Entrevista a PÁRAMO

"Páramo es aislamiento y catarsis" 




"Vivo en un piso 18, así que desde la terraza veo toda la ciudad y esa es una buena vista para escuchar Páramo. Ver la ciudad de lejos y de noche está bueno. Si se pudiera escuchar mientras te sumergís en el agua, creo que sería una buena experiencia”. Entre las altas construcciones, los árboles y las brisas oscuras que vienen del río, existe un lugar alejado que deviene en melodías profundas e introspectivas, bajo el nombre de Páramo. En una extensa charla con Fernando Suarez, guitarra y voz de la banda, hablamos sobre su primer disco que se llama “Uno” [2013, vía Zann´s Music], las escenas en Buenos Aires, el straigh edge, el punk, Fugazi, entre otras yerbas. Sin duda, uno de los proyectos más interesantes del underground local.

Lo primero que me llamó la atención del grupo fueron las atmósferas, los climas, como muy viscerales y emotivos. ¿Qué influencias tienen y qué es Páramo como banda? 

Influencias hay muchas. En primera instancia, hay bandas que nos gustan mucho a los cuatro, como Lungfish, Jesu, Bardo Pond, Screaming Trees, My Bloody Valentine, Pelican. Todos escuchamos música variada y de juntar todo eso, sale lo que sale. En términos más abstractos, para mí Páramo tiene una cosa introspectiva, es el lugar alejado que está dentro de uno mismo, por eso el disco se llama “Uno”, no sólo porque sea el primero. Los primeros ensayos de Páramo fueron zapadas y lo que salía iba para ese lado, la música llevaba a ese tipo de imágenes y sensaciones. Javier y Martín [baterista y guitarrista, respectivamente] venían de tocar en una banda que se llamaba Joseph Merrick, yo venía haciendo hardcore y noise rock en Tzara y tenía ganas de bajar las revoluciones, hacer música que no fuera tan frenética, donde pudiera cantar más tranquilo.

“Uno” ya tiene poco más de un año, ¿están componiendo nuevos temas? ¿Tienen pensado grabar?

Si, la idea este 2014 es grabar. Ya tenemos 8 temas nuevos, la idea general sigue siendo la misma, pero viene un poco más abierto. Hay temas que son más cancioneros y otros más oscuros y pesados. Algunos tienen más texto y otros son directamente instrumentales. Las letras son en inglés, desde los 14 años cuando empecé a componer temas, porque es lo que más me gusta como suena y porque probablemente el 95% de la música que escucho está en inglés. Recientemente se editó un compilado en vivo de lo que fue el Zann´s fest, donde 2 de los 3 temas son nuevos. [podés escucharlos pinchando acá].  
 

¿Cómo te llevás ahora, a los 34 años, con las escenas? 

No me llevo. Siempre hubo y siempre va a haber circuitos y bandas underground. Ahora, una escena, no sé bien qué es. Si tiene que ver con un grupo de bandas que hagan música similar o ideas tipo políticas, filosóficas. Afuera es más fácil reconocerlas, porque justamente uno está por fuera de eso, por ejemplo la escena de Dischord Records. Acá hay bandas que puedo sentir una afinidad musical y estética como por ejemplo Uroboros, que no se parece a Páramo, pero nos llevamos bárbaro, entonces debería decir que están en la misma escena que nosotros. En última instancia, tiene que ver con la gente que interactúa. Si se trata de que hay que sonar de determinada manera, ya no me parece tan interesante. En Buenos Aires hay escenas hardcore, tienen sus sellos, organizan shows, se mueven, pero es difícil encontrar bandas que musicalmente no se repitan, aún si esas bandas existieran, ese mismo público no les daría bola. La idea de que haya demasiada uniformidad me da desconfianza. No me siento parte de ninguna escena. Dentro del hardcore hay una escena straight edge bastante marcada, hay cuestiones más allá de la música que comparten las bandas, sobre todo viniendo del punk, a diferencia de la movida stoner, donde sería algo estrictamente musical. No lo veo como algo malo, sino que no me interesa.

¿Qué hay de la escena straight edge? 

Es complicado. No soy SxE pero desde la primera vez que Ian Mackaye saca el tema, me parece interesante. Me gusta como idea inicial eso de no dar las cosas por sentado. En esa época, si eras punk, era como que si o si tenías que ser un borracho o estar drogado. Lo más valioso es que no es así, puedo ser punk y no necesariamente estarlo. Pero no me gusta cuando las cosas se vuelven un dogma, entonces es como que ser SxE, en vez de ser alguien que piensa por su cuenta, es alguien que sigue determinadas reglas. Entonces no me interesa. Pero si tengo que elegir entre un extremo u otro, prefiero éste que el del rockero típico.

¿Cuáles son las metas de Páramo en cuanto a pretensiones como grupo?

A mí, personalmente, me interesa tocar música. Plata no nos interesa ganar, y aún cuando eso nos importara, no la ganaríamos. Me gustaría tocar en vivo, grabar, ensayar, eso. Soy músico, no soy publicista ni estudié marketing, no sé cómo se hace para vender discos. Si hay gente que le gusta la banda, buenísimo, nos ponemos todos contentos pero probablemente si nadie nos escuchara, lo haríamos igual.

Creo que el lugar en donde uno vive, influye en todo lo que uno hace. Si tuvieses que explicárselo a alguien que esté alejado de la ciudad, ¿cómo es hacer música en Buenos Aires?

El tema de vivir en la ciudad, personalmente, me predispone de otra manera, hay una carga sensorial que hace necesario una especie de catarsis. En ese sentido, en Páramo, por un lado hay distorsión y al mismo tiempo, está eso de aislarse de la ciudad, apagar un poco todo ese caos y meterse para adentro. Pero también lo hacemos a volumen fuerte, y eso para mí es urbano. Si hubiese nacido en un lugar rural, probablemente mis gustos musicales serían diferentes. Creo que hay una relación entre vivir en la ciudad y escuchar música que tenga cierto grado de ruido, de agresión. Por eso Páramo, para mí, es aislamiento y catarsis.

___________________________________________

“Páramo tiene una cosa introspectiva, es el lugar alejado que está dentro de uno mismo”.

___________________________________________




Me gustaría que me cuentes sobre ese disco que te hizo un click y te cambió la vida, en cómo te llegó y en qué circunstancias.

Hubo varios. El primero que me acuerdo, siendo un niño, a los 7, 8 años fue “Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band” de Los Beatles, que lo tenían mis viejos. Fue mi primer acercamiento a la música, que me interesara escuchar con atención, incluso las letras y enterarme cosas de la banda. Más de grande, como a los 13, “The Real Thing” de Faith No More me abrió la cabeza. Venía de los primeros pasos de escuchar metal y hardcore, bandas como Slayer, Metallica, Black Flag y fue darme cuenta que toda la música podía coexistir, que no había una única forma de intensidad. Había leído sobre la banda en revistas de rock y metal de había en esa época, fue el primer CD que me compré.

¿Viste a Fugazi cuando vinieron a Argentina? [22 de agosto de 1997 en Super Club]. 

Si, fue impresionante. Es mi banda preferida de siempre. Sacando lo extramusical, Fugazi me pone la piel de gallina. En términos de manejar un grupo de rock, en términos éticos, si se quiere, para mi Ian Mackaye es como un modelo. Uno podría enumerar, el tema de la creatividad es una cuestión importante, que la interacción es entre seres humanos, hay varias anécdotas de ese tipo. Hablaba a la gente de igual a igual, las relaciones no son entre músico y público, somos personas. El tema de los precios bajos de las entradas, de que las ideas políticas las demostraban en las acciones más que en las palabras, esas cuestiones me parecen interesantes. Para mí es como una guía, dentro de lo que se puede trasladar a estar viviendo en Argentina, que es diferente a vivir en Washington DC.

¿Páramo es una banda punk? 

Una vez lo hablamos con los chicos y les dije, medio en joda, que para mí Páramo era punk lento. Por supuesto que me dijeron de todo [risas]. Personalmente, soy un músico punk, aún cuando el día de mañana haga un disco de jazz. Hacemos música simple, no son canciones complicadas, no tienen muchas partes, los riffs no son intrincados, así que algo punk, para mí, hay. Pero por otro lado, también es cierto que las letras no son abiertamente políticas, son más bien abstractas, con lo cual alguien podría decir que no lo somos.

¿Entre los discos de qué bandas guardarías ”Uno”? 

Lo pondría en algún lugar entre los discos de Lungfish, Jesu y Bardo Pond. Entre ellos estaría bien.

________________________________________________________

#Podés descargar de manera gratuita el disco desde http://paramobuenosaires.bandcamp.com/
#Fotos pertenecientes al archivo de la banda.
________________________________________________________