POSEIDÓTICA @ Niceto Club

Fecha: 21 de octubre de 2011.
Soportes: Klauss y Violentango.
Lugar: Niceto Club, Palermo, Buenos Aires.



Amén del uso de sintetizadores, disparadores visuales de psicodelia pura y que la limaron con un concepto retrofuturista y de cienca ficción, la música de Poseidódica es sanguínea, visceral, orgánica y emotiva en tiempos donde creemos que todas las respuestas y verdades absolutas están en Google y Wikipedia. La teletransportación a dimensiones no exploradas es la consecuencia del trabajo de hormiga de muchos años en el underground, sosteniendo una idea clara de libertad artística despojada de divismos mainstream, pero con las ambiciones bien altas de perseguir sueños hasta despertar. Como estaba planeado, cerca de las 23hs, el cuarteto instrumental sumó a Ernesto Romeo de Klauss para dar inicio a su primer parte del set con Elevación y La Resistencia, introduciéndonos en su nuevo y tercer trabajo Crónicas del Futuro, sucesor de La distancia, editado en 2008; además presentaron al [¿ex?] batero de Los Natas, Walter Broide, como miembro estable de la banda. 



De punta a punta recorrieron las nueve canciones del álbum, proyecciones lisérgicas mediante, montando una experiencia poco habitual entre los exponentes locales. La ruterísima Dimensión Vulcano y Alunizar cerraron las nuevas crónicas con la bienvenida de cientos de presentes que se atrincheraron en Niceto Club para unirse al trance sonoro. Mientras pensaba y repensaba en tomar referentes internacionales como Mogwai, Red Sparowes, Pelican o Karma to Burn para poder definir la propuesta de Poseidótica, hallé la gran virtud del grupo: alejadísimos de la estructura convencional de la canción, logran desafiar al receptor a expander la creatividad, la búsqueda y el vuelo místico. El tango en clave post rock de los invitados de Violentango acertó en el blanco a la hora de Superastor, mientras que Tiempo y Espacio y luego La Distancia, redondearon una presentación exquisita. La histeria que propone el rock bussiness, y sobre todo el argentino, no hace más que destacar e inmortalizar a grupos como Poseidótica. Serán monstruos para las próximas generaciones cuando ya no estén sobre la Tierra. Una crónica del futuro.






Fotos por Devil Darko.