SATAN DEALERS PRESENTANDO CANCIONES PARA DESERTAR

Fecha: Sábado 25 de Agosto de 2012.
Lugar: Salón Pueyrredón, Capital Federal.
Bandas invitadas: La Fede Kleyn.

 Adrián Outeda al frente de los Satan Dealers.

Los tiempos han cambiado mucho. En tan sólo diez años, los avances en la tecnología modificaron seriamente las costumbres y comportamientos de las personas. Ir a la disquería, comprar un disco, mirar el librito, sentir ese olorcito especial, ir a ver un grupo de rock y no saber que va a pasar...en fin, se ha perdido todo eso. La tragedia de Cromagnon, sin duda, trajo sus consecuencias también. Sin embargo, grupos como Satan Dealers, que vienen tocando hace 13 años en el circuito underground, no paran e intentan mantener intacta la esencia de aquellos años con el apoyo del sello Scatter y el boca en boca, como estandartes. El espacio de la comunidad contracultural del Salón Pueyrredón les sienta muy bien, por eso nuevamente fue el lugar ideal para celebrar la salida de su cuarto disco de estudio “Canciones para desertar”.

Con la nueva “Hombre en su memoria”, tema conocido entre sus seguidores ya que lo venían tocando en sus presentaciones anteriores a modo de adelanto, los comandados por Adrián Outeda iniciaron el encuentro rockero pasadas las 23 hs ante una muy buena cantidad de público que se acercó a pesar ese frío húmedo de río que frecuenta en Buenos Aires. De repente, de la nada y con el show en pañales, un pibe desde la muchedumbre gritó una boludez que molestó a Outeda, quien intercambios verbales, miradas y gestos mediante, se bajó del escenario para ir a buscarlo. Entre algunos forcejeos, el show estuvo detenido unos minutos y la cosa, por suerte, no pasó a mayores.

De a poco, todo volvió a la normalidad a la hora de “No afines puntería” con toda su pasta hitera y “No hay Amigos en este Tren”. El vocalista anunció el arribo al escenario de “un amigo de la banda”, refiriéndose a Julián “Chuly” Poggiese [también supo tocar el bajo en Fun People por muchos años] quien se calzó una viola para recordar los viejos tiempos del Ep “Roaming Songs”, pasando obviamente por “Dressed with No Shoes”, otro de los puntos altos del repertorio de los Dealers. A continuación, una catarata de canciones para desertar bajo los nombres de “Marea alta”, “Detrás del sol” y “Eludir el viento” retomaron la senda de un sonido cercano a “El Ardor de los Perfumes Prohibidos”: rock filoso con melodías en castellano, honestidad y actitud hazlo tú mismo; esos parecen ser los ingredientes de la fórmula que guía a los Satan Dealers. “Se Paraliza en Mí” y su estribillo memorable anticipó el eminente final del concierto, donde hubo lugar para que Adrián Outeda volviera a dirigirse a los presentes “pido disculpas por el incidente, yo no soy así. Gracias por venir”. Como no podía ser de otra manera, la audiencia apoyó con aplausos este nuevo paso de la banda que cerró con otro estreno, “La espina en el Paladar”. 

El rock, la autogestión y el no detenerse nunca a pesar de las adversidades, volvieron a mostrar el camino, un camino distinto a los demás, una forma de vida. Agradecido por haber sido testigo, una vez más. 

_______________________________________________

_______________________________________________

Fotos por Vuelvo a Cero Fotografia de Patricia Domenianni 
 www.fotosvuelvoacero.com.ar
info@fotosvuelvoacero.com.ar
_______________________________________________