Música para volar Vol. II

En esta entrega te recomendamos tres viajes diferentes en la historia de la música para abrir la cabeza y expandir los sentidos. Hay vida mas allá del rock pesado. 


THE ABBYSSINIANS “Satta Massagana” [Hearbeat, 1976]


 Este trio de reggae roots jamaiquino es uno de los más veteranos aún en actividad. El mensaje desde sus comienzos fue propagar la filosofía de vida rastafari, desde una pequeña y sufrida isla sometida históricamente al esclavismo capitalista inglés. Este primer disco es un documento único e imprescindible para aprender y comprender el contexto social en aquellos sangrientos años. Su mejor arma para combatir las injusticias del mundo fue y será la música, cabeza a cabeza con el gran Bob Marley y sus Wailers. Un clásico. 

_________________________

_________________________



CONJURE ONE “Conjure One” [Nettwerk, 2002].


Rhys Fulber dejó a los electrónicos Front Line Assembly a mediados de los 90’s para formar su proyecto solista. Desde Vancouver, Canadá, debutó en 2002 con el homónimo Conjure One, un trabajo exquisito y volador, con un gran gusto por las atmósferas y climas downtempo. Mientras Fulber fue y es el cerebro de la máquina, diversas cantantes desfilaron por los tracks de este disco, una de ellas fue Sinead O’Connor interpretando “Tears from the Moon” cover de los geniales Lunascape de Bélgica. 
_______________________

_______________________



ION “Immaculada” [Equilibrium Music, 2010].


 El bajista irlandés Duncan Patterson formó ION luego de abandonar Antimatter en 2005, grupo que formó con Mick Moss tras su alejamiento de Anathema. “Immaculada” es el segundo trabajo de ION, que cuenta con la participación de féminas voces góticas como Vic Anselmo, Viola del dúo italiano All My Faith Lost, Lisa Cuthbert y la argentina Laura Santos. Música para relajarse y escuchar con auriculares sin distracción. Imperdible.

________________________________
________________________________