JESUSMARTYR @ Locomondo Bar

Fecha: 07-09-2007
Lugar: Locomondo Bar, Ramos Mejia, Buenos Aires
Bandas: Jesusmartyr, In Blood y Mortual.

Después de 6 meses de helada sobre Buenos Aires, por fin asistíamos a un concierto de rock en remera y bermudas. Cerca de las 22hs de una linda noche y ante un buen numero de presentes los encargados de romper el hielo fueron los Mortual, quinteto oriundo del Oeste que esta haciendo sus primeras armas en el circuito presentando un predominante Metal noventoso con pinceladas extremas Death y Black, en menor medida. Pasajes con blast beats, voces gritonas sin llegar a lo gutural y dos violeros que escupían riffs saltarines y oscuros a la vez, enmarcan una buena propuesta con ideas y actitud. Cerraron su presentación con “Troops Of Doom”, un viejo clásico de Sepultura que la mitad de los asistentes que la reconoció, la disfruto. Son jóvenes y aun se los nota algo verdes sobre las tablas pero me dejaron una muy buena impresión. Tienen futuro. El turno siguiente era para In Blood, un cuarteto más cercano al Nu Metal, prácticamente ausencia de solos y un cantante que parecía epiléptico por sus movimientos. Arrancaron bien arriba con mucho poder gracias a la versión de “Walk” de Pantera (cliché del metal para levantar al público) pero luego el show fue decayendo a medida que se sucedían los temas, ni siquiera “Bloodline” de Slayer pudo inclinar la balanza. Para redondear una performance poco memorable, el vocalista termino tendido en el suelo a causa de un golpe que el mismo se dio o vaya a saber porque y tuvieron que cortar el set ahí mismo. Una pena.
El domingo asomaba la cabeza cuando Jesusmartyr se planto en escena para presentar su reciente trabajo “The Black Waters” y a su nuevo baterista Federico Segovia. El cuarteto devenido trío (Martín Furia se erradico en Bélgica pero aun pertenece al grupo) repaso temas de todas sus épocas, donde sonaron “Next Biological Crisis”, “Carnivore”, “Fire To Burn”, “Domino Fall”, “African Tour”, entre otras y unas cuantas nuevas como “Moonvalley”, “Breathless” y “Seed Of Evil”. El gran despliegue del guitarrista Sebastián Barrionuevo y el alto volumen de su instrumento hicieron que casi casi no se notara la ausencia de Furia y Bruno Nasute puso el pecho y la garganta al frente demostrando el terrible poderío de una banda extrema injustamente incomprendida por muchos. El headbanging y los calurosos aplausos del publico como fiel reflejo de lo que Jesusmatyr transmitía en el, enmarcaron una noche impresionante, donde no tuvieron mejor idea que despedirse con “Tiempos Violentos” desde el no menos impresionante “Sudamerican Porno”.
Jesusmartyr retoma nuevamente la ruta y los espera una buena gira europea. A mi entender, una de las mejores bandas extremas del país que, lamentablemente, no muchos comprendieron. Peor para ellos, mejor para nosotros. Brutal y contundente.