SOUTH AMERICAN SLUDGE @ Teatro Colegiales

Fecha: 11 de junio de 2011.
Lugar: Teatro Colegiales.
Bandas: Sick Porky, Los Deloreans, Bestiario, Astafix [Brasil], Avernal, Hielo Negro [Chile], Banda de la Muerte, Dragonauta, Guachass [Uruguay] y Los Natas.

Stoner. Doom. Sludge. Términos extraños, rótulos musicales hijos del Heavy Metal. Desconocidos para muchos, un estilo de vida para otros. El Black Sabbath de los 70’s fue tan maldito e influyente que los surcos de sus huellas calaron bien hondo en este South American Sludge, un festival de bandas sudamericanas militantes del género en la ciudad. Si, leyeron bien. En esta ciudad.


Los festivales, por lo general, tienen dos caras. Una positiva, porque se unen fuerzas y propuestas diferentes que, indudablemente, hace que la movida crezca. Pero por otro, son tantos los grupos desde tan temprano que se hace casi imposible ver a todos y llegar medianamente consciente para el final. Mi llegada al Teatro De Colegiales coincidió con Muerte Y Destrucción, en la agonía del set de Dragonauta. Una lástima, me hubiese gustado verlos desde el comienzo. Hace tiempo que vengo diciendo que van derecho a convertirse en un clásico de culto. La inclusión del Topo Armetta fue un gran acierto y suenan jodidamente pesados. La vieja escuela en pleno 2011. 

Desde Quilmes, Avernal fue la próxima atracción, la propuesta mas extrema del festival. Vienen tocando hace muchos años en la escena, siguen sacando discos, innovando, agregando nuevos tintes a su música y están mas profesionales que nunca. Presentaron Éxodo, tema que estará en el próximo trabajo de la banda El Réquiem De Los Rebeldes, según palabras de Cristian R, frontman del grupo. Cerraron con el rockerísimo El Sangriento dejando una muy buena imagen ante los presentes. Death n’ roll desde el conurbano.

La extensa grilla incluía a los chilenos Hielo Negro, pero las cenizas del volcán Puyehue no cesaron y trajo aparejado la clausura preventiva de los aeropuertos nacionales y la ausencia de la banda trasandina. 


La sorpresa de la noche estuvo a cargo de Guachass, cuarteto uruguayo que tiene la particularidad de contar con dos chicas en su line-up: Camila G. Jettar y Mariana G. Deus, vocalista y violera, respectivamente. Rock n’ roll sucio en la vena de sus pares Motosierra, stoner rock, actitud punk y zapadas de blues narcótico que me hicieron acordar a Nebula, encierran la propuesta de este interesante proyecto. La gente mostró mucho respeto y se fueron muy aplaudidas. 


Cerca de las 22hs, el trío Stoner Rock argentino que se animó a cruzar las fronteras y hoy es la punta de lanza sudamericana de esta movida que comenzó hace mas de 15 años, fue al frente ante muchísima gente que copó el Teatro para ver la única presentación del grupo este año en Argentina. Los espera un tour con los reunidos Kyuss y además, Sergio Ch., su líder, estará abocado a su proyecto paralelo, Ararat. Hoy, en un concierto de Los Natas hay pogo y hasta cantitos futboleros: se nota el recambio generacional y musical en el público. Hoy, ya no hace falta ser devoto de Black Sabbath, Kyuss y Pink Floyd para entender que tratan de transmitir. Difícil de imaginar hace 5 años atrás. Por esto, Los Natas logran despegarse del resto. Su último disco El Nuevo Orden De La Libertad tiene mucho que ver con este fenómeno. Sonaron desde el inicio Las Campanadas, pasando por Amanecer Blanco y El Bolsero, la emotiva Tufi Meme y Rutation desde el desierto de la Ciudad De Brahman [mi disco favorito] y la buenísima reversión del viejo Soma. Para el final, dejaron el clásico Meteoro 2028 y Patas De Elefante, si mi memoria no me traiciona.

Una gran jornada rockera, sin dudas. Quisiera extender mi respeto y felicitaciones a todos los que trabajan duro día a día para lograr sus sueños y este South American Sludge, fue para muchos, uno de ellos.

Fotos por Jorge Noro.