Entrevista a Eric Quach de thisquietarmy: “La música siempre es esperanza en este mundo oscuro”


Desde Canadá, un ejército pacífico de un solo soldado visitará por primera vez Buenos Aires el próximo 5 de marzo en el marco del festival Drone Celebration organizado por el sello Venado Records. Con más de 30 álbumes y cientos de shows en todo el mundo, Eric Quach, el cerebro detrás de los mantras drone, nos contó sobre sus discos, las giras, sus influencias, los extraños lugares donde tocó y cómo cambió su vida de ingeniero a músico itinerante.



—Thisquietarmy es un proyecto en solitario, pero en muchas ocasiones otros artistas han colaborado con vos, como Aidan Baker de Nadja, Syndrome [N. del R. Mathieu J. Vandekerckhove, guitarrista de Amenra], Noveller, entre otros. ¿Cómo es el proceso de trabajo en estas asociaciones para este tipo de música? 
—Depende del contexto. Algunas colaboraciones se realizan por Internet desde nuestros respectivos hogares, incluso si nos encontramos en persona de antemano; en otras se dan tocando juntos en un estudio si estamos con tiempo en el mismo lugar o incluso en vivo, arriba de un escenario. El proceso siempre comienza con un encuentro personal y/o un respeto mutuo por el trabajo del otro. Siempre empieza como improvisación, y a continuación desarrollamos las pistas durante el proceso de mezcla en el estudio. Por lo general, el objetivo principal es combinar ambos sonidos para crear un matiz distintivo, con la dinámica de tocar el uno con el otro para llevar los sonidos a una nueva dimensión. 

—Hace un tiempo entrevistamos a Aidan Baker y nos contaba algo así como que no había mucho lugar para crear y tocar este tipo de sonidos en ciudades como Montreal y Toronto, y esa fue la razón por la que se mudó a Alemania. ¿Qué está pasando en Canadá con respecto al drone o música experimental?
—Canadá es un país tan grande como el continente de Europa y toda su población puede caber en la ciudad de Tokio. Por eso, las ciudades están muy aisladas unas de otras y hay muy poca conexión entre ellas a raíz de la distancia. Además, debido al duro invierno, durante la mitad del año, hay muchas oportunidades para producir música y trabajar en proyectos artísticos creativos porque no hay mucho que hacer. Pero, al mismo tiempo, hay muy poco interés en este tipo de música en términos de conciertos o giras. Como en todas partes, el drone o música experimental no es popular y menos aún en pequeñas ciudades donde la cultura subterránea no está bien desarrollada. Rara vez toco en Canadá, tal vez 3 0 4 conciertos por año en mi ciudad natal y suelo tocar en Europa unas 50 o 60 veces por año. La única diferencia con Aidan es que todavía vivo en Canadá.

—¿Cuántos discos has grabado exactamente bajo thisquietarmy? ¿Por qué elegís este modo de trabajo? 
—Tengo entre 30 y 40 ediciones que comprenden discos "reales", y también hay una gran cantidad de trabajos colaborativos, EPs, relanzamientos, documentos, grabaciones de colaboraciones en viv0, ya sea en vinilo, CD, casette y soporte digital. Por lo general, los álbumes conceptuales son obras hechas de pistas que toman mucho más tiempo y trabajo. Creo música porque tengo esta necesidad de exteriorizar emociones a través de sonidos y efectos visuales, trabajo mucho sobre esto, pienso en conceptos todo el tiempo. Pero también soy muy selectivo de los álbumes que lanzo; a veces puede tomarme años porque quiero asegurarme de que pueden resistir el paso del tiempo. Además, thisquietarmy comenzó hace más de 10 años y mantiene un ritmo bastante constante y disciplinado, entonces, como resultado, hay muchos álbumes.

—Reversionaste temas de Joy Division y Slowdive, ¿cómo llegaste a esos artistas? ¿Qué otros te han influenciado? 
—El cover de Joy Division ocurrió por accidente. Cuando yo estaba componiendo la canción "The Black Sea”, me di cuenta que la progresión de acordes sonaba como "New Dawn Fades" pero de una manera más pesada, desafinada y en cámara lenta. Entonces, decidí llevarlo más lejos y terminar las dos versiones, como cover de Joy Division y como mi track inicial. No tengo formación en música y no sé mucho acerca de la teoría musical y técnica, así que no es común para mí tocar canciones de otros. Por otra parte, probablemente soy la primera persona en grabar una versión de “Chimeras” de Tim Hecker, que es música abstracta y no convencional. Slowdive siempre ha sido una influencia temprana en términos de cómo me acercaba a mi sonido de la guitarra. Sin embargo, la versión de “Sleep" que hice, en realidad es una canción de un demo que Slowdive nunca registró oficialmente [N. del R. Creo que se refiere a la versión de “Bleed”]. En cierto modo, la canción no existe. Otras influencias son Godspeed You! Black Emperor, Tarentel, Set Fire To Flames, lovesliescrushing, Mogwai, My Bloody Valentine, Philip Glass, Brian Eno, The Cure, entre otros.

—Me gustaría que nos cuentes sobre el álbum “Exorcisms”, que es una grabación en una iglesia. ¿Cómo fue esa experiencia? ¿Sos creyente?
—“Exorcisms” fue grabado en Christ’s Church Cathedral en Hamilton, Canadá, en dos sesiones diferentes. En realidad eran shows en vivo que me invitaron a tocar, y yo improvisé y grabé los dos para lanzarlo como álbum. "Altar of Drone" fue también grabado en una iglesia, en Christuskirche en Bochum, Alemania. La semana pasada toqué en una iglesia de París, las iglesias son uno de mis lugares favoritos para tocar, debido principalmente a los viajes del sonido en el espacio de la gran arquitectura que tienen. Como un lugar de culto, tienen otra dimensión. Toqué en la Iglesia de St-Merry en París frente a 800 personas como parte de un bienal en artes digitales. Probablemente un punto culminante en mi carrera. Por otra parte, no creo en Dios ni soy una persona religiosa.

—Además de en una iglesia, ¿cuál es el lugar más extraño donde tocaste? 
—He tocado en un montón de lugares interesantes en realidad, como un bosque, un monasterio abandonado, un granero, una cueva, un barco, un insectario, un antiguo refugio antiaéreo, una tienda de tatuajes, un vagón de tren, una casa tomada, un apartamento abandonado, una cocina, un cuarto de baño…siempre estoy en la búsqueda de lugares atípicos para tocar.

"Las iglesias son uno de mis lugares favoritos para tocar, debido principalmente a los viajes del sonido en el espacio de la gran arquitectura que tienen".


—Tengo entendido que, además de hacer música, también te encargas del arte de tapa, del sello, de las proyecciones, de armar las giras. ¿Es así? ¿Realmente estás solo en todo o hay personas que te ayudan? 
—Si, mayormente hago todo yo. Últimamente prefiero cuidar de todo yo mismo. Es mucho más trabajo pero me parece necesario para mi integridad, para mantener el control creativo y logístico a la hora de agendar y dar conciertos. A veces delego, pero no lo hago muy seguido. Cuando encuentro un trabajo artístico de un amigo que encaja en el contexto mucho mejor de lo que lo puedo hacer yo o cuando se ofrecen a ayudarme a agendar algunos shows, por supuesto que acepto eso. Para los álbumes, grabo y mezclo yo mismo, y como nunca voy a un estudio profesional, salvo para los discos importantes, pregunto a alguien para hacer el mastering lo mejor posible. Últimamente no he lanzado todo por mi propio sello [N. del R. TQA Records]. Trabajé con muchos y diferentes sellos como Consouling de Bélgica, Denovali de Alemania, Shelter Press de Francia, Aurora Borealis de Inglaterra, Alien8 de Cánada y entre 10 y 15 más de otras partes del mundo.

—Has estado recorriendo el mundo a lo largo de 10 años haciendo música por fuera de las estructuras y circuitos comerciales. ¿Cuán fácil o difícil es vivir de esta manera? 
—Sólo estuve girando los últimos 5 o 6 años realmente, antes tenía un trabajo a tiempo completo como ingeniero, trabajando en proyectos industriales e hidroeléctricos por muchos años, haciendo música a la noche y los fines de semana, y tomando vacaciones para trabajar con la música y tocar en vivo. Cuando perdí mi trabajo, me tomé un año de descanso para focalizarme en la música y nunca paré desde entonces. Es algo personal que tenía que hacer y trabajé duro para mantener este estilo de vida y seguir adelante sin ningún tipo de seguridad o estabilidad. Es extraño y alienante porque no hay mucha gente que pueda entenderlo.

—¿Podés dar algún consejo a quienes quieran intentar hacer lo mismo que vos? 
—No lo sé, porque nunca realmente tuve la intención de hacer una vida así. Es un camino que decidí tomar para bien o para mal y no tengo ni idea a dónde me llevará. Creo que cada uno tiene que encontrar y descifrar su propio camino por sí mismo hacia su propia libertad. Una cosa es segura: vos creas tu propia suerte. Las oportunidades vienen con el trabajo duro. También ayuda a ser conscientes de cómo realmente funciona el mundo.

—Has estado trabajando con James Plotkin, [N. del R. Scorn, Khanate, entre otros] ¿Cómo lo conociste? ¿Qué nos podés contar de él? 
—En realidad nunca conocí personalmente a James Plotkin, él está siempre disponible para trabajar en proyectos de masterización, una parte crucial de la finalización de un disco, donde se trata de hacer algunos ajustes a la mezcla final para que suene bien y equilibrado, a través de diferentes formatos y sistema de sonido. Acabamos de comunicarnos por correo electrónico, es bastante sencillo.

—¿Podrías contarnos qué guitarras, amplificadores, pedales, efectos y equipos usás? 
—Mi guitarra principal es una Fender Jaguar japonesa, pero no siempre la tengo en el estudio o en las giras, está actualmente en Bélgica por fines logísticos. Tengo una Fender Jaguar Blacktop como apoyo en Montreal y, en las giras, pido guitarras prestadas si se complica traer la mía. Los pedales son la parte más importante para mi sonido, uso fuzz, delay, pitch shifter, octavador, booster, phaser, trémolo, reverb y varios dispositivos de loops para diferentes propósitos, algunos tienen tarjetas de memoria para almacenar loops de batería. Tengo algunos amplificadores Traynor pero raramente los uso cuando grabo en directo, aunque cuando están disponibles como back line, los uso. En fin, las guitarras y los amplificadores varían, puedo tocar con cualquiera de ellos, pero necesito mi combinación de pedales para thisquietarmy.

—¿Solés escuchar tu propia música? ¿La considerás más cercana a luz o a la oscuridad? 
—Nunca escucho a mi propia música. Después de su lanzamiento, su propósito termina para mí cuando la parte creativa ya está hecha, entonces me muevo hacia nuevos trabajos. La música siempre es esperanza en este mundo oscuro.

—¿Estás trabajando en música nueva? 
—Constantemente estoy trabajando en música nueva con muchas ideas. A veces me toma años en terminar un álbum, también trabajo en muchos al mismo tiempo porque las ideas y conceptos son muy diferentes. Habrá un nuevo 7” EP esta primavera [N. del R. Otoño para el hemisferio sur] a través del sello francés Discolexique, que contendrá algo de material post-punk/experimental que dejé de lado por un par de años. Un nuevo álbum doble en clave drone saldrá por el sello ruso Grains of Sand, también este año. Durante la gira por Sudamérica, haré una grabación en Dissenso Studios en San Pablo, Brasil, para el sello Essence Music y para las fechas en Chile, el sello Templo Sagittal lanzará un álbum Split con Thanatoloops.

—Por primera vez vas tocar en Argentina. ¿Qué te dice la gente que va a verte a los shows? ¿Cuáles son sus sensaciones? ¿Y cuáles son las tuyas cuando estás sobre el escenario? 
—Los chicos generalmente me preguntan sobre mis influencias, porque escuchan diferentes elementos en mi música, basados en sus propias referencias musicales y culturales. Es interesante oír sus puntos de vista, ya que sólo estoy canalizando mis propias influencias a través de mi sonido y expresando mis propios sentimientos hacia mis propias opiniones personales del mundo y su desencadenamiento en forma de drone y noise, a través de texturas y estructuras shoegaze y post-rock, con las limitaciones experimentales y los desafíos de tocar solo. Mi set es casi siempre parcial, y a veces completamente improvisado, ya que estoy en mi propio universo en el escenario y lo que sale depende de cómo me siento en ese momento, con el ambiente y la energía del lugar. Todos aquellos elementos desempeñan un papel importante en la entrega y la ejecución del set. Las personas suelen describir el concierto como un viaje mental, épico y sónico.

—Eric, muchas gracias por tu tiempo y la buena onda. ¿Te gustaría dejar algún mensaje? 
—Tengo muchos deseos de tocar en Argentina, parece un hermoso país. ¡Gracias a Venado Records por invitarme!-
………………………………………………………………………………….
Foto #1: Davy De Pauw
Foto #2: Jan Van Woensel
Evento