BRUJERIA + KRISIUN @ El Teatro de Flores

Nuevamente las visitas internacionales nos citaban en la avenida Rivadavia al 7800 en una muy buena fecha para cerrar un año fructífero en cuanto a metal extremo respecta. Llegué temprano al Teatro, cuando el sol todavía pegaba en la tarde del barrio de Flores. La parte de arriba no estaba habilitada por lo cual supuse que la convocatoria no sería la ideal, y así finalmente fue. Esto se puede deber a dos motivos: la cantidad de bandas que vinieron este año, muy seguidos unas de otras o que las bandas principales no hayan interesado en demasía al público del metal a esta altura del año. Krisiun venía por segunda vez a nuestro país en menos de un año (la anterior había sido en abril junto a Testament) mientras que Brujería aterrizaba por tercera vez y hace 7 años que no sacan un disco. En fin, la primera banda que aprecié fue Claustrofobia, un cuarteto Death Metal brasileño con letras en inglés que se plantó en el escenario ante un público respetuoso. El sonido en un principio no fue el mejor, pero con el correr de los temas se fue acomodando. Creo que la influencia de Sepultura en todos los grupos pesados cariocas está presente consciente o inconscientemente, pero está. Si hasta el bajista tenia un aire a Paulo Pinto!!! Llegando al final de su set, se cortó abruptamente la luz en el Teatro dejando a los muchachos en penumbras durante 5 minutos. Cuando volvió todo a la normalidad, se despidieron y agradecieron al público argentino que aceptó y aplaudió su propuesta. Con un verborragico Alex Camargo al frente, Krisiun estaba en el escenario con una presencia escénica temible. La contextura física del mismísimo Camargo y Moyses Kolesne, el violero, sumado a sus largas cabelleras y líricas satánicas, enmarcan el gran sonido de esta banda de Brasil que ha conseguido un prestigio internacional envidiable para cualquier banda latinoamericana. Amén de lo tremendamente inhumano y bestial de la performance del baterista Max Kolesne, que seguramente se ubica entre los mejores de su estilo. Mucho más técnicos y brutales que sus pares de Claustrofobia, repasaron temas de casi todos sus discos durante 45 minutos donde sonaron “King Of Killing”, “Bloodcraft”, “Slain Fate”, entre otros y cerraron con “In League With Satan”. Lluvia de aplausos y cuernitos al cielo para una nueva presentación de Krisiun en nuestro país. Finalmente, el acto principal, los mexicanos zapatistas de Brujería que volvían a tener en sus filas a Jeff Walker en el bajo, Shane Embury en guitarra, Juan Brujo y Fantasma en voces (curiosamente Pinche Peach no fue de la partida) y presentaron al nuevo baterista Adrian Erlandsson (ex At The Gates, The Haunted, Cradle Of Filth) bajo el nombre de El Podrido. Creo que Brujería sonó mejor que en sus anteriores presentaciones en nuestro país, pero sigo sosteniendo que Juan Brujo está a años luz de lo que alguna vez plasmó en sus discos. Es mas showman y morisqueta que otra cosa, y Fantasma fue quién puso el pecho y se llevó por delante a la audiencia argentina. Sonaron “Brujerizmo”, “Vayan Sin Miedo”, “Cristo De La Roca”, “El Castigo Del Brujo”, “Colas De Ratas”, “La Traición”, “El Desmadre”, entre otros himnos de guerra y odas a la marihuana que ya nos tenían acostumbrados. Hubo tiempo para un tema nuevo “El Debilador”, que nos adelantó lo supuestamente nuevo de la banda. A esa altura me daba la sensación que Brujería es una banda conocida aquí en el ambiente (cantidad enorme de remeras por todos lados) pero que la magia, el chiste, o como quieran llamarlo ya se ha ido de este grupo. ¿A cuántos les sigue causando gracia los pasitos que Juan Brujo practica en el escenario? Supongo que la esencia se perdió en algún punto pero los muchachos sigue insistiendo con las misma formula desde hace ya 15 años. Para los bises, creo que dejaron lo mejor de su repertorio: “Consejos Narcos”, “Pito Wilson”, “División Del Norte” y cerraron con el clásico del primer disco “Matando Gueros”.
Y así fue nomás, una linda fecha para cerrar un calendario muy bueno para el público del metal y acá estaremos, ansiosos, para las nuevas visitas del año entrante.

N del R: Una vez más quiero agradecerles a Maxi Buccino y a Lucia Chiarenza por la acreditación al show.