MESHUGGAH - Obzen

Pasaron 3 años de la edición de “Catch 33”, aquel trabajo parido bajo composiciones en una suerte de chapters que generaban climas realmente caóticos y además, la experimentación de utilizar las partes de batería de manera programada. Para este nuevo trabajo, el histórico Tomas Haake vuelve a hacerse cargo de la batería, con el arduo objetivo de darle motricidad a los engranajes de Meshuggah. Varios conceptos habría que revisar para entender a esta máquina sueca: precisión, técnica, asimetría, caos, experimentación, innovación y podría seguir hasta mañana. El comienzo thrasher de “Combustion” da paso a un sin fín de riffs opresivos ,hipnóticos, matemáticos, secos, llenos de groove sumado al inconfundible registro vocal de Jens Kidman y las violas de 8 cuerdas que te vuelan el cerebro. “Obzen”, sin duda, es la progresión natural del Ep “I” y “Catch 33” y por cierto, es la confirmación de dos grandes teorías: primero, lograron patentar una identidad propia, son influencia de miles de grupos. Segundo, son los maestros en esto de escapar a los patrones del 4/4 en el metal, les sale de taquito. Préstenle atención a temas como “Lethargica”, “Pravus” o al mismísimo track que le da título al sexto LP de los suecos Meshuggah, por nombrar sólo algunos, para corroborar lo dicho en las anteriores líneas. Terriblemente adictivo, retorcido y pesado. De lo mejor del año.