Entrevista a Duncan Patterson


The Obscurants: personas que ocultan la verdad 





Duncan Patterson fue bajista de Anathema en los 90`s y compuso uno de los discos más recordados de la banda inglesa. Luego decidió partir y comenzar su propio camino con Antimatter y más tarde, con Íon. Desde 2011, Duncan está centrado en Alternative 4, grupo con el cual editó recientemente su segundo trabajo “The Obscurants” a través del sello alemán Prophecy. Atravesamos los océanos y las distancias que separan Liverpool de Morón para charlar sobre sus canciones, la industria de la música, Ian Mackaye, Victor Jara y América Latina, entre otras yerbas. Todas y cada una de sus palabras tienen un poder y una magia que serán difíciles de volver a encontrar.

¿Que podés contarnos sobre la portada y el concepto del nuevo álbum? ¿Por qué lo llamaste “The Obscurants”? 
Originalmente quería llamarlo "Obscured By Clowns", como un juego de palabras con el título de Pink Floyd [“Obscured by Clouds”], además de la idea de que muchos payasos están en mi camino, siento eso sobre mi carrera, a veces. Estoy tratando de seguir adelante con mis cosas y seguir creando, pero estoy obstruido por fanáticos de mi primera banda [Anathema]. Luego, descubrí que "Obscured By Clowns" ya había sido utilizado, y no soy de los que roba el arte a otras personas. Así que miré algunas variaciones y encontré "The Obscurants", un título mucho mejor. Suena oscuro y misterioso y se adapta muy bien al álbum. La idea general es sobre los encubrimientos, las personas que ocultan la verdad, eso explica el título. La portada representa insectos voladores en un enjambre y oscureciendo la vista. Eso encaja con el título y el concepto general.

En el disco anterior “The Brinks” hay una canción llamada “False Light”. En el corte de este nuevo álbum “Lifeline”, vuelve a aparecer y hacés referencia a esto. ¿Cuál es el concepto de esta “falsa luz” para vos?
"False Light" es básicamente la idea de buscar a alguien, simplemente porque está en una posición de poder. Ya sea una estrella de televisión, un músico, una jerarquía en religiones organizadas, etc., sin tener ninguna otra razón que no sea eso. Una de las principales razones por las cuales decidí no subir a la "escalera comercial” en mi carrera musical fue exactamente por esto. No puedo soportar un clima no saludable. Llegó un momento en que me di cuenta de que muchas cosas en el negocio estaban "manipuladas" y simplemente todo se reducía al dinero o a tener un manager poderoso, o sea, nada que ver con la música. Hay un montón de personas que mueren por tener esta atención y poder, que rompa cualquier tipo de código moral para conseguirlo, y he escrito mucho sobre ello. Cuando escribí “Lifeline” yo tenía a alguien en mente que irrumpió en la vida de mi banda hace muchos años y no pensó dos veces antes de joderme, y a su vez crear una gran cantidad de problemas entre los demás integrantes también. Mi pregunta para esta gente es ¿por qué no hacen sus propias cosas?, ¿por qué aferrarse al talento de otra gente? En los años de Anathema nunca fuimos así. Tuvo que pasar mucho tiempo para darse cuenta de esto.

El disco incluye una hermosa versión de “Returning the Screw” de Fugazi. ¿Cómo llegó esta canción a tu vida? ¿Es una banda especial para vos? 
Tocamos juntos con Fugazi en Brasil, en 1994, fue en un festival para los niños sin hogar. Nosotros hemos encabezado una noche, y ellos fueron cabeza de cartel en la otra. Esa fue la primera vez que los vi y quedé completamente impresionado. Tuve un par de buenas charlas con Ian MacKaye, ya que nos quedamos en el mismo hotel, y luego poco a poco me compré todo su catálogo cuando volví a casa. He leído sobre la historia y la ética de sus bandas y fue un cambio importante en mi vida. Como te decía en la pregunta anterior, nunca estuve cómodo con ese falso e insalubre clima que hay cuando tocás en una banda estable. Fugazi eran 4 tipos que hicieron todo en sus propios términos, tenían total desprecio por la industria de la música y eran increíbles artistas también. Sentí una fuerte conexión con eso, y yo estaba en una escena que se estaba convirtiendo cada vez en algo más comercial, entonces eso me dio el coraje para salirme de todo y trabajar a mi manera, fuera de esta "máquina" que no me sentía cómodo formar parte. Cuando estábamos armando juntos este nuevo álbum, me di cuenta de que estaba escribiendo un montón de cosas en clave de Si, y en algún momento toqué algo similar a la línea de bajo de “Returning the Screw”. Entonces decidí grabar una versión en su lugar. Es un tributo a una banda que tengo total respeto, y que han tenido un gran impacto en mi carrera.

¿Cuál es la historia detrás de la canción “Dina”? 
“Dina” está escrita metafóricamente sobre una mujer promiscua, pero está basada en los golpes de estado de Henry Kissinger en la década del ´70 en América Latina. He utilizado una línea de una canción de Víctor Jara [“No puede volver atrás”] en la letra. Víctor fue brutalmente asesinado por la dictadura chilena después del golpe. Es un tema que he leído mucho sobre durante la última década.

¿Cómo se ve América Latina desde el Viejo Mundo? ¿Qué noticias te llegan desde nuestra región?
He pasado mucho tiempo en América Latina, así que he tenido mis propias experiencias directas allí. Conocí gente en Argentina y Chile, y también tuve las experiencias habituales de “atención insalubre” de fans de mi vieja banda. Pero siempre me sentí atraído por América Latina, por alguna razón. También he pasado mucho tiempo en México. Como te decía antes, leí mucho sobre la historia moderna de la región y hay una gran compatibilidad con una gran cantidad de cosas como la música, el fútbol y el humor. Aparte de los futbolistas, aquí en Europa no escuchamos mucho sobre América Latina en realidad.

Creo que en tus letras hay un contenido de crítica social, entre otros tópicos. ¿Creés que tu arte y tu música pueden ayudar a hacer visibles todas esas pequeñas grandes cosas invisibles para la gran mayoría de las sociedades? 
Bueno, yo creo que debe haber un porcentaje de gente que escucha mi música que está realmente interesado en el contenido de las letras, aunque hay muchas personas que no lo están. Es muy difícil para mí entender eso, como escritor. Así que supongo que hay un pequeño número de personas en el mundo que se han tomado el tiempo para pensar en lo que escribí. Y eso es muy bueno. Ahora me gustaría difundir la música a otras personas de ideas afines, y ese es realmente mi trabajo en este momento.

En tu música hay una especie de oscura melancolía, sin embargo, creo que sos un músico positivo y esperanzado: siempre has estado activo, creando bandas; siento que tus canciones son un secreto para muchas personas, y la esperanza está en que puedan ser oídas por cada vez más gente. ¿Estás de acuerdo con esto? 
Sí, no dejo de ir para adelante. Soy músico y escritor, y eso es lo que hago. Tuve un poco de mala suerte, y se han aprovechado muchas veces, pero también he estado en el lugar correcto y en el momento adecuado en muchas ocasiones. Estoy más grande y también más positivo, a pesar de que la música en sí está cada vez más devaluada. Aparte de escribir y grabar mis canciones, mi trabajo es hacerlas llegar a los oyentes correctos, a las personas que puedan conectar con ellas, y también que entiendan lo que estoy tratando de hacer. A finales de 1990 decidí que no quería más ser parte de toda la "carrera de ratas" del negocio de la música, y no quería entrar en los mismos círculos de los grandes managers y sellos discográficos. Mi vida sería mucho más fácil en muchos sentidos, pero hay una fealdad en la industria que no puedo soportar. Existir fuera de eso, sin dejar de tener suficientes personas interesadas en lo que hago, es simplemente mi misión. Lo cual es una cosa casi de todos los días.




 …………………………………………… 

“Mi vida sería mucho más fácil en muchos sentidos, pero hay una fealdad en la industria que no puedo soportar".
……………………………………………. 




Han pasado muchos años desde tu partida de Anathema, sin embargo mucha gente sigue preguntándote qué pasó. Honestamente, ¿es molesto para vos seguir contestando preguntas sobre eso? 
No tengo ningún problema en hablar de Anathema y compartir historias. Estoy orgulloso de lo que logramos juntos y la forma en que lo hicimos. También estoy orgulloso de mi progreso personal y las experiencias que tuve mientras todavía era un adolescente. El problema que tengo, lo que ha sido una pesadilla en mi carrera, es cuando la gente no puede ver más allá de lo que hice en Anathema. Con Íon, era el artista más vendedor del sello, pero no pude conseguir tocar en ningún concierto. Ningún promotor estaba interesado en nosotros, y muchos me preguntaron si estaba tocando canciones de Anathema. He tenido literalmente cientos de correos electrónicos y mensajes de Facebook de la gente diciendo "sos mi compositor favorito" y no han oído nada de lo que he estado haciendo desde 1998, y me imagino que muchos de los que desean que me reúna con la banda, tampoco. También está la pregunta incesante "¿Por qué te fuiste de Anathema?"; estas cosas son molestas después de 16 años.

Hace algunos años estuviste tocando en Buenos Aires, en un show íntimo. Desafortunadamente para mí, no estaba en la ciudad para ese momento. ¿Qué recuerdas de ese concierto? ¿Tenés planes de volver algún día? 
Buenos Aires fue una gran experiencia. Tocamos dos noches, ya que en la primera se agotaron las entradas. Eso no está nada mal para alguien que no ha tenido un empuje comercial. Fue Mauro Frison [también baterista y percusionista de Cruachan] quien organizó los shows, él es originario de La Plata, ahora está tocando la batería en Alternative 4 y así es como lo conocí.  Me encantaría volver, pero no sé cómo sería posible ahora. Intentamos agendar algunos conciertos con Alternative 4, pero había demasiadas bandas "establecidas" tocando y los promotores no podían correr el riesgo.

¿“Lost Control” es una de las canciones más emotivas de tu autoría? La versión en vivo que grabaron con Antimatter en “Live @ k13” es genial. 
Realmente, no sé cómo medir la emoción en mis propias canciones, porque que todas significan algo. Creo que “Lost Control” tocó la fibra sensible de una gran cantidad de personas debido a su simplicidad. Es fácil de digerir y fácil de entender. Y muchos de nosotros hemos tenido sentimientos similares, sobre todo a los 20 años cuando la juventud se va y la depresión a menudo entra en acción. También tiene suficientes guitarras distorsionadas para que los metaleros no se sientan culpables [risas].

¿Cuáles son tus canciones favoritas de cada uno de los proyectos que formaste? 
Con Anathema, diría “Eternity part III”. La versión original no es tan buena, ya que no se grabó muy bien, pero como composición es probablemente mi favorita. Con Antimatter, diría “Expire”, ya que era el estilo que tenía en mente cuando formé el proyecto. Tiene sonidos y voces lo-fi, una energía espeluznante, todo encaja perfectamente. Esa es una canción que no cambiaría, incluso si tuviera la oportunidad de volver a grabarla con un presupuesto holgado. Con Íon, estoy entre “Fe, Esperanza, Amor” y “Learpholl”. Estoy muy contento con las composiciones y las versiones grabadas de las dos. Hay una especie de alma celta en ambas, no demasiado, pero si una sutileza de buen gusto. Y con Alternative 4, entre “Underlooked” y “Dina”. “Underlooked” es implacablemente monótona y es una de las cosas más extremas que escribí. “Dina” resultó mucho mejor de lo que imaginaba cuando la escribí. Ambas versiones grabadas de las canciones resultaron muy bien. Mark [Kelson, anterior cantante y guitarrista] realmente confirmó “Underlooked” en el estudio, su mejor actuación para mí. Y Simon [Flatey, nuevo vocalista y guitarrista] lo hizo genial en “Dina”.

¿Cuál fue el momento más emotivo que viviste arriba de un escenario? 
Dos de mis conciertos favoritos fueron acústicos. Uno en Rumania con Vinny y Danny Cavanagh [cantante y guitarrista de Anathema, respectivamente]. La energía era inmensa esa noche, en una antigua iglesia sobre una colina. Había una fuerte tormenta afuera, podíamos oír la lluvia y se pudo ver un rayo a través de las ventanas abiertas. En la nota final del set hubo un enorme rugido de un trueno. Todo el mundo quedó fascinado, incluso nosotros. Otro fue con Mick Moss [cantante y guitarrista de Antimatter], en Sofía, Bulgaria. Fue en un teatro y había una gran asistencia. Todo el mundo fue respetuoso y tranquilo durante las canciones, el único ruido que había era cuando cantaban junto con nosotros. Me gustó mucho ser parte de eso. Creo que mucha gente no se da cuenta de lo importante que es la audiencia en los conciertos. Cuando hay un respeto mutuo entre los músicos y el público, hay una especie de sentimiento de unión, eso pasa cuando la magia sucede, al menos para mí. No me gusta cuando una banda está en un gran escenario y hay gente enfrente sólo gritando a ciegas y volviéndose loco. Nunca acepté la idea de que los músicos son más importantes que el público. Es una experiencia mutua.

Después de tantos años en la ruta, ¿qué lección te gustaría compartir con nosotros? 
Ser real, tener una fuerte ética y no tomar ninguna mierda de nadie. Por encima de todo, disfrutar, ya que eso es, sin duda, la intención en primer lugar.

Duncan, ha sido un enorme placer para mí, ¿hay algo que tengas ganas de decir? 
Muchas gracias por el interés. Si desean saber nuestras noticias pueden seguirnos en nuestros blogs y páginas de Facebook. Los mejores deseos para ustedes y saludos desde Liverpool.

..................................................................................

Alternative 4 es:

Duncan Patterson: Bajo, piano, Teclado.
Simon Flatley: Voz y guitarra.
Mauro Frison: Batería.

https://www.facebook.com/alternative4.band
http://www.alternative4.co.uk/

#Fotos pertenecientes al archivo de la banda.

....................................................................................