Entrevista a Lou Baumann

"Desde chico me levanto y me acuesto pensando y soñando en lo que hago" 


Se llama Luis, pero también lo llaman Lou. Vive en San Miguel, al noroeste del conurbano bonaerense y su vida está ligada al arte, al punk y a la ética DIY: música, diseños, collages, dibujos, ferias y conciertos autogestivos. En una interesantísima y extensa charla, hablamos sobre fanzines, sus bandas Fusibles y Quemacoches, su proyecto solista, los cassettes, los vinilos, los centros culturales y muchas cosas más que vale la pena recorrer en las siguientes líneas.



ENTRE FUSIBLES Y FANZINES

"Por el año 2000, tocaba en una banda, los demás propusieron Visión Interna y yo, Fusibles. Finalmente quedó el primero y bueno, Fusibles me quedó en el tintero y lo usé como nombre de mi proyecto paralelo. Grababa todo solo, llegué a registrar como 10 demos, con grabadores de periodista, walkman, lo que tenía, los hacía con tapa y todo", nos cuenta Lou sobre los orígenes de Fusibles.

¿Desde esa época ya dibujabas? 
Desde el ´95 que vengo haciendo fanzines. Me volqué desde el fanzine más informativo, político y de bandas a uno más de ilustración y fotos. El primero era el típico: notas a bandas, reseñas, escritos personales políticos, análisis sobre la escena. Los vendía para hacer dos, en esa época todos los fanzines salían $1, algunos $2, los más "gorditos" o de imprenta y si hacíamos una fecha y quedaba plata, imprimía 20 o 30 y los mandaba por correo a todos lados. Al principio de llamaba "Why?", después le puse "¿Por qué?" y luego cada número tenía un nombre distinto, según lo que recortaba de alguna revista de todas las que colecciono. Hasta que de una propaganda saqué "Dellamore", nombre que quedó hasta el día de hoy.

En estos tiempos de ciberinformación, me parece que ya casi no existen o hay muy pocos ¿cómo ves la salud de los fanzines? 
Yo creo que existen, hay muchos. Hubo muy poco y nada después del 2000, sobre todo porque muchos de los que participaban entre los 80`s y los 90`s se hicieron personas grandes, con sus trabajos se fueron a otro país, en la crisis muchos emigraron, muchas bandas desaparecieron. Entre 2004 y 2005 empecé a verlos de nuevo. Yo nunca dejé de hacerlos, de hecho con una amiga en la peor época, hacíamos ciclos, con proyecciones e invitábamos gente a hablar. El fanzine dejó de ser una cosa del anarko-punk y pasó a ser una herramienta de autoedición, que empezó a abrirse desde el contenido. Creo que todas las herramientas que provee el sistema hay que utilizarlas para beneficio propio. No estoy en contra de la tecnología, al contrario, hay que usarla para generar un ambiente que nos sirva. Yo apoyo la autogestión, la independencia y la autoedición, y me parece que internet sirve mucho. Todos los proyectos de discos, fechas, participaciones gráficas salen por internet. Por otro lado, trabajo con eso, estoy haciendo diseños y es una herramienta de trabajo.

¿Qué tienen los fanzines que no tienen las revistas de rock? 
Creo que las revistas están limitadas por la publicidad, hay un interés más comercial, que el fanzine no lo tiene. La finalidad del zine es más directa y humana; la de la revista "conocida", la del kiosko de diarios quiere entrar en un ámbito de consumo. No las critico, algunas son muy buenas, hablan de las escenas underground pero como algo más pequeño, siempre la tapa es para "lo conocido", veo una cosa como muy vertical. En el fanzine, vos como editor ponés lo que vos querés. Vos te vas a Escobar, a una hora de acá y en una casa están haciendo grabados, talleres, ciclos y eso no sale en la revista "X". En fanzines quizás si se hable de eso. Pasan cosas en todos lados.

LOS SELLOS: ALBORADAS EDICIONES Y POSTALES DISCOS.

¿Llevás adelante un sello también, no? 
Si, primero trabajé con Juan, él tenía una distro que se llamaba Marathón. Empecé a ayudarlo con eso y después elegimos formar el sello Alboradas Ediciones donde empezamos a editar bandas, hacer ciclos y exposiciones. Luego, por cuestiones de salud y de ocupación me desligué un poco, tuve que parar un tiempo. Mas tarde comencé con Postales Discos, que editaba material mío y de algunas bandas como 1X1, grupo de los 80`s bastante experimental que radica en San Miguel. Desde 1999 me venía manejando con CD-R y cassette y quería editar original, en fábrica, pero necesitaba una inversión que en ese momento no la podía hacer. El sello no está desaparecido, pero está en una especie de stand by. Lo que me interesó más es participar de una coedición, que se junten 5 o 6 sellos y saquen una edición, como hicimos con Quemacoches y Fusibles. Cuando los discos se fabrican, se reparten entre los sellos participantes y además implica que se distribuya a través de los mismos, más las copias que te quedan para vos cuando tocás. Entonces se da algo interesante, no pagás por una distribución. Estamos vinculados con Volante Discos de Córdoba que editan sólo en cassette, con Ediciones Incendiarias de Chile, Alboradas, Postales, Gba, el sello Cabello en Escobar de los chicos del taller de Remedios que es una de las cosas más geniales que descubrimos en estos años.

Hay un revival del cassette y del vinilo, ¿es una moda o es resistencia, una vuelta a lo romántico? 
En una época, sobre todo en EE.UU era más barato editar en esos formatos que en CD. Con los años se empezó a dar vuelta. El revival es natural porque hay un recambio generacional. Nosotros vivimos en los 90`s toda una explosión de eso, que nos marcó a nosotros y a muchas bandas también. La alternativa de resistencia tiene que ser la más barata, a nivel difusión, prensa y musical para que vos puedas expresar lo que querés. No creo que haya que adaptarse a un estudio super costoso, si podés hacer que tu banda suene bien de forma casera. La alternativa siempre es hacer lo que tenés a mano. No creo que la evolución de una banda sea la evolución sonora a nivel tecnológico, para mí siempre es musical, no importa cómo esté tomado. Los discos que más nos gustan fueron grabados con muy pocos recursos, y son clásicos que hasta hoy se escuchan. Creo que con los cassettes y vinilos hay un revival, hay romanticismo y es muy bienvenido porque acá estuvieron a punto de desaparecer, no en Europa ni en EE.UU. Estaría bueno que no desaparezcan y que vuelvan a ser accesibles. Con Fusibles editamos el split con Zat en vinilo, fabricado en EE.UU, mediante otros sellos de forma cooperativa. Es un trabajo arduo y todavía no nos llegaron entre aduanas, correos, trámites, gráficas, etc. En Europa, EE.UU, Brasil, Chile y hasta centroamérica no se dejó de escuchar vinilo, acá un poco si.

En estos días estamos viviendo la clausura de muchos centros culturales y espacios en la Ciudad. ¿Cómo es la convivencia con los dueños de los lugares para tocar para una banda que se maneja de forma autogestiva e independiente como ustedes? 
Fue y es difícil, ahora se está ablandando un poco, pero fue mucho más duro. Es toda una cadena: al no haber una inversión desde una política, sea cual sea, no hay inversión a nivel cultura, no hay un interés fuerte. Se busca lo contrario, cuanto menos cultura, más control tienen. Las bandas no dejan de existir, al contrario, hay cada vez más y al no haber lugares donde tocar, se tienen que autocrear. Los boliches y bares abrieron sus espacios pero era todo muy mercenario, tenías que pagarles por usar el lugar, mientras ellos ganaban con la barra y la entrada, tenías que llevar el sonido y pagar todo para mostrar tu arte. Eso se hizo un tiempo porque no había nada. Nosotros empezamos a separarnos de todo eso y a plantear otra cosa. Yo veo que en Capital a los lugares autogestionados que plantean lo mismo que nosotros queremos, culturalmente se los está exprimiendo cada vez más, acá por ahí hay menos lugares pero la convivencia es más equilibrada, a veces.

 ….......................................................................... 

"Vos te vas a Escobar, a una hora de acá y en una casa están haciendo grabados, talleres, ciclos y eso no sale en la revista "X". En fanzines quizás si se hable de eso. Pasan cosas en todos lados".
................................................................................. 




LOU BAUMANN SOLISTA

"Cuando Fusibles comenzó a ser una banda, en 2006, yo grababa canciones acústicas pero nunca lo mostraba. Más tarde lo subí a bandcamp y demás. Después tuve una época de acústico, eléctrico e instrumental. Vamos a hacer una edición en Córdoba con Volante Discos que va a tener como 20 canciones, muchas son cantadas y también tengo otra preparada que va a ser instrumental. Ahora hay como una mezcla, hay de las dos cosas".

¿Qué creés que te da el formato instrumental que no te da el formato canción? 
Cuando compongo, a veces no le encuentro la vuelta para ponerle una voz pero si para que tenga otros arreglos de guitarra y quedan instrumentales. Es más intimista, de paisajes, de proyección. Hay un Ep que se llama "Dibujos" y me dicen que es muy de película, de corto, muy paisajista. Tiene que ver con eso, el lugar donde vivo, ese respiro que me tomo en mi barrio, de hecho está grabado el sonido de los pájaros en el Ep. Me gustó mucho poner sonido ambiente, este que estamos teniendo ahora también lo usaría porque es como que te hace viajar. Con la música uno viaja mentalmente a un lugar.

Escuchándote hablar, parece que sos todo lo contrario a la industria. No sólo a la de la música sino a la industria del consumo masivo, como articuladora de nuestras vidas... 
Es relativo, pero puede ser, puede haber un poco de eso. Últimamente estoy pensando en que también hay una industria en lo que uno hace, más allá que no sea de una política capitalista. Pero si, quizás no una posición de contra sino que no soy compatible ni con la globalización ni con el capitalismo ni con las políticas neoliberales. Las limitaciones que me tocó tener en la vida me llevaron a tener esas herramientas, el cassette, lo barato, lo práctico y rápido. Después políticamente tuve una atracción a ideas más libertarias, ligadas al anarquismo o al socialismo utópico, como le dicen. No digo ponerme en contra porque con Quemacoches y Fusibles fabricamos los discos en una empresa, también fabricamos en EE.UU . No somos ortodoxos, hay una convivencia. Obviamente elijo una vida más sustentable pero no hay una posición de contra. Con respecto al trabajo artístico, está alejado de la industria que haces referencia, aunque he participado en exposiciones que luego me di cuenta que estaban auspiciadas por marcas nefastas [risas].

SOBRE QUEMACOCHES

El video de "Muertos" está buenísimo y ya superó las 7200 reproducciones. ¿Qué te provoca este tipo de cosas? 
Ese video es el resultado del trabajo desinteresado y totalmente con amor de Pablo Leone, Mara Hitters, Luciano Zazzaro y Ariel García. Fue como una sorpresa, no nos querían decir nada hasta que lo presentaron en un fecha que tocamos y no lo podía creer. Nunca pensé que iba a llegar a esta instancia en mi vida en la que iba a tener un video de verdad, tan lindo, tan bien logrado, fue un trabajo de amor puro. Hay un chico que subió el álbum entero a youtube y ya superó las 10.000 escuchas y la verdad que no lo puedo creer, un poco. Por otro lado si, porque cuando vamos a algún lado nos dicen "qué bueno que está", a todo el mundo le gusta, es loco. Quemacoches es un proyecto que Diego [Casalves, cantante] ya venía craneando, costó un montón sacar el disco [Puro Veneno] pero creo que el esfuerzo tiene su premio. Osvaldo Bayer en una charla en la que inauguraba una feria de prensa libertaria y producciones independientes en el Municomio de Grand Bourg, hizo una introducción sobre sus exilios, persecuciones y pérdidas de compañeros y dijo una frase que me marcó mucho, algo así como que toda ética tenía su triunfo al final. Venimos hace muchos años trabajando en proyectos y creo que cuando tenés constancia en el trabajo, le pones pasión y ética, tiene un resultado beneficioso en algún momento. De hecho, salieron cosas copadas en la prensa y no fueron buscadas, y eso no pasa siempre.

¿Tienen una empresa que los apoya? 
Cuando nosotros sacamos el disco y convocamos a muchos sellos para que participen, apareció la marca independiente de ropa Up Rad que quería colaborar.Quieren apoyar la banda, no es una cuestión económica, les interesa mostrar lo que hacen. Pasa lo mismo con las de skate, todas están bienvenidas a que nos ayuden y nosotros a ayudar a difundirlos también. Hay muchos coeditores que son fanzines o productores de ciclos de música que aparecen con su logo apoyando pero no son empresas, son marcas independientes. No firmamos un contrato, es ayuda mutua.

Tal vez por falta de información, prejuicio, a veces porque es fácil criticar, se les suele pegar a aquellas bandas independientes que tienen cierta convivencia con alguna empresa. Nos ha pasado y nos pasa a veces como escuchas de crucificar a bandas que nos gustan, ¿recordás alguna? 
La verdad que crucificar, no. Pero si vos como escucha de una banda que te gusta ves que le da la mano a un gobierno neoliberal y sí, te baja un poco las ilusiones. Pero no tengo muchos casos, porque todas las que escucho tienen un lineamiento más ético. Me centro más en los que hacen cosas positivas, no estoy en condiciones de juzgar a nadie, tal vez diría que yo no haría tal o cual cosa.

Como el caso de Massacre, por ejemplo... 
Es una banda que me gustaba mucho, lo viejo, hasta "12 nuevas patologías" y después me dejó de gustar por una cuestión musical, se fueron a un rock de producción más comercial. Me gustaba lo más jugado y conceptual que tenían, pero escuché todos los discos y son obras geniales, aunque no me gusten tanto ahora. Creo que siguen siendo independientes, lo que pasa que están en otro nivel de consumo, más elevado, lo que sí se le puede criticar es esa especie de guiño a cierta política que no apoya a la cultura, sino todo lo contrario, la destruye. Pero es relativo, no me arriesgo a crucificarlos por participar en un recital de un gobierno de turno. Ahora, si yo lo haría o no, es otra historia. Muchos se fijan en Massacre pero en muchos recitales indies también los auspicia el gobierno o algo parecido.

¿Sos un artista punk?
No sé si me considero un artista y tampoco sé si soy punk. Aunque estoy muy ligado al arte y al punk. Puede ser un error, pero tengo la concepción de artista en quien estudió muchos años, y yo soy más autodidacta. Pero no puedo negar que lo que hago es estético, gráfico, visual, musical y entra en las ramas del arte. Vivo del arte hace muchos años, aunque no implique siempre lo económico para mí. Desde chico me levanto y me acuesto pensando y soñando en lo que hago. Que no es redituable muchas veces, si, es cierto, pero en el futuro creo que lo será, estoy seguro.

¿Qué bandas te gustan?
Muchísimas, me gusta mucho el folk, no te puedo nombrar algunos cantautores porque me olvidaría de un montón. Que estén activas y las puedas ver en vivo, de acá me gustan 451, es una de las bandas más originales que escuché, vienen de otra que se llamaba Ni Idea; La Tumba del Alca, donde tocan integrantes de Persona, ambas muy buenas; El Hombre Anormal, que fueron los primeros en hacer post-rock en la zona. Archipiélagos, que justo sacaron un Ep ahora, Zat, Tildaflipers me gustan mucho también y un montón más.

Lou, ha sido un placer hablar con vos, ¿te gustaría agregar algo más, algún mensaje que quieras dejar?
A todo aquel que pueda estar leyendo y esté interesado en iniciar un camino con respecto a algo que le guste, que no lo detenga nada, que lo importante es lo que sentís, y si tenés ganas de hacer algo, siempre se puede lograr, no necesitás que nadie te banque, hay que salir y hacerlo. Está todo al alcance de la mano para que nos expresemos. Gracias por el espacio.



...................................................................................

Contacto: artedellamore@gmail.com
Facebook: Lou Baumann 
Foto #1: Archivo personal.
Foto #2: Sofia Lino.
Foto #3: Jaime Vera.

http://fusibles.bandcamp.com/
http://loubaumann.bandcamp.com/
http://quemacoches.bandcamp.com/

....................................................................................