la dinámica y la propuesta del festival. Resultó así, se combinaron sellos de más de 15 años con otros que hace poco empezaron a editar y producir en colectivo. Eso hizo que las propuestas musicales también fueran disímiles aunque funcionó la curaduría pensada y se escuchó mucha música actual y con futuro. La gente se va enganchando también con la propuesta de los sellos y aunque es difícil discernir la producción de un colectivo detrás de un festival a la de una productora o artista, vamos dejando marcas, conceptos y formas de hacer que los sellos imponemos día a día, los sellos estamos motivando eso detrás del festival.

Me gustaría saber sobre la historia de Fuego Amigo Discos: cómo surgió el nombre, cuál fue la motivación de iniciar el sello y cuántos miembros forman parte del proyecto. 
FAD surge en el 2010. Se inicia como una netlabel sin demasiadas aspiraciones más que generar un espacio para nuevxs artistas (amigxs) y compartir el material libre descarga y accesible siempre. El nombre surgió inspirado en el título del disco de un artista español llamado Sr. Chinarro y nos resultó atractivo poéticamente y de forma conceptual, más allá de su connotación bélica. El sello inició con Fernando Graneros, como un vicio melómano con un plan de pequeño, marginal y activo, que fuera grupal pero reducido, con el espíritu de esas ideas que se activan desde una habitación al mundo. Hoy el plan cambió bastante, aunque nos gusta pensar que mantiene su esencia. Somos Fuego Amigo Discos Mariano de los Ríos, Santiago Gayuli, Juan Rodes, Melissa Restrepo y Fernando Graneros, más un grupo de colaboradores fundamentales y principalmente una veintena de artistas únicos.

¿A qué géneros apuntan? ¿Hay algún concepto en particular que funcione como eje? 
No nos cerramos ni apuntamos a ningún género en especial. El concepto de fondo es mantenernos actuales y atemporales a la vez, ser lo más abiertos posibles y en eso buscar combinaciones y trabajar para que lo colectivo prevalezca siempre. Y también la empatía artista/sello, prácticamente fundamental. En nuestro catálogo hay distintas generaciones de artistas, distintos géneros e inclusive distintas propuestas y aspiraciones, nuestro propósito es dar espacio y hacer visible artistas con personalidad y voz propia.

¿Cuál es el criterio de selección de los artistas? ¿Se podría decir que hacen una “curaduría” de artistas? 
Existe una curaduría sí, básicamente sostenida por eso que comentábamos arriba: apertura a distintos géneros, distintas geografías, distintas ideas, enfocada en artistas que reflejen un carácter personal, antes que una pose. Obviamente incide el gusto personal y musical de los que hacemos FAD pero desde nuestros inicios moldeamos ese criterio para que fuera lo más amplio posible, del ambient o el post rock a la electrónica o la canción pop, de lo más instrumental a lo más cancionero. Todo vale en el plan de que se genere un apego entre el artista y el sello, que en definitiva termina siendo el mejor valor a compartir.

En cuanto al proceso de producción, por un lado, me gustaría saber en qué formato editan. Por otro, si mandan a fabricar o lo hacen de manera artesanal, casera; si hacen tiradas grandes o muy pequeñas.
La historia de las ediciones del sello está manufacturada por nosotros mismos. Más que por un obstáculo económico, motivado por una condición necesaria para darle un plus valor a cada obra. Editamos en cds, de fábrica o cdr, cassettes, vinilos, con distintas presentaciones, stickers, postales, posters, fanzines, jugando siempre con esa idea de obra especial que nos gusta que cada edición implique. Hubieron tiradas grandes, otras chicas, otras muy grandes y otras muy chicas… con la condición de hacer siempre como guía, no dejamos que ninguna pauta de oficialidad ni ninguna exigencia del mercado nos condicione y así en 9 años conseguimos que prácticamente todo nuestro catálogo de 135 ediciones tuviera su obra concreta.

"No dejamos que ninguna pauta de oficialidad ni ninguna exigencia del mercado nos condicione y así en 9 años conseguimos que prácticamente todo nuestro catálogo de 135 ediciones tuviera su obra concreta". 


Cómo manejan el tema burocrático y “legal” de la música: cuál es el arreglo que hacen con las bandas en cuanto a derechos de autor, SADAIC, etc. 
En ese aspecto somos bastante libres a lo que cada artista sugiera o pretenda, negociamos caso por caso. Nuestra recomendación siempre es registrar la obra y promovemos que cada artista resguarde su obra como prefiera, ya no solo en los organismos oficiales sino también en lo que respecta a la distribución digital. Al trabajar con tantos artistas los acuerdos sobre ingresos y retribuciones varían y cambian según cada caso pero ya sea con las ediciones físicas y las ediciones digitales, siempre proponemos que sea equitativo, no solo económicamente sino también en cuanto al trabajo y la fuerza que aplicamos para el desarrollo del proyecto.

¿Cómo manejan su material con los distribuidores? ¿En qué lugares se puede conseguir su material?
Casi desde nuestros inicios hicimos de nuestra Tienda de Discos algo constante y recurrente en eventos, ferias, encuentros, etc… eso nos facilitó no tener que lidiar con muchos intermediarios para acercar nuestro material al público. Sin embargo, aún depositamos confianza y bancamos el germen del descubrimiento musical que para nosotros son las disquerías. En ese sentido, seleccionamos puntos de venta específicos para el material del catálogo, espacios afines en cuanto a la propuesta, como las disquerías Siempre Acampa o Tienda Inerme. El catálogo entonces tiene asegurada una buena distribución física (también hacemos envíos al interior) y digitalmente está disponible gratis y libre descarga desde nuestra web, también en las tiendas digitales.

Además de las ventas del material que editan, ¿tienen otras estrategias de financiamiento? 
Todo el tiempo, siempre estamos buscando alternativas, de financiamiento o de acción, atajos que esquiven la necesidad monetaria para editar, viajar a tocar a otra provincia u organizar un evento. Es difícil sustentar el proyecto con los mismos ingresos del sello pero eso no quita mermar acciones o planes, al contrario, el sello se condiciona para ser más eficiente y efectivo en cada paso y por suerte las alternativas y las mayores posibilidades surgen de la acción colectiva, con lo cual antes de preocuparse por el financiamiento, el sello se replantea que sociedad o con que aliado vincularse para concretar ideas a la par.

¿Qué herramientas o métodos utilizan para difundir su material y/o actividades? 
La difusión siempre fue y será dificultosa para los proyectos a contra luz, alternativos y empeñados en otras voces. Contra el monopolio de la relevancia del momento, la moda, el mainstream invasivo o el under marketinero, contra el tráfico de influencias, el lobby y esa especie de “popularidad” de las redes, que generalmente poco tiene que ver con algo concreto, real y enriquecedor, lo que mejor funciona siempre es aunar esfuerzos detrás de algo real y apuntar al contacto directo. En ese panorama, más que el esfuerzo de FAD por “difundir su material”, vale alianzas con medios independientes, con otros sellos, el empuje de los artistas, ser personales en un discurso en las redes y no prenderse a ningún trato por conveniencia. A partir de ahí desde organizar encuentros gratis, material especial del sello, video sesiones, material fotográfico, generar contenidos y mantenerse visibles es fundamental mientras se remite al concepto del sello.

¿Qué piensan sobre el uso de las plataformas digitales como Spotify, Deezer, etc? ¿Su material se puede escuchar por alguna de ellas? 
Nuestros últimos lanzamientos y buena parte del catálogo histórico del sello está en las tiendas digitales, también en Youtube, etc. Son herramientas, una entre tantas otras, nos permiten visibilizar la obra musical y planear también otra llegada y otro desarrollo para los artistas pero tampoco nos sentimos dependientes de eso. Al haber desarrollado un esquema que cruza lo digital con lo físico y lo concreto con lo virtual, aprendimos que todo se complementa y todo puede utilizarse bajo nuestra premisa. No creemos que haya un paradigma que reemplace a otro sino que todo se puede convocar y un artista puede editar un hermoso cassette y desarrollar a su vez la publicación de un simple de Spotify a largo alcance.

¿Cuáles son las cosas positivas y cuáles las no tanto de tener un sello? 
La posibilidad de que la música, eso que verdaderamente nos apasiona y conduce, nos anime y aliente a planes, ideas, viajes, obras y especialmente nuevos amigos, es un valor único. Positivo también es compartir eso en el tiempo y volverlo un oficio en el que uno elige a sus compañeros de trabajo, en los que confía y para los que genera confianza, eso enriquece hasta las más dura tarea, en un sello como en cualquier otra acción en la vida ¿no? Todo lo contrario, cuando algo de eso se quiebra o se traiciona, es duro y desencanta, claro, pero por suerte también pasajero y poco habitual.

¿Qué consejos le darías a alguien que quiera fundar un sello en estos tiempos? 
Que avance sin dudar, que no tome dimensiones, medidas, riesgos, beneficios, condiciones, metas, que simplemente avance con un impulso honesto, solitario o compartido… que lo haga y ya. Que sea comprometido con su tarea. Con la música y con su papel en la realidad, sea cual fuere. Lo demás después es mucho más simple y entretenido.

Muchas gracias por tu tiempo y buena predisposición, vamos con la última: ¿qué expectativas tenés para el Festival de Sellos? 
Para nosotros la mejor expectativa ya se cumplió porque ya concretamos un hermoso y genuino grupo de acción entre sellos, desde hace meses. Ahí el primer y fundamental éxito del Festival. La expectativa es que al público le llegue toda esta propuesta, que se acerque como cada fin de semana y acompañe. La verdad es que no dudamos de eso porque los sellos y colectivos encaramos esta tarea todos los días y nos volvemos así el sostén fundamental de la escena independiente, sea lo que fuere que cada uno entienda por eso.

¿Algún mensaje final o algo que quieras decir que no pregunté? 
Solo el agradecimiento por el espacio, el cuestionario amplio y la buena intención de alentar desde su espacio esta energía y el ideario del festival.

Links / contacto:
http://www.fuegoamigodiscos.com.ar 
@fuegoamidiscos en facebook
@fuegoamigodiscos en Twitter
@fuego_amigo_discos en Instagram
Mail cancionesdelfuegoamigo@gmail.com