RITUAL SECRETO VOL. 3 @ Casa Rodante

Fecha: Sábado 14 de septiembre de 2013. 
Lugar: Espacio Cultural Casa Rodante, Almagro, CABA. 
Bandas: Khadabra, Narcoiris, The Grave y El Caos Reptante. 


El invierno no dio tregua. Noche de mucho frío en la ciudad, de esas que recuerdan no cantar victoria antes de tiempo: septiembre trae consigo el amor y los colores si, todo muy lindo, pero después del 21. Un tercer encuentro del ciclo Ritual Secreto rindió culto a la eterna oscuridad, a la planta que conecta con lo más alto y al cine de terror, lisérgico y perturbador. 

Eran casi la 1 am, cuando Khadabra se presentó en el reducto. El cuarteto oriundo del otro lado de la General Paz [léase “Capital Federal”] formado en 2010 por Verónica Garófalo en Voces, Gastón Jouán en guitarra, Miguel García en bajo y Facundo Castronuovo en Batería, son un nuevo grupo en el circuito influenciado por Black Sabbath y los viajes. Metieron riffs lentos y graves triperos bajo las ácidas escenas que emitía la proyección de la cinta “Alice” [Jan Svankmajer, 1988], resultando una gran combinación que dejó la mente en pausa a los presentes que no quitaban la mirada del conejo blanco. Aún no tienen material grabado, pero esperan tener listo un EP homónimo próximante.



  
2:20 am. Película: Begotten [Edmund Elias Merhige, 1990]. Banda sonora: Narcoiris. Afuera, la madrugada y el frío se hacían dueños de la noche; adentro, las fuertísimas imágenes elegidas [¿cómo es posible que de alguna mente salgan cosas de este calibre?] y la aguja del volumen en rojo dieron leña de la buena al fuego del ritual, cuando el trío pisó la casa. Todo muy fuerte, si, y además se iban a convertir en la propuesta que se sacó de encima los estigmas de las marchas negras y lentas. “Es música pesada, pero no dejamos de hacer canciones” aseguraron desde el seno de la banda, y no quedan dudas a la hora del hitero “Infierno”. Narcoiris ya finalizó las sesiones de grabación de su segundo LP “El Primer Enemigo del Hombre”, el cual contendrá 8 tracks, artística a cargo del genial Ale Leonelli de Gogogoch y sería editado entre fines de octubre y principios de noviembre por el sello Venado Records. Plena actividad para el trío que cerró muchísimas fechas hasta fin de año y que promete dar un próximo gran paso en su carrera.


  
A continuación llegó The Grave, cuyo nombre no podemos dejar de asociarlo con la legendaria banda sueca de Death Metal. El trío se retuerce en el Doom vieja escuela, bien ortodoxo y sin vueltas, en la vena de bandas como Saint Vitus, con líricas en inglés que remiten a su fanatismo por las Horror Movies. Por eso, fragmentos de “Witchfinder General”, “A Blade In The Dark”, “Simon King Of Witches” y “La Noche del Terror Ciego” se dejaron ver entre la humareda, mientras el inédito “The Dark House on the Hill” se arrastraba lentamente hacia la audiencia. La banda tiene su propio sello que se llama Dunwich Records, bajo el cual editaron “En Vivo 2013” [Grabado en el ciclo “Lunes o Sabbath” en Club V] y “Necrosounds Vol. I” que reúne a bandas internaciones y locales, como Valle del Diablo, Desidia y el acto que vendría a continuación, El Caos Reptante. 


 
Eran las 5 de la mañana del domigo, cuando El Caos Reptante comenzó sus invocaciones con “The Call of Cthulhu” [Andrew Leman, 2005]. Con el debut de Cristian Marchesi en guitarra y con un monje drone en clara referencia a Sunn 0))), el ahora cuarteto dio inicio a su presentación como cierre del ciclo con “La Cabra de los 10.000 Retoños”. La nueva viola le aportó aun más maldad y profundidad a los temas, al menos así fue en el directo, habrá que seguirlos de cerca para ver cómo evoluciona esta nueva formación y las nuevas composiciones. El grupo recientemente editó en formato CD aquellos temas que formaban parte del Split junto a SADOMYSA [lanzado en formato digital en 2012], ahora bajo el nombre de “Necroblues” a través del sello Zann´s Music. 

El underground pesado local no para de crecer y generar espacios artísticos materializados en cada vez más bandas, esta vez agregando al cine, que jugó un papel fundamental. La vuelta a casa fue casi tan larga como la noche, pero con la satisfacción de haber estado donde teníamos que estar. Que se repita.

Fotos: gentileza de Ezequiel Álvarez y amigos.