TRUCKFIGHTERS @ Niceto Club

Fecha: Viernes 02 de noviembre de 2012.
Lugar: Niceto Club, Palermo, C.A.B.A. 
Invitados: Monster Coyote y Humo del Cairo. 


El trío stoner rock escandinavo pisó por vez primera suelo argentino para demostrar y justificar porque el ex Kyuss Josh Homme les tiró tantas flores. Una nueva fiesta de música independiente organizada por el ascendente sello Venado Records. 

Los suecos Truckfighters tenían como primer parada de la gira sudamericana a Buenos Aires, única presentación en el país antes de las siete programadas en Brasil. Aunque sin disco nuevo que promocionar [su último Lp “Manía” fue editado en 2009] y sin Pezo, el baterista habitual, en las inmediaciones de Niceto Vega y Humboldt podía sentirse las ansias y expectativas que había alrededor de este concierto. La edición del autobiográfico documental “Truckfighters [Fuzzometary]” fue noticia y el clima en la noche de la ciudad era digna de verano: ambas motivos favorecieron el contexto del evento. 


Luego de la presentación de los brasileros Monster Coyote, cerca de las 9.30 pm los locales Humo del Cairo se encontraron con una gran cantidad de asistentes con ganas de dejarse llevar por los efectos del rock grave y pesado. Desde su primer disco, “A Tiempo” fue la conexión inicial con el público. El trío sonó grande, fuerte y directo, con un set list ajustadísimo de 30 minutos que se arremangó los pantalones y se metió en el barro para “Tierra del Rey”, luego despegó del piso entre paisajes y hierbas con “El Alba A y B” y finalmente aterrizó con “Cauce”. Un lindo viaje para los Humo del Cairo que están cerrando un 2012 de muy buena cosecha. ¿Dónde hay que firmar? Morón is a dying whore. 


Una vieja remera de AC/DC con la portada de “High Voltage” destacaba al rubio Oskar Cedermalm [A.K.A Ozo], cantante y bajista de Truckfkghters de sus pares Niklas Källgren [Dango] y Danne McKenzie [Mc-Kenzo], guitarrista y baterista respectivamente, quienes enseñaron sus torsos como respuesta al sofocante calor de Niceto. El riffero “Desert Cruiser”, extraído del primer Lp “Gravity X” [2005], fue de la partida pasadas las 10.30 pm; abajo, en el pit, las cabezas y los cuerpos se unían y multiplicaban para la génesis del primer pogo de la noche. Los amplificadores ya supuraban brea, por eso la sensación de que la banda había comenzado ganando la primera mano desde los camarines fue clara: los graves y su onda expansiva atravesaron todo límite. La intro de “Last Curfew” trajo algo de calma, pero no iba a durar demasiado. Los disparos percusivos ejecutados por el tatuado Mc-Kenzo se aferraban y confundían al ritmo cardíaco, mientras que las cuerdas gordas empastaban bocas desde el aire, formando una nebulosa entre los rostros de los testigos. Dango, el violero, de impecable estado físico, parecía estar realmente colocado por el rock porque no dejó de saltar, hacer gestos y moverse, elevando sus dotes de showman hasta enfrentarse cara a cara con los pibes que estaban contra la valla.


“Majestic” y “Kickdown” fueron aplanadoras mentales en clave fuzz no aptas para el oyente promedio; eran tres, pero parecían mil. El alto volumen absorbió energías en grandes dosis, pero esto no pareció afectarles en absoluto a estos suecos que viven girando en la ruta, cuando decidieron retornar para los bises con “Mexico” y definitivamente tachar a Buenos Aires de su grilla con “In Search of (the)”. Antes de la retirada, Ozo lanzó su bajo y micrófono a un público que brindó una tremenda respuesta en cada uno de los 75 minutos que duró el concierto. ¿Son los Truckfighters la mejor banda en vivo del mundo? No lo puedo asegurar, pero el zumbido en los oídos y las esquirlas post show todavía no se fueron. Muy bueno.
________________________________

http://www.truckfighters.com
http://monstercoyote.bandcamp.com
http://www.humodelcairo.com.ar
http://venadorecords.com
________________________________

Fotos por Celeste Riveros.