BAD RELIGION - New Maps of Hell

Los californianos ya se convirtieron hace rato en una especie de AC/DC o Motorhead del Hardcore Punk melódico editando el mismo disco una y otra vez. Nuevamente presentándose como sexteto y con la misma formación de “The Empire Strike First”, la receta ya es conocida por demás: velocidad, melodía, coros memorables, letras en contra del gobierno, algún hit medio tiempo (“Honest Goodbye”) y sin duda el enorme talento que los distingue de las malas copias que infectaron la tierra gracias a trabajos como “Suffer” o “Punk In Drublic” de Nofx, otro gigante del genero. A esta altura, me da la sensación que están comodísimos en su casa Epitaph (propiedad del mismísimo Brett Gurewitz), que las canciones les salen de taquito y que ganan por afano en cualquier cancha (alguien dijo ¿Quilmes Rock?). Entonces, ¿para que cambiar? Después de escuchar “New Dark Ages”, “Before You Die” o el cierre con “Fields Of Mars”, aun me siguen emocionando y creo que estamos ante el mejor disco de Bad Religion desde “No Susbtance”. Un nuevo himno punk. 


Nota: Haciendo la review de este disco, casi sin quererlo, se me aparecieron imágenes de aquella fecha en River del Quilmes rock. La postal de Greg Graffin despidiéndose del escaso publico cerca de las 18hs; las caras indignadas de los chicos por no poder haber visto, algunos por primera vez, a una leyenda del punk mundial. La bronca de muchos que queríamos volver a verlos y de pronto, enterarnos que el show ya había terminado. La ilusión se hacia pedazos gracias a los sujetos que supuestamente organizaban el evento. Sin desmerecer a los demás grupos, ¿con que cara salio A77aque al escenario después de Bad Religion? Gracias Quilmes por hacer que una banda con 20 años de trayectoria, que escribió las páginas del punk toque mientras el sol daba en el césped del monumental y miles de personas se quedaran con las manos vacías. Gracias