NAPALM DEATH @ El Teatro de Flores

Los ingleses, veteranos y creadores del Grindcore, Napalm Death, se presentaban por segunda vez en Buenos Aires como parte de la gira sudamericana para promocionar su último disco Smear Campaing. Todavía era de día cuando llegué al Teatro De Flores y un puñado de almas se amontonaban en la vallas mientras otros miraban la feria de Icarus cerca de las 19hs, cuando Cerdo subió al escenario para mostrar una propuesta de Metal extremo combinando voces podridas y melódicas en la búsqueda constante del estribillo, con algunos toques de Sepultura y riffs maidenescos del Death Melódico. Terminaron de redondear a dónde quieren apuntar con “Pinball Map” de In Flames, desconocida para la mayoría. Estuvieron bien. El próximo turno fue para Dragonauta, la banda “diferente” de la grilla que presentaba nueva formación. Los chicos optaron por salir con los tapones de punta, con un set bien directo y metálico, dejando los temas enroscados y progresivos de lado. Tremendo sonido de las violas que invitaron al headbanging de los presentes. El momento de mayor esplendor fue cuando Federico Wolman, el cantante, anunció irónicamente que tocaban un cover de Soda Stereo y salen con “Revolucion Luciferiana”, para pegarle “Trasmutado” y terminar con “El Festin”. Muy buena respuesta del público, se fueron calurosamente aplaudidos y superaron la prueba de fuego. Luego subirían a escena Psyclown, un cuarteto que desplegó un moderno Death Metal con voces guturales y chillidos black, sin demasiadas variantes y ausencia de solos, lo que hizo un tanto monótona su actuación. El público estaba ansioso por ver a los ingleses y les cerraron el telón de una, sin tiempo a despedirse. Rondando las 21.45hs y ante aproximadamente unas 800 personas (la parte de arriba del teatro no estaba habilitada) el telón nuevamente se abrió pero esta vez los de Birmingham estaban del otro lado. Los cuernitos y los puños al cielo, Napalm Death estaba sobre las tablas. Mientras se acomodaban sus respectivos instrumentos, sonaba la intro “Weltschmerz” y , una vez listos, abrieron con “Skin Fast Lets Go”, primer y segundo tema respectivamente de su último trabajo Smear Campaing, un disco basado en la religión y el pensamiento de las personas según comentó al público Mark “Barney” Greenway, minutos más tarde. El sonido fue de-mo-le-dor. La guitarra de Mitch Harris y el bajo super saturado y distorsionado de Shane Embury te volaban la peluca, pero quien se llevó todos los aplausos fue Greenway, que se movía constantemente, parecía epiléptico y dejo la voz en cada tema como si fuese el último. Fue el puente entre la banda y los fanáticos, se mostró de muy buen humor y dijo algunas típicas palabras en español, agradeciendo la presencia de aquellos. Durante la hora y cuarto de show, Napalm Death tiró toda la artilleria pesada demostrando porque influyeron a infinitos grupos durante 26 años de trayectoria. Repasaron temas de sus últimos trabajos, empapados de ese mix de condimentos grind, crust y actitud punk y también hubo tiempo para el clásico “Scum”, del primer disco allá por 1987, uno de los mas festejados; “You Suffer”, una seguidilla de primigenias composiciones que no superaban el minuto de duración y hasta le sumaron una versión super extrema e irreconocible de “Nazi Punks Fuck Off” de Dead Kennedys para redondear un show memorable. Reconozco que esperaba que tocaran “The Greed Killing”, una de mis favoritas, pero de todas maneras llenó y superó mis expectativas. Muy bueno. Histórico.

N.de R: Agradezco infinitamente a Maximiliano Buccino y Lucia Chiarenza de 4G por la acreditacion al show.

http://www.napalmdeath.org/